Breves
El ministro de Industria Ramiro Caballero fue consultado por Radio Nacional Ushuaia sobre la polémica desatada en torno a la flexibilización del acuerdo entre UOM y AFARTE, firmado el 13 de noviembre, por el cual se congelaron por dos años las paritarias a cambio de mantener el plantel de personal efectivo.
El ministro de Industria Ramiro Caballero fue consultado por Radio Nacional Ushuaia sobre la polémica desatada en torno a la flexibilización del acuerdo entre UOM y AFARTE, firmado el 13 de noviembre, por el cual se congelaron por dos años las paritarias a cambio de mantener el plantel de personal efectivo.

“Si una persona se jubila o renuncia, no encuentro obligatoriedad de cubrir la vacante”

El Ministro de Industria prevé mantener conversaciones con el titular de AFARTE Federico Hellemeyer sobre la adenda al acuerdo del 13 de noviembre, por la cual no se cubrirán las vacantes por retiro voluntario hasta 2019. Dijo no tener el detalle porque se trata de un acuerdo entre partes, que no se debatió en el encuentro con el ministro de Producción Dante Sica. Igualmente, opinó que si un trabajador se jubila o renuncia, no ve obligatoriedad para que se cubra esa vacante producida. Por otra parte, el titular de AFARTE Federico Hellemeyer, ratificó la flexibilización de las condiciones.

Río Grande.- El ministro de Industria Ramiro Caballero fue consultado por Radio Nacional Ushuaia sobre la polémica desatada en torno a la flexibilización del acuerdo entre UOM y AFARTE, firmado el 13 de noviembre, por el cual se congelaron por dos años las paritarias a cambio de mantener el plantel de personal efectivo.

Ayer Federico Hellemeyer, titular de AFARTE, aseguró que hubo cambios en las condiciones y no se ocuparán las vacantes que se generen por retiro voluntario, que hasta ahora era obligatorio cubrir para mantener la misma cantidad de personal empleado.

En principio Caballero explicó que en la reunión con el ministro Dante Sica se plantearon seis puntos por parte del gobierno, que apuntan “a mejorar la situación del sector industrial, la competitividad, el acceso a los productos fomentando el consumo. Además se conoció el nuevo acuerdo firmado entre AFARTE y UOM, previo al encuentro que mantuvieron en el Ministerio de Producción de la Nación. Este es un acuerdo entre partes y ese día ellos estaban conversando. El martes por la mañana habían tenido reuniones y entiendo que el lunes también. Me parece importante que ambas partes puedan encontrar un punto de colaboración y apoyo a los trabajadores, porque todos entendemos que el esfuerzo hay que hacerlo. La economía de Argentina está compleja, y este tipo de acuerdos que se han llevado adelante me parece que son satisfactorios para el contexto en general”, señaló.

Cabe recordar que Hellemeyer habló de un cambio en las condiciones anteriores respecto de la cobertura de vacantes por retiro voluntario, que no se realizaría de inmediato, sino que habría un plazo hasta el 31 de marzo de 2019, lo que implica una reducción del plantel de efectivos y PPD en este lapso. “Eso lo leí, no he hablado con Federico y me voy a ocupar de hablarlo con él. En realidad en la reunión que tuvimos todos el martes en el Ministerio de Producción con Dante Sica, los sindicatos y obviamente la gobernadora, el tema era tratar el avance de los compromisos asumidos por parte de todos los actores. El 13 de noviembre de 2017 se habían firmado dos acuerdos: uno entre la UOM y AFARTE, donde establecían condiciones por dos años -del congelamiento salarial a cambio de sostener el plantel de efectivos- y otro fue el acuerdo que firmó el gobierno de la provincia, la nación, las empresas y el sindicato, para trabajar por la competitividad y hacer un esfuerzo para mejorar las producciones futuras. A partir de ahí quedamos en lograr nuevos encuentros, porque es el reclamo que la gobernadora había hecho y, de noviembre pasado a la fecha, recién ahora nos pudimos reunir. Me parece que pasó demasiado tiempo y la gobernadora no sólo insistió en propuestas que elevamos en su momento sino que ahora las superó, con un proyecto que elevó al Ejecutivo nacional”, dijo.

“Esto que dice Federico Hellemeyer no fue tratado en la reunión con nación y me voy a ocupar de hablarlo, porque no creo que cambie una condición, o por lo menos no estoy viendo cuál sería la que está diciendo. Este es un tema entre partes, pero el acuerdo claramente dice que tiene que permanecer la misma cantidad de trabajadores efectivos y PPD que había al 13 de noviembre pasado. Es lo que acordaron UOM y AFARTE. También el acuerdo aclara que por circunstancias particulares o en todo caso cambio de contexto abrupto que lo justifique, o por cuestiones disciplinarias, la empresa no estaría obligada a cubrir la vacante. Si una persona no cumple con su trabajo puede ser cesanteada, despedida o lo que fuere. Yo no me voy a poner a discutir si hay que cubrir o no esa vacante, porque son las partes las que tienen que hacerlo. Lo que está diciendo Federico será un acuerdo que han hecho a partir de ahora, con esta nueva particularidad”, barajó.

