Breves
La emergencia vial resultó aprobada con votación dividida a través de los votos de los concejales Alejandro Nogar, Miriam Mora, Paulino Rossi y Verónica González, mientras que los ediles del Partido Verde Laura Colazo y Raúl Von der Thusen votaron por la negativa.
La emergencia vial resultó aprobada con votación dividida a través de los votos de los concejales Alejandro Nogar, Miriam Mora, Paulino Rossi y Verónica González, mientras que los ediles del Partido Verde Laura Colazo y Raúl Von der Thusen votaron por la negativa.

Se aprobó la emergencia vial que pidió Melella

Durante la IV sesión ordinaria desarrollada durante este martes, los concejales aprobaron la emergencia vial por 180 días, con posibilidad de que se prorrogue por igual período. La votación fue dividida, debido a que los ediles del partido Verde votaron en contra de la normativa.

La emergencia vial resultó aprobada con votación dividida a través de los votos de los concejales Alejandro Nogar, Miriam Mora, Paulino Rossi y Verónica González, mientras que los ediles del Partido Verde Laura Colazo y Raúl Von der Thusen votaron por la negativa.