Breves
SAT_1

TV Pública

Se profundiza la protesta en los canales de televisión

Alejandro Machado, trabajador del Canal 13, explicó las razones de las protestas que están realizando en el exterior, y aseguró que el básico promedio es de 14 mil pesos, para una categoría 3. Desde 2015 no se estarían actualizando las escalas salariales en función de los acuerdos que realiza SATSAID a nivel nacional, por lo que apelan a respuestas del gobierno. Comparó el básico de la categoría promedio con lo que perciben en Buenos Aires, que asciende “a 43 mil pesos”, y cuestionó que se los haya declarado esenciales pero no se respeten sus derechos laborales. Parte de la deuda que se habría acumulado en la gestión Bertone “ya está judicializada”.

 

El trabajador de Canal 13 de Río Grande Alejandro Machado explicó por Radio Universidad 93.5 los motivos de las medidas de protesta que vienen realizando y aseguró que es una situación “que se vive tanto en Canal 11 de Ushuaia como en Canal 13 de Río Grande”.

“En este momento los trabajadores atravesamos una situación bastante complicada porque nuestras escalas salariales no se respetan desde 2015. Fue el año en que asumió el gobierno de Rosana Bertone, y fue un gobierno durante el cual se nos ha perseguido constantemente, como lo hemos denunciado en los medios y redes sociales. Se han desconocido todos nuestros derechos laborales, principalmente al desconocer nuestras escalas salariales. Nosotros estamos agremiados a SATSAID nacional y tenemos un convenio nacional. Las escalas que nos corresponden son las que se negocian a nivel nacional y la provincia está comprometida a través de un decreto a respetar el convenio colectivo de trabajo del SATSAID nacional”, señaló.

“Cada vez que se discute una pauta, se decide a nivel nacional y las provincias adheridas lo acatan, pero Tierra del Fuego no lo hace desde 2015. Nosotros estamos intervenidos desde el año pasado. La comisión que estaba a cargo presentó la renuncia, dado el poco éxito que tuvimos en las negociaciones con el gobierno de Gustavo Melella. Cuando comenzó esta gestión, los representantes se acercaron a hablar con nosotros. Llevamos adelante asambleas apenas inició el gobierno, luego vino la pandemia, se nos pidió paciencia y decidimos tener cautela porque la situación era muy complicada. No somos el único gremio que estuvo realizando reclamos salariales y somos conscientes de lo que pasa en la provincia. Era lógico que no estuviéramos primeros en la lista de discusiones porque había sectores mucho más relegados en la cuestión salarial”, manifestó.

Respecto de la comparación de lo que gana un trabajador de los canales con otras áreas del gobierno, aclaró que “no se puede hacer esa comparación porque nuestros sueldos se generan por el convenio colectivo de trabajo. Si a nivel nacional se pelea por un sueldo de 30 mil pesos, por dar un ejemplo, a nosotros se nos tiene que aplicar el 100% de zona. Eso hace que el sueldo tenga las dimensiones que tiene”.

Se le consultó en cifras cuál es el salario de bolsillo, pero no dio detalles por el momento, salvo el básico de convenio que se está aplicando. “A nosotros ya nos deben cinco escalas salariales. Nosotros tenemos distintas categorías y la más alta es la 1. Algunos compañeros están en la 6, pero tomamos la categoría 4 que nos sirve de referencia para tener un promedio de la base salarial nuestra. Un categoría 4 en este momento está percibiendo 14 mil pesos de básico, hablando del 2020, mientras que a nivel nacional por la misma categoría se están recibiendo 43 mil pesos. Después se suman varios ítems, entre los que está el Plus Color y varios otros, y aparte a eso se le suma el ítem de zona en Tierra del Fuego”, detalló.

“Con 14 mil pesos estamos muy atrás con el básico a nivel nacional y la escala está cinco veces atrasada desde 2015. La deuda que tiene la provincia con los trabajadores de los canales es enorme y va a ser cada vez mayor en la medida que esto se siga dilatando. Parte de esa deuda ya está judicializada”, advirtió.

No pudo dar cuenta del avance de las negociaciones al no ser parte de la comisión “porque nuestro sindicato está intervenido. En este momento estamos tomando medidas que fueron decididas de manera espontánea por los trabajadores, no por el sindicato. El interventor en Río Grande es Gonzalo Ucedo, y estamos esperando novedades sobre las propuestas que se han presentado a nivel provincial, y la propuesta que espera el sindicato a nivel nacional, que en este momento es el interlocutor que discute con el gobierno provincial”.

“Las medidas que estamos tomando son para hacer escuchar nuestro reclamo, con presencia fuera de los canales para tocar los bombos y que se sepa que hay muchos problemas dentro. Hay una falta de inversión enorme que también data de 2015. El estudio nuevo en este momento está convertido en un depósito. Es un espacio enorme que debería ser destinado a un estudio de televisión y lo han convertido en un depósito”, criticó.

Los programas por ahora están saliendo al aire “porque todavía no hemos tomado medidas drásticas. Ojalá no tengamos que llegar a eso, porque ya llegamos a esas medidas, que duraron meses, y para un trabajador de la televisión pública es muy descorazonador llegar a eso. Por ahora lo que hicimos fue pisar parte del noticiero y estamos haciendo lo que podemos para hacer visible el reclamo y ponerlo en la agenda pública”, sostuvo.

En cuanto al diálogo con el gobierno, dijo que no existe, ni con el Secretario de Medios ni con el Jefe de Gabinete. “Ellos hablaron con nosotros cuando arrancó la gestión pero después no volvimos a tener un intercambio, al menos desde la base de los trabajadores. Nosotros somos servidores públicos y nuestra vocación es el servicio. Durante la época de la pandemia nos han declarado personal esencial pero no nos reconocieron absolutamente nada. Hay gente que no está cobrando parte de su sueldo porque no se lo han reconocido nunca, y son situaciones que se deben subsanar”, manifestó.

“Obviamente seguimos abiertos al diálogo y nos interesa una solución de fondo. Nuestro empleador es el gobierno de Tierra del Fuego y debe cumplir con la ley. Lo único que sabemos es que el sindicato a nivel nacional ha tomado cartas en el asunto y son ellos quienes están llevando en este momento las negociaciones. Nuestro sueldo está muy debajo de lo que debería estar. Si uno compara con lo que gana un policía, un médico o un enfermero, nuestra situación no llega a ser tan grave, pero desde hace seis años no podemos acordar nada y la paciencia se termina. Varios de nuestros compañeros se enfermaron durante la pandemia porque estuvimos muy expuestos, y ni siquiera pudimos acceder a que nos hicieran tests o a la vacunación”, apuntó.

Finalmente indicó que el diálogo con el director del canal “ha sido mínimo, y es un funcionario que designa también el gobierno provincial. Hubo situaciones que se generaron porque no ha cumplido con su rol”, concluyó.