Breves
Foto gentileza Aire Libre FM (96.3 MHZ).
Foto gentileza Aire Libre FM (96.3 MHZ).

Seguidilla de accidentes en La Hermandad dejó pilotos internados

El Gran Premio de la Hermandad 2018 se acortó y terminó de manera anticipada por el vuelco de camión del ejército chileno y también por el accidente de varios pilotos, uno de ellos internado en Punta Arenas y con pronóstico reservado. Christobal Masle se quedó con la 45° versión de este Gran Premio de la Hermandad.

Río Grande.- El Gran Premio de la Hermandad 2018 se acortó y terminó de manera anticipada por el vuelco de camión del ejército chileno.

Este domingo a las 8,30 horas se registró el vuelco de un camión militar, a 6 kilómetros de la zona de Russfin, en Tierra del Fuego chilena, resultando lesionados cuatro personas de la dotación del Destacamento Motorizado N° 11 “Caupolicán”. Producto de este accidente y debido al mal estado de la ruta, la organización de la carrera decidió acortar el circuito y terminarla por anticipado en el sector de Las Flores a 25 kilómetros de la frontera chileno argentina. Las razones, medidas de seguridad.

La decisión de acortar el tramo no dejó contenta a la alcaldesa de Porvenir, Marisol Andrade quien aseguró que se le ha faltado el respeto a la comunidad fueguina y también a la tradición histórica de la carrera.

Desde el Automóvil Club Río Grande aseguraron que la decisión de acortar el tramo es lo mejor y respaldaron a la asociación deportiva local fueguina de automovilismo.

Diversos fueron los accidentes automovilísticos que marcaron la primera jornada en la carrera automovilística más extrema del fin del mundo. Entre los accidentados más graves fueron el conductor, Héctor Javier Vásquez, copiloto argentino de la máquina 817, quien resultó con una lesión craneal que lo mantiene estable dentro de su gravedad y el chileno Jorge Guic quien fue trasladado al Hospital Clínico con una fractura, siendo intervenido quedando en observación y fuera de riesgo de muerte.

Esta competencia dejó automóviles destrozados, vuelcos y serios accidentes que se registraron durante todo el fin de semana, que dejaron como saldo a varios competidores heridos y hospitalizados, algunos de ellos de gravedad.

Sin lugar a dudas, quienes mantienen en vilo a los fueguinos son los ocupantes del vehículo N° 817, conducido por Ezequiel Aimetta y navegado por Héctor Javier Vázquez (41). Tras protagonizar un gran vuelco en suelo chileno, el piloto sufrió fractura de clavícula y fue derivado a Río Grande.

Peor suerte corrió Vázquez -empleado del Municipio de Río Grande- quien, tras el durísimo impacto, quedó inconsciente. Tras ser socorrido, fue derivado en un helicóptero hacia el hospital Regional de Punta Arenas con un fuerte traumatismo de cráneo. Las últimas novedades dan cuenta que se encuentra internado bajo coma inducido, y su pronóstico es reservado.

En tanto, la dupla riograndense conformada por Germán Barrios y Pablo Contreras (coche N°130) sufrió otro impactante vuelco, también en Chile. Barrios fue derivado al nosocomio antes mencionado con una fractura en una pierna y traumatismo de cráneo, mientras que Contreras fue atendido en el hospital de El Porvenir acusando traumatismos varios, aunque no de gravedad.

El peor accidente de lado de los pilotos trasandinos lo sufrió Jorge Sesnic, quien padeció fracturas, enfisema y neumotórax, lo cual desencadenó que éste fuese transportado en helicóptero hacia una clínica de Punta Arenas.

Como si lo anterior no fuera poco, en circunstancias no del todo esclarecidas un camión militar volcó por la mañana en la zona de Russfin, lo cual obligó a suspender la largada de este domingo desde Río Grande hasta las 13 horas, y a acortar el Gran Premio en su extensión original.

En cuanto al resultado final de la competencia, que ante el preocupante saldo que arrojó quedó como algo meramente anecdótico y relegado a un segundo plano, el binomio compuesto por los chilenos Christobal Masle-Ascencio se adjudicó la clasificación general del accidentado GPH 2018.

 

Christobal Masle se quedó con la 45° versión del Gran Premio de la Hermandad

 

El piloto magallánico se alzó con el triunfo en la segunda jornada de la competencia. Después de 5 años, un piloto chileno figura en el pódium como ganador. A solo 13 segundos de diferencia llegó en el segundo lugar Orlov “Fito” Dubrock, mientras que la tercera ubicación fue para el argentino Luciano Preto, ganador de la versión 2017.

Con el inicio de una accidentada segunda jornada, en la cuál debían recorrerse 423 kilómetros en el tramo de Río Grande hasta Porvenir y la cuál fue alterada y acortada para cumplir solo una etapa de 120 kilómetros para el tramo entre Río Grande y el sector de “Las Flores” (San Sebastián), se vivió ayer el segundo día de competencia de la 45º versión del Gran Premio de la Hermandad.

El evento deportivo, que el pasado sábado vivió su primera jornada de competencia para el tramo Porvenir – Río Grande tuvo como ganador al piloto magallánico Jacob Masle, con un tiempo de 2 horas, 55 minutos y 4 segundos y en la segunda ubicación se ubicó Cristóbal Masle, con un tiempo de 2 horas, 55 minutos y 6 segundos (solo a dos segundos del primero). Más atrás en el tercer lugar, Orlov Dubrock pisaba los talones con un tiempo de 2 horas, 56 minutos y 12 segundos, dejando toda una incógnita de quién sería el ganador de la versión 2018, incluso teniendo en un cuarto lugar al piloto argentino Luciano Preto, ganador de la versión 2017, quien realizó un tiempo de 2 horas, 58 minutos y 58 segundos.

 

Segunda jornada

 

La mañana de ayer, con la segunda jornada se recorrería el tramo Río Grande-Porvenir, la cual se vio rápidamente alterada a eso de las 8 horas, con el volcamiento de un camión del Regimiento Caupolicán (sector de Russfin) lo que movilizó a toda una logística de personas, ambulancia y autoridades, obligando al retraso de la partida de la prueba y finalmente ante la demora se definió solo correr una etapa de 120 kilómetros, entre Río Grande y el sector de “Las Flores”, San Sebastián.

 

Ganador

 

El primero en llegar a la meta y quedarse con la primera ubicación de la general fue el piloto magallánico Christobal Masle, adjudicándose con ello la versión 2018, después de 5 años en que un piloto chileno no alzara los brazos como el ganador de la prueba. El vencedor del Gran Premio de la Hermandad, que tuvo a su lado como navegante a Cristian Ascencio, a minutos de traspasar la meta conversó con Diario El Pingüino, comentando que “estoy muy feliz y orgulloso con este triunfo, ayer (sábado) realizamos una gran carrera y un problema mecánico nos obligó a perder tiempo, lo que nos dejo en un segundo lugar.

Hoy salimos con todo y a pesar de tener durante gran parte de la carrera problemas con el alternador, pudimos manejarlo de forma inteligente para llegar con lo justo y quedarnos con este gran triunfo. Agradezco esta oportunidad a Pingüino Multimedia, para saludar a todo mi equipo, con un trabajo realizado de forma espectacular y por supuesto a toda mi familia y amigos”.

A solo 13 segundos de diferencia en relación al primero, arribó en segundo lugar, Orlov “Fito” Dubrock, quien además se quedó con la segunda ubicación de la general del Gran Premio de la Hermandad 2018.

Con un dejo de amargura y gusto a poco por este segundo lugar, “Fito” Dubrock dijo que “estamos con una sensación extraña, creo que estábamos preparados para dar mucho más, la carrera de ayer (sábado) tuvimos una complicación con el auto que nos obligó a terminar terceros y a la postre nos perjudicó en el tiempo de la general.

Hoy estábamos preparados para dar mucho más, de hecho, a pesar de nuestra largada, realizamos una carrera importante, que incluso nos permitió acortar en un momento de la carrera a 50 segundos en relación al primero que era Cristóbal Masle. Sin duda que nos vamos con una sensación extraña, porque estábamos preparados para realizar una carrera de 846 kilómetros, donde uno de forma estratégica se prepara para correr dos días de competencia, entonces creemos que si hoy hubiésemos corrido una etapa normal de 423 kilómetros, quizás otra hubiese sido nuestra ubicación.

De todas maneras quiero agradecer y reconocer todo el apoyo de mi equipo, que es prácticamente toda mi familia, desde mi padre hasta el último de los que llegaron a apoyarme”.

Finalmente la tercera ubicación del certamen se lo llevó el piloto argentino Luciano Preto.

Hasta el cierre de esta edición, la organización del evento aún no entregaba los tiempos oficiales de la carrera.

 

Fuentes: La Prensa Austral, www.itvpatagonia.com, Infofueguina, El Pingüino, Radio Polar, Radio Magallanes.