Breves
Así quedó el auto que pasó toda la noche a la intemperie. (Foto Ramón Taborda Strusiat).
Así quedó el auto que pasó toda la noche a la intemperie. (Foto Ramón Taborda Strusiat).

Se congelaron los autos y hasta el agua de la orilla del mar en Río Grande

Una ola polar generó postales inimaginables. El sábado, la temperatura bajo cero fue inferior a la que ese mismo día se registró en la Base Marambio. Las fotos de un Peugeot 205 en Almafuerte al 400 tomadas por el periodista Ramón Taborda Strusiat recorrieron el mundo. También la capital magallánica sufre los embates de la onda polar.

Río Grande.- Desde hace más de una semana, la ciudad fueguina de Río Grande es sacudida por una ola de frío polar extrema que parece no tener fin y generó postales inimaginables en este comienzo del invierno.

El 23 de junio nevó todo el día y durante la madrugada del sábado 27 la temperatura batió un récord cuando el reloj marcó las 00 horas: fue de -13,8 °C y la sensación térmica fue inferior a los -20 ºC.

La ciudad atraviesa temperaturas bajo cero extremas que marcan una tendencia histórica, debido a que la última vez que hubo registros tan bajos fue en 1996.

Para tener una noción del fenómeno que experimentan sus habitantes, se puede reparar en que ese mismo día, en la Base Marambio de la Antártida, el Servicio Meteorológico Nacional reportó una temperatura real de -0,4° y una sensación térmica de -5,8°.

El clima no solo provocó problemas en el tránsito y en los domicilios particulares –sobre todo en las cañerías de las casas– sino que también congeló un auto y el agua en la orilla del mar.

Tal como se puede apreciar en las imágenes que compartieron los usuarios en las redes sociales, un Peugeot 205 que había pasado toda la noche a la intemperie quedó cubierto de hielo en una ciudad que ofrece postales que parecen tomadas de una película.

Pero lo que más sorprendió fue el video que se viralizó del mar, que mostró su orilla cubierta de hielo y el agua con escarcha en su superficie.

Este martes por la mañana, alrededor de las 8, se registró una temperatura de -14,5°. Y si bien es menor que la de los últimos días, la intensidad del frío también se hizo sentir.

 

Medidores congelados en Punta Arenas

 

Aguas Magallanes aumentó en atenciones técnicas por bajas temperaturas y medidores congelados. Preocupa falta de protección en medidores y cañerías expuestas.

Adoptando rigurosas medidas de seguridad para no exponer la comunidad, Aguas Magallanes ha mantenido sus atenciones técnicas en terreno, dando prioridad a situaciones de emergencia, debido a las bajas temperaturas que se presentan en la región.

Desde la empresa señalaron que ante este complejo escenario se requiere de la colaboración y responsabilidad de los clientes para una protección adecuada que considere material aislante en el nicho y tapa del medidor y cañerías exteriores.

Así lo dio a conocer Johanna Reyes Neira, gerente de Clientes de Aguas Magallanes, quien explicó que, a raíz de la pandemia, la empresa ha implementado diversas estrategias para minimizar situaciones de riesgo.

Sumado al aumento de requerimientos derivado de las bajas temperaturas y falta de protección en medidores y cañerías exteriores, la empresa debe atender otras asistencias técnicas  como baja presión, obstrucción de alcantarillado y filtraciones en vía pública, para dar continuidad al servicio, afectando en la menor medida de lo posible a los clientes.

La empresa informó que este mes (junio) se ha percibido un importante aumento de estas solicitudes de atenciones en domicilios. Durante las últimas 72 horas se han atendido más de 540 llamados, lo que representa  aproximadamente un 540% de incremento.

De este universo, más del 60% correspondió a problemas generados al interior de los domicilios, principalmente como consecuencia de la falta de protección y aislación térmica en los nichos de los medidores y cañerías exteriores.

Fuente: El Magallánico.