“Puede ser que hayan pactado otros términos del acuerdo, pero no es algo que yo haya tratado. Lo que puedo decir es que el acuerdo firme es el del 13 de noviembre pero, si una persona se jubila o renuncia a su trabajo, no encuentro que haya obligatoriedad de cubrir la vacante”, opinó, dentro de lo cual encuadrarían los retiros voluntarios, donde el trabajador renuncia y acuerda un pago.

“Lo que quedó claro en la reunión del martes es que la cantidad de trabajadores al 13 de noviembre debe ser la misma. El sindicato dijo que se está cumpliendo y la preocupación que tenía el gobierno de la provincia era si se iba a poder seguir cumpliendo, en este contexto complejo donde se empezó a caer la demanda de productos. Las empresas se comprometieron a seguir sosteniendo los puestos de trabajo en los términos del acuerdo, y esperemos que lo cumplan”, concluyó.

 

 

Hellemeyer ratificó la flexibilización de las condiciones

 

El presidente de AFARTE, tras el desconocimiento de la UOM sobre las nuevas condiciones establecidas en el acuerdo firmado este martes con el sector empresario, ratificó que hubo cambios y se firmó “una adenda”, por la cual no hay obligatoriedad de cubrir las vacantes por retiros voluntarios. Las empresas tendrán “un plazo de gracia” hasta el 31 de marzo de 2019.

Si bien el secretario general de la UOM Oscar Martínez desmintió ayer la flexibilización del acuerdo firmado el 13 de noviembre pasado, respecto de la posibilidad de no cubrir las vacantes que se produzcan en este año por retiros voluntarios, el presidente de AFARTE ratificó sus manifestaciones y dio detalles de una “adenda” al acuerdo original.

Por Radio Nacional Ushuaia se le preguntó sobre estas interpretaciones disímiles del nuevo acuerdo firmado el martes y aclaró que “no se trata de un nuevo acuerdo. Tenemos el acuerdo del 13 de noviembre que se firmó por un lado entre el gobierno nacional, la UOM y las empresas; y por otro lado a nivel laboral entre la UOM de Río Grande y Ushuaia, que continúan vigentes. Lo que ocurre es que firmamos una especie de adenda, un documento con la UOM de Río Grande, donde se instrumentaron dos cosas: por un lado, se pone a disposición de los empleados un conjunto de adelantos de haberes del primer aguinaldo de 2019 y un préstamo de una determinada cantidad de dinero para los meses de agosto a noviembre. En diciembre no es tan necesario porque está el aguinaldo y el premio de fin de año. Pero en los meses previos es un paliativo para la pérdida del poder adquisitivo, porque la gente tiene los salarios congelados y la inflación creció mucho más de lo esperado”, explicó.

“Por otro lado, se generó un plazo de gracia (sic) por el cual, hasta marzo de 2019, las vacantes que se generen por la implementación de retiros voluntarios en Río Grande, pueden no ser cubiertas. Esto significa que, si la empresa quiere, las puede cubrir desde ya; pero puede tomarse hasta el 31 de marzo del año que viene para cubrirlas. Esto es algo muy puntual y pretende dar alguna herramienta alternativa a las empresas que se han visto en la necesidad de suspender personal”, sostuvo.

“Nos hemos encontrado con establecimientos donde los mismos trabajadores nos han dicho por qué suspender a todo el mundo, si hay una determinada cantidad de gente que está dispuesta a retirarse. En este caso, si pueden hacer un retiro voluntario parte de ellos, prefieren que dejen al resto trabajando todos los días. Para eso se implementó esto, que no es una flexibilización del acuerdo sino un plazo de gracia temporal, porque después en marzo la dotación se tiene que reponer como estaba a noviembre de 2017”, indicó.

Dijo que este plazo de gracia rige “a partir de la firma del acuerdo y hasta el 31 de marzo. El 1 de abril indefectiblemente tienen que cubrir las vacantes”.

Se le preguntó cuántos trabajadores podrían acogerse al retiro voluntario, dado que se trata de efectivos y, si no hay reposición de vacantes hasta el 1 de abril, caerá la grilla de personal: “No es una maniobra que se haya hecho con vistas a algo realmente dimensionado. Estamos hablando de casos puntuales de compañías que han tenido que recurrir a la suspensión, como Brightstar, que tuvo que ir a una suspensión, pero podría haber tenido esta alternativa”, dijo.

“No es algo que se vaya a dar en forma masiva, porque hay que cumplir una serie de formalidades previstas en el artículo 241 de la Ley de Contrato de Trabajo, sobre el acuerdo definitivo, donde hay una intervención de la autoridad pública, una homologación y demás”, apuntó sobre el procedimiento.

“No hay manera de estimar la cantidad, simplemente es buscar una alternativa para evitar la suspensión, que es una medida antipática y nadie quiere. Igualmente se puede avanzar en suspensiones y se avanzó en suspensiones en algunos casos, que no están reñidas con el acuerdo del 13 de noviembre. De hecho la suspensión, más allá de que el efecto sea negativo porque significa una reducción del salario con la consecuente reducción de horas, es una medida para cuidar el puesto de trabajo. La empresa suspende cuando no le queda otra, pero no quiere perder los puestos de trabajo. La suspensión es una medida por corto tiempo, porque nadie puede suspender por muchos meses”, concluyó.