Breves
veteranos5

Polémica por pintada

Se inauguró la Carpa de la Dignidad en Río Grande

Las organizaciones sociales, gremiales y políticas que integran la Mesa Multisectorial de Derechos Humanos queremos aclarar a la comunidad que los pañuelos de las Madres,  pintados sobre la bicisenda, no fueron responsabilidad de la concejal Eugenia Duré, ni de la gente que trabaja y milita con ella, como se está haciendo circular por los distintos medios de comunicación.

 

Los pañuelos fueron pintados, como parte de una campaña nacional de las Madres de Plaza de Mayo, por una de las organizaciones de la Multisectorial, por lo que nos hacemos cargo de esta decisión. En ningún momento se buscó ofender, provocar, ni faltar el respeto a los soldados que fueron a pelear a Malvinas. De hecho las pintadas fueron realizadas sobre la bicisenda, y no en los monumentos.

 

Desde la Multisectorial tampoco podemos entender que estos pañuelos, símbolo de la lucha por los Derechos Humanos en todo el mundo, puedan ser ofensivos, así como no comprendemos que se siga disociando la Guerra de Malvinas de lo que fue la Dictadura Militar, y negando los crímenes de lesa humanidad cometidos contra nuestros soldados por sus mismos superiores.

 

Los pañuelos fueron rápidamente borrados por el Municipio a pocas horas de que fueran pintados el 23 de marzo, víspera del Aniversario del Golpe de Estado, por lo que no se entiende que hoy se saque de nuevo a la luz esta situación, a no ser que sea parte de alguna campaña política que nos excede como organizaciones.

 

Desde la Mesa Multisectorial reivindicamos que un símbolo de la lucha inclaudicable por los Derechos Humanos, como son los pañuelos de las Madres de Plaza de Mayo, se estén pintando a lo largo y ancho del país.

 

Vamos a seguir desarrollando esa actividad, como vamos a seguir reivindicando a los héroes de Malvinas; pero no creemos que se pueda poner un signo de igualdad entre nuestro soldado Horacio Chávez, destacado por su valor en combate, y el cobarde de Astiz, condenado por genocida y quien se rindió en Malvinas sin disparar un solo tiro.

 

Por eso ratificamos que Madres de Plaza de Mayo y Combatientes de Malvinas no son sinónimo de antinomia, más bien son reflejo de lucha por Memoria, Verdad y Justicia.