Breves
El ex gobernador Hugo Cóccaro desmintió de plano su incorporación al frente Ser Fueguino –ex Cambiemos- por Radio Universidad 93.5, luego de que la legisladora radical Liliana Martínez Allende diera a conocer las conversaciones que se mantienen con el PUL, y lo atribuyó a una “picardía política”.
El ex gobernador Hugo Cóccaro desmintió de plano su incorporación al frente Ser Fueguino –ex Cambiemos- por Radio Universidad 93.5, luego de que la legisladora radical Liliana Martínez Allende diera a conocer las conversaciones que se mantienen con el PUL, y lo atribuyó a una “picardía política”.

“Seguramente en esa lista de legisladores hubo algún travieso”

El ex gobernador Hugo Cóccaro atribuyó a una ‘picardía política’ su inclusión en el armado del frente Ser Fueguino, cuando no tuvo ningún tipo de conversaciones con los dirigentes que lo integran. Apuntó contra la legisladora Liliana Martínez Allende, que dio la noticia de su incorporación, y también deslizó alguna sospecha sobre Pedro Gallo, tercero en la lista de legisladores e hijo del ex vicegobernador Daniel Gallo. No participará en estas elecciones y, si bien no tiene definido tampoco un acompañamiento, planteó que ‘como nunca’ el peronismo tiene chances de quedarse con las tres intendencias y la gobernación, si “hacen las cosas bien”. Pidió a Bertone “peronizar” el gobierno, de llegar a un segundo mandato. Respecto del candidato Gustavo Melella, no hubo críticas a la gestión, pero sí a su cercanía con Fabiana Ríos.

Río Grande.- El ex gobernador Hugo Cóccaro desmintió de plano su incorporación al frente Ser Fueguino –ex Cambiemos- por Radio Universidad 93.5, luego de que la legisladora radical Liliana Martínez Allende diera a conocer las conversaciones que se mantienen con el PUL, y lo atribuyó a una “picardía política”.

El viernes cerraron las listas para la interna radical, sin fórmula a la gobernación  y con una lista legisladores integrada por Federico Sciurano, Liliana Martínez Allende, Pedro Gallo –dijo de Daniel Gallo-, Andrea Rodríguez, Carolina Osta, Walter D’Angelo, Agustín Coto, Norma Mansilla, Valentina Esteban, Fabián Villafañe, Cristian Sveltize, Maria Viola Zapata, Domingo Sombra, Brizuela María Isabel, Javier Tiradani. Se presentó como precandidato a intendente de Río Grande a Paulino Rossi, y la lista de concejales de Río Grande la integran Fermín Randón, Francisco Ibarra, Paulina Zapata, Sebastián Enchieme, Betiana Fernández, Pablo Corani, Analía Puebla y Marcia González.

También se presentó la precandidatura a intendente de Ushuaia de Héctor Stefani, y una lista de concejales integrada por Oscar Rubinos, Belén Montes de Oca, José Hueicha, Norma González, Romina Lorente, Nicolás Pincol y Jorge Giménez.

La legisladora Liliana Martínez Allende había asegurado a este medio que el PUL iba a integrar el frente Ser Fueguino en estas elecciones, como también que el ex gobernador José Estabillo se sumaría como extrapartidario en la fórmula a la gobernación.

“Yo no tuve contacto con ninguna de estas personas, si bien los conozco a todos, pero no tuve absolutamente ningún tipo de conversaciones. El viernes salió la noticia de que el PUL conformaría este frente y la verdad no tiene nada que ver, porque ni siquiera tuve una charla previa con estos dirigentes. No tengo nada contra ellos, al contrario, me parece bárbaro si se quieren juntar, pero mi intención no es participar en estas elecciones y de hecho el PUL hace varios años que no participa. Es un partido que está apto para funcionar nuevamente, pero hay que poner algunas cosas en regla. El presidente del PUL no tiene la potestad de dirimir estas cuestiones si no lo hace el congreso, por lo tanto hacen falta muchas cosas, como hacer una asamblea. No estamos ni preparados porque no pensamos participar en esta elección”, sentenció.

“No hubo contacto con ninguno de los sectores que integrarían el frente, ni siquiera una charla”, reiteró Cóccaro, y barajó que “puede ser que algún travieso haya dado esta versión, y seguramente en esa lista de legisladores algún travieso hay. Federico Sciurano no creo que sea, porque me hubiese hablado. Yo pienso que puede estar entre el segundo y el tercero”, señaló en alusión a Martínez Allende y Pedro Gallo.

“Si no está la pata peronista en esas listas, es muy difícil. Nosotros siempre hicimos las cosas con seriedad. Cuando armamos el PUL, lo hicimos porque era muy difícil participar en el justicialismo, la verdad no había forma de entrar por ningún lado, así que hicimos el PUL y el frente con Colazo. Participamos de la elección, la ganamos, y gobernamos cuatro años. Más allá de las vicisitudes y los problemas que tuvimos, estoy convencido de que fue un gobierno mejor que los anteriores y me animo a decir que mejor que los posteriores”, disparó.

“Con esto quiero decir que no hacemos las cosas así nomás, no nos rejuntamos para ver qué hacemos, para ver si podemos colar un legislador o un concejal en la lista. Yo no sé cuál es el proyecto que tiene este frente, no sé lo que quieren hacer, porque para arreglar los problemas que tiene Tierra del Fuego hace falta diálogo, consenso, y tener claro qué van a hacer para sacar la provincia adelante”, planteó, y sostuvo que “por lo menos esta no es mi forma de hacer política y no me interesa eso”.

 

Bertone y Melella

 

Consultado acerca de los posibles candidatos que podrían acceder al gobierno, consideró que “evidentemente Bertone y Melella son los dos mejores candidatos y la elección se va a polarizar allí. Seguramente se definirá en una segunda vuelta electoral. Si tengo que decir lo que yo pienso, creo que Rosana Bertone hasta ahora ha hecho una buena gestión, es muy trabajadora, ha conseguido muchas cosas para Tierra del Fuego; pero hablando como ciudadano común, lo que veo es que le falta un poco más de estilo peronista en el gobierno, le falta más comunicación sobre las cosas que hace. La gente se confunde y no sabe si una obra la hizo el gobierno o la hizo la municipalidad. Por experiencia, a esta altura del partido hay cosas que debería empezar a hacer. Hay muchos compañeros que están muy enojados, y no siempre los compañeros se enojan porque no les dan un cargo o alguna cosa, sino porque quieren escuchar, les gusta saber cómo va la marcha del gobierno, que les consulten sobre qué va a pasar en el futuro, por qué se va a aprobar tal ley o por qué se presenta tal proyecto. Todas esas cosas las hacíamos en el peronismo, y por supuesto había discusiones. Hoy no se da de esa manera y me parece que hace falta volver a eso”, reclamó.

Aludió a la falta de vida interna en el partido, partiendo de que “tenemos una casita en la departamental, y a pesar de ser chica, era importante para que los compañeros se junten. A veces venían legisladores también en otras épocas. Este gobierno no tiene comunicación con los peronistas. Creo que pidiendo un esfuerzo a algunos compañeros, a algunos comerciantes y empresarios, deberían hacer una sede como corresponde o, si no, vender ese terreno y comprar otro en otro lugar, para hacer una sede partidaria como corresponde. Creo que los compañeros estarían contentos con eso”, dijo.

Más allá de estas críticas, aclaró que no tiene punto de comparación la gestión de Bertone con la de Ríos, que fue “desastrosa, desaprovechó todas las oportunidades y lo más triste es que, las cosas que estaban bien, las deshizo, como los créditos blandos que teníamos. Para destruir son expertos y es discípula de Lilita Carrió”, subrayó.

 

Sin proyectos

 

“Yendo al fondo de la cuestión, yo quiero saber cuál es el proyecto de los dos, tanto de Bertone como de Melella, porque hoy la situación está muy difícil”, indicó Cóccaro, ante la falta de propuestas concretas de cómo salir adelante.

A fin de graficar la realidad del país, contó una anécdota “real”, sin dar los nombres, de cómo impacta la política económica en la caída de la actividad. Mencionó dos empresarios con los que compartió un asado hace dos años y medio. Uno de ellos, al que llamó Juan, dijo que tramitó todos los permisos para montar una fábrica de celulares y tomó 50 personas. El otro, al que denominó Pedro, tenía cinco millones de dólares y se dedicó a operaciones financieras, “sin más empleados que una doméstica”. Un año después lo cruzó a Juan, casi llorando, porque quebró y tuvo que despedir e indemnizar al personal, mientras que Pedro duplicó su capital”, relató.

“Este es el camino de este proyecto y vamos a la quiebra, y hoy nadie dice cuál es el proyecto y qué podemos hacer. Tampoco nos podemos equivocar votando cualquier cosa. Yo le diría tanto a Bertone como a Melella que le expliquen bien a la gente qué van a hacer, porque si no, nos llenamos de discursos vacíos de contenido como siempre, diciendo que vamos a estar mejor, que Río Grande lo hacemos entre todos. Tienen que decir qué van a hacer y cómo”, insistió.

“Yo soy peronista y me gustaría que al gobierno le vaya bien, pero nadie discute los temas de fondo”, dijo, y puso de relieve la falta de defensa real de la soberanía sobre Malvinas y la propia provincia. “Gran Bretaña tiene prácticamente tomada las islas del Atlántico Sur y parece que estamos esperando que hagan una línea más y Tierra del Fuego caiga en ese circuito. No se defiende la soberanía solamente homenajeando a los excombatientes de Malvinas el 2 de Abril, sino que tenemos que defender lo que tenemos, y hay que segur poblando la provincia de Tierra del Fuego. La provincia tiene que mantener la ley de promoción y no veo ese entusiasmo para ir a defender esto”, reflexionó.

“Si no se prorroga la ley, no sé qué va a pasar con esta provincia. Los tenemos a los ingleses a 650 kilómetros y a los hermanos chilenos que están ahí esperando. Tenemos que cuidar la provincia. Yo vine en el ’82 acá y creo que había nueve mil habitantes en ese momento, y puedo asegurar que el 80% eran chilenos. Habría que hacer un censo en forma provincial para ver realmente cuántos somos hoy, hay que plantear este crecimiento que se ha dado a nación y plantearle a los diputados que están en contra de la ley, que en Tierra del Fuego tenemos miles de habitantes de distintas provincias argentinas, y que se queden tranquilos de que, con la riqueza que tiene Tierra del Fuego, no van a perder plata nunca, porque las reservas que tiene son muy importantes”, sostuvo.

“Tenemos nuestros referentes para eso, los diputados y senadores tienen que pelear por esto y hacerle entender la importancia de la provincia”.

 

Estabillo, el pasado

 

Respecto de la posibilidad de que Estabillo regrese a la vida política como candidato a gobernador, aclaró que “no desmerece” sus gestiones, “sobre todo la primera. Después se desdibujó un poco, pero me parece que tenemos buenos referentes como para no volver para atrás. Hay que dejar que siga trabajando tanto la gobernadora como los aspirantes al gobierno de otros partidos. Estabillo ya está, ya fue. De última va a ser la gente la que elija. Me parece bueno que quieran participar, pero yo soy peronista y me gustaría que, si Rosana tiene la suerte de ganar de nuevo, pueda peronizar un poco más el estilo de gobierno. Es trabajadora, emprendedora, consigue cosas, tiene estructura política para gobernar, que no es fácil, lo ha venido haciendo bien pero le falta un poco más de discusión, sentarse con la gente, con los docentes, discutir las cuestiones salariales, para no tener problemas el año próximo cuando empiecen las clases. No es lo mismo mandar un ministro o un secretario a hablar con los gremios”, advirtió.

Respecto de Melella, si bien no objetó la gestión municipal, lamentó “la cercanía de Fabiana Ríos”. Consultado sobre Walter Vuoto, Martín Pérez, y Claudio Queno, aseguró que “tienen todo para ganar todo. Nunca se dieron estas condiciones del peronismo en Tierra del Fuego. La gobernadora también tiene posibilidades y nunca se dieron estas condiciones de poder tener el gobierno y las tres intendencias en manos del peronismo. Esperamos que hagan las cosas bien”, concluyó.