Breves
SIDUT2

Según encuesta docentes prefieren clases virtuales

Según una encuesta realizada por el Sindicato de Investigadores y Docentes de la UTN (SIDUT), solamente un 18% de docentes de UTN cree que están dada las condiciones para dictar clases presenciales en el primer cuatrimestre del 2021. Mientras un 78% prefiere que las clases sean virtuales o mixtas. De la encuesta participaron 940 docentes de diferentes regionales del país, entre ellas la de Río Grande. Un alto porcentaje de docentes (65%) no conoce el protocolo marco elaborado por el Ministerio de Educación para el regreso a la presencialidad, de los que lo conocen solo un 27 % lo considera adecuado y apenas el 30% cree que se puede implementar en su Facultad Regional.

 

 

El dato surge de la encuesta que realizó SIDUT a docentes de UTN de todo el país, donde se consultó sobre estos y otros aspectos, relacionados con la finalización del ciclo lectivo 2020, el próximo inicio del 2021 y los protocolos previstos por el Ministerio de Educación para el retorno a la presencialidad.

Los datos indican que el 41% considera que los exámenes deben ser presenciales el año próximo. Sobre la calidad del aprendizaje y la relación docente alumno, alrededor del 95% considera que es igual o mejor en el formato presencial. El 73% dispone de espacio adecuado para dictar clases en formato virtual, y el 79% dice que la cantidad de horas necesarias para dictar clases virtuales es mayor. Para apenas el 1,6% de docentes el material utilizado durante la cursada virtual del 2020 no puede servir para el 2021.

Un alto porcentaje de docentes (65%) no conoce el protocolo marco elaborado por el Ministerio de Educación para el regreso a la presencialidad, de los que lo conocen solo un 27 % lo considera adecuado y apenas el 30% cree que se puede implementar en su Facultad Regional.

De la encuesta participaron 940 docentes de las Regionales de Buenos Aires, Rosario, Tucumán, Córdoba, Santa Fe, Concepción del Uruguay, Villa María, Mendoza, Rafaela, Concordia, San Nicolás, Río Grande, Resistencia, Neuquén, La Rioja, General Pacheco, Mar del Plata, Delta, Haedo, San Francisco, Instituto Nacional Superior del Profesorado Técnico y Santa Cruz.

Entre muchas opiniones, algunos docentes expresaron opiniones como: “No voy a volver al aula hasta que no estén dadas las condiciones adecuadas. Pero aun así, creo que no deberíamos dejar de lado la virtualidad, hay un montón de alumnos que pueden cursar ahora, desde sus hogares, y que antes no podían asistir a la facultad. Digo que volveré al aula cuando me garanticen que no dejaré de dar soporte virtual a aquellos alumnos que lo requieran”, señaló uno de los consultados.

Por el contrario, otras de las expresiones que se recogió señala: “Soy docente del último año con un promedio de 15 alumnos y hay cosas para las que la virtualidad no es suficiente, para casi ingenieros! Gracias”. Otro de los encuestados señaló “En las carreras de ingeniería no se puede equiparar, ni mucho menos reemplazar las clases presenciales con las virtuales. Si bien fue una solución que evitó que los alumnos perdieran el año, se debe tomar como tal y no pensar en clases híbridas ni virtuales como una opción en tiempos de normalidad”.

Otra respuesta fue: “La virtualidad me gusta, pero es más estresante no tener el feedback con los alumnos”. También se indicó que “la infraestructura de las Regionales es diferente una de otra y los condicionamientos dependen fundamentalmente de ello. Las Aulas no tienen condiciones de ventilación y equipamiento acorde a lo que se requiere y no hay dos casos iguales como parece considerarse”.

“Claramente se pretende ir a una disminución presupuestaria y economía de Servicios como objetivo principal del Gobierno sin que haya una planificación acorde y tiempo para modificar mejorando lo tradicional y conocido. Se requiere tiempo, capacitación y generar consensos que hoy no existen. Finalmente la planta docente está conformada mayoritariamente por personas en edad de riesgo y eso presupone que, con seguridad, será obligada a vacunarse lo que tiene connotaciones de manifiesto avasallamiento a sus libertades y una presión adicional que linda con el autoritarismo”, señaló otro de los encuestados.

En otro aspecto alguien señaló que “Realmente es meritorio que la UTN nos diera la cuenta de Zoom Pro para desarrollar las clases, no obstante el resto de los gastos de adecuación de hardware la tuvimos que soportar los docentes, debería haber un adicional por gastos de conexión y mejora de hardware”.

Se indicó también que “el regreso a la presencialidad tiene que tener como prioridad la evaluación de los exámenes. Es la única manera de autenticar a los alumnos y mínimamente garantizar la calidad del aprendizaje. El dictado presencial es complejo, ya que hay fuertes limitaciones de espacio”.

Finalmente, entre las múltiples respuestas que tuvo la encuesta en las distintas Regionales, alguien señaló que “las actividades virtuales aportan muy bien al desarrollo de teóricos, prácticos y simulación. Necesitando complementar las actividades de laboratorio de manera presencial, lo mismo que la evaluación. Por eso sugerí el mixto”, manifestó otro de los consultados.