Breves
La legisladora del bloque UCR Liliana Martínez Allende evaluó por Radio Universidad 93.5 el discurso del gobernador Melella, con aspectos a favor y una visión crítica de algunos puntos.
La legisladora del bloque UCR Liliana Martínez Allende evaluó por Radio Universidad 93.5 el discurso del gobernador Melella, con aspectos a favor y una visión crítica de algunos puntos.

“Si se cumple todo lo dicho vamos a tener un excelente año”

La legisladora del bloque radical hizo su evaluación del mensaje pronunciado ayer por el gobernador Melella y se mostró esperanzada por los anuncios de obra pública. Aseguró que el 2021 va a ser ‘un año excelente’ si se cumple con el compromiso asumido ante la Cámara. Fue crítica de la demora en la implementación del programa PROGRESO II, dado que la Legislatura lo aprobó en diciembre y la asistencia al sector privado “no se puede tomar vacaciones”, dijo. Confía en que a partir del anuncio sobre su continuidad se pueda acelerar el proceso de respuesta a la gran demanda de asistencia. No compartió las críticas de Melella al endeudamiento en dólares, dado que “gracias a los bonos tenemos el programa PROGRESO y se pueden realizar obras”, expresó. Asimismo, negó que Tierra del Fuego haya negociado la tasa más alta del país. Sobre la reforma constitucional, esperará el proyecto oficial pero advirtió que puede no ser el momento más propicio, porque “estamos en un año electoral”, si bien reconoció la necesidad de modificar, entre otras cosas, el largo período de transición de un gobierno a otro.

Río Grande.- La legisladora del bloque UCR Liliana Martínez Allende evaluó por Radio Universidad 93.5 el discurso del gobernador Melella, con aspectos a favor y una visión crítica de algunos puntos.

“Por un lado fue un discurso esperanzador, porque hizo mención de una gran cantidad de obras y temas relacionados con la gestión. Si se cumple todo lo que ha dicho en el discurso vamos a tener un excelente año. El gobernador pidió que tratáramos Terra Ignis, agradeció el acompañamiento en temas relacionados con la pandemia. El programa PROGRESO fue un proyecto del radicalismo que luego tomó el gobierno para poder ayudar al sector privado”, recordó.

Respecto del anuncio de la puesta en marcha del PROGRESO II, indicó que “nosotros lo aprobamos con el presupuesto el año pasado y con gran preocupación veíamos que estos dos meses estuvo todo bastante parado en lo relacionado con las ayudas. Creo que se le va a dar un nuevo impulso a partir de ahora, pero está aprobado desde diciembre. En varias oportunidades hemos reclamado que se pusiera en marcha nuevamente el programa, porque hay mucha gente que el año pasado recurrió al PROGRESO  y no se puede cortar. El Estado viene acompañando con ciertas acciones y no se puede tomar vacaciones. Esto debe continuar para que las personas que sufrieron la pérdida de trabajo o recién se han reactivado en verano, se puedan reponer porque el año pasado no pudieron trabajar. Cada sector tiene su particularidad y requiere de mucha atención de parte del Estado”, dijo.

“Obviamente estamos preocupados porque hay gente que no trabajó desde el 13 de marzo cuando entramos en cuarentena, y a pesar de que levantó un poco la actividad no se han podido reponer. Para nosotros es muy importante que el gobierno continúe brindando herramientas al sector privado, porque esto redunda en puestos de trabajo, que es lo que más nos preocupa. Si se deja de asistir al sector privado vamos a tener inconvenientes con los puestos de trabajo”, advirtió.

Apuntó que se invirtieron más de 700 millones según dijo el gobernador y, con la reformulación del programa, “nosotros le sacamos utilidades al banco y se las pusimos al Ministerio de Producción, así que el programa tiene más fondos. Justamente porque el banco Tierra del Fuego se tiene que regir por normativa del Banco Central, no puede ser tan flexible, recurrimos al Ministerio de Producción y al área de Turismo para que sean ellos los que proporcionen las ayudas económicas, siempre con las rendiciones del caso”.

 

Críticas al endeudamiento

 

Por un lado se le preguntó si conocen cuánto se ha gastado de los fondos de los bonos, y señaló que no tienen información pero “ya comienzan las actividades en las comisiones y la posibilidad de pedir explicaciones al gobierno sobre qué se ha gastado. Para nosotros es muy importante mantener claro cuántos fondos hay de los bonos, porque autorizamos obras y también necesitamos saber en qué estado están. Dentro de dos meses ya vamos a estar en veda invernal y no le vamos a poder dar continuidad, por eso tenemos que saber en qué etapa están, qué se ha pagado, para tener la certeza de que se están pagando. Hay obras fundamentales para las tres ciudades y hay una preocupación por parte de la Legislatura por la situación de las escuelas. Sabemos que lo está manejando Obras Públicas, pero hemos escuchado quejas de padres y docentes que dicen que no están en condiciones para dar inicio a las clases”.

“Justamente todo el año pasado no hubo actividad y pensamos que en septiembre se podían reanudar las clases presenciales. Esto no se pudo hacer en todo el año y ya estamos en marzo. Sería un pecado que las escuelas no estén en condiciones para comenzar el ciclo lectivo. Si es como se dice, el gobierno tiene que hacer un mea culpa muy serio, porque se ha perdido tiempo valioso para poner las escuelas en condiciones para el momento de retomar la presencialidad. Esto lo vamos a poder saber esta semana”, estimó.

En defensa del endeudamiento que criticó Melella, expresó que “son fondos que tiene la provincia disponibles para hacer obras. Si no tuviese esos fondos, no hubiera sido posible el PROGRESO ni las obras que están planteadas. Por un lado se queja pero por otro lado son los fondos que hay para hacer obras y para el plan PROGRESO que fue fundamental el año pasado y la provincia lo vuelve a tener este año, porque la situación económica del privado no ha mejorado. Todavía no hay turismo y, si no tuviésemos esos fondos, no habría dinero para obras ni para atender estas situaciones. Entiendo que el gobernador está en tratativas para poder mejorar las condiciones, no es verdad que sea la provincia que tiene mayor tasa de interés, porque hay provincias como Salta y otras que se endeudaron en dólares y no tienen tan buenas condiciones como las que logramos nosotros, a partir del cumplimiento del bono Albatros. Teniendo esa base, la provincia logró mejores condiciones que otras”, afirmó.

“Puede ser que no sea tan fácil la negociación y a la nación le ha pasado exactamente lo mismo. La provincia de Córdoba estuvo a punto de caer en default y creo que hasta que no se cierre con el FMI no va a ser fácil que se pueda renegociar. Cuando el gobernador tenga la posibilidad y salga alguna propuesta a la luz, podremos evaluar si fue una mala negociación o no. Esperemos que este gobierno pueda lograr mejorar las condiciones y podremos decir que lo anterior fue malo y lo actual es bueno. Mientras tanto los dólares que están en reserva nos están dando la posibilidad de hacer obras”, reiteró.

 

Reforma constitucional

 

Sobre la reforma constitucional que anunció Melella, dijo que “habrá que ver qué cosas quiere modificar el gobernador, puede haber cosas que compartamos y seguramente habrá otras que no. Es bueno hablar de esto y sentarnos a discutir si es el momento propicio, porque es un año electoral. Sería muy bueno revisar nuestro sistema electoral, porque tenemos seis meses de transición que generan muchos inconvenientes. Le pasó al gobernador Melella no haber podido lograr una entrega ordenada esos seis meses y el 17 de diciembre recién pudo acceder a la información, ya en funciones. Es muy difícil tener estos seis meses porque la transición se hace eterna si no hay buen diálogo o una buena relación”, sostuvo.

 

Ley de aguas

 

Finalmente un punto que resaltó la legisladora fue el anuncio de la reglamentación de la Ley de Aguas. “Yo presenté el proyecto y recién ahora ha salido la reglamentación. Mientras tanto la provincia perdió muchos fondos por no reglamentar la ley de aguas. Para mí fue una buena noticia que dijo que a partir de hoy iba a estar en el boletín oficial la reglamentación, porque se trabajó mucho en eso, y la provincia estaba perdiendo fondos. Nosotros en su momento aprobamos las leyes pero el Ejecutivo tardó mucho tiempo en reglamentarlas”, concluyó.