Breves
IPVyH

Discusión salarial

Se profundizan las diferencias en el IPVyH

La presidenta del IPVyH, Leticia Hernández, repudió los incidentes del sábado ocurridos entre el vicepresidente de la institución y un grupo de paritarios y dirigentes gremiales. Además anunció que el aumento será otorgado por decreto. Por otro lado se conoció un comunicado, donde trabajadores reclaman la renuncia de la presidente y el vice, exigen que se retiren las denuncias por los incidentes y que se reabra la mesa salarial.

 

 

La titular del IPVyH señaló que “lamentablemente no hemos podido llegar a un acuerdo y desde el Gobierno no queremos que los trabajadores sigan esperando por un incremento salarial”. Advirtió también que “es muy extraño que la única institución que no pudo cerrar un aumento salarial sea IPVyH”.

En ese mismo sentido expresó que “no podemos permitir que los trabajadores de la institución sigan sin poder tener el aumento salarial que necesitan y por ello es que vamos avanzar en una resolución otorgando el incremento salarial”.

Indicó luego que “lamentamos que se haya roto el diálogo, pero lo del sábado es inaceptable y no podemos seguir dilatando una solución” enfatizando que “nos llama la atención que este haya sido el único sector donde, hasta el momento, no se logró un acuerdo salarial” recordando que “el sector docente, de la administración central y salud, por ejemplo, sí llegaron a un acuerdo”.

No obstante, la funcionaria consideró que “sabemos que hace 4 años tienen sus salarios completamente congelado, pero ha quedado demostrado que la predisposición del Gobierno es más que clara y es poder brindarles un aumento salarial, porque así lo ha manifestado el Gobernador desde principio de año y ahora con estas reuniones que se han estado llevado adelante”.

“Entendemos que no es el ideal, pero es el aumento que se puede otorgar y afrontar” y señaló que “respetamos las diferencias y críticas de algunos referentes sindicales, pero esto no tiene que obstaculizarnos y tampoco permitir agravios, insultos y amenazas, por eso respaldamos al vicepresidente”.

En esa misma línea, Hernández confirmó que “se realizaron las denuncias correspondientes solicitando protección personal para el vicepresidente Alejandro Ramb, para su familia, vivienda y también para el Instituto Provincial de Vivienda y Hábitat a fin de que este lunes 24 esté garantizada la labor en la institución”.

Por otro lado se conoció un comunicado, donde trabajadores reclaman la renuncia de la presidente y el vice, exigen que se retiren las denuncias por los incidentes y que se reabra la mesa salarial.

Luego expresan “Hemos recibido a esta gestión con la esperanza y las promesas de campaña en la que manifestaban que tenían los mismos objetivos que nosotros, poner de pie el Instituto, y realmente han logrado en tan pocos meses dejarlo caer aún más bajo de lo que lo hizo la gestión anterior”.

“Prometieron sacar adelante al Instituto y lo que hemos conseguido fueron denuncias hacia los trabajadores, mostrando que vuelven a jugar con nuestra dignidad, menospreciando las necesidades de los que trabajamos aquí. Los trabajadores del I.P.V. y H. venimos luchando por nuestra fuente de trabajo, desde hace más de cinco años. Hemos pasado por todo tipo de aprietes, se utilizó al Instituto como moneda de campaña. Hemos realizado denuncias para defender una Institución que tiene como fin entregar viviendas a las personas inscriptas, ante la Fiscalía de Estado y el Tribunal de Cuentas, y las irregularidades que hemos detectado siempre las denunciamos”, remarca el texto que firman como “Trabajadores del IPVyH”.

Después manifiestan en la carta “Nosotros no somos ni la gestión anterior, ni la actual, ni la que vendrá, somos los trabajadores del Instituto Provincial de Vivienda y Habitat. Y es por ello que la población debe saber que los trabajadores estamos defendiendo parte del patrimonio de todos los fueguinos, ya que es esta Institución la que ha construido un alto porcentaje del parque habitacional de la provincia y es el deseo de todos nosotros que siga cumpliendo con su función, entregar viviendas”.

Agregando que “eso no implica que debamos aceptar el manoseo y la falta de respeto hacia nuestro trabajo por ningún representante del Ejecutivo de turno. Por lo que queremos pedir disculpas a la sociedad, por los ruidos, las bocinas, y lo que inconvenientes que ésta pueda generar; pero no vamos a pedir disculpas a un Ejecutivo que se da un aumento del 90 % y nos obliga a aceptar un aumento miserable”.

Dicen que “Lo que se vivió el sábado, fue la desesperación, la angustia y el miedo, de 220 familias que ya no podemos vivir así. Fue consecuencia del malestar de los trabajadores que, en su totalidad, estaban esperando en las inmediaciones del Instituto, cuando de manera arbitraria, unilateral, y carente de espíritu de diálogo, la discusión salarial fue cerrada por el Ejecutivo”.

Aseguran que “el Vicepresidente no fue agredido físicamente ni fue amenazado. Sin embargo luego, denunció por amenazas y resistencia a la autoridad a dos compañeros paritarios y a dos dirigentes de ATE que casualmente son quienes llevan la discusión salarial adelante. Esta es la forma de apriete que gobiernos anteriores han realizado hacia los trabajadores, y se repite de una manera descarada en esta gestión. Quedó demostrada con creces la inoperancia, la falta de cintura política y la falta absoluta de gestión desde que asumieron hasta el día de la fecha”, expresan en el escrito.

Terminan reclamando “La inmediata renuncia de la arquitecta Leticia Hernández, del arquitecto Alejandro Ramb y del delegado Javier Hidalgo. La inmediata reapertura del dialogo salarial de mano de gente con conocimientos reales de la situación presupuestaria y financiera del IPVyH. El retiro de las denuncias efectuadas a los representantes de los trabajadores, las cuales se interpretan como en forma de “apriete””.

Foto: Vía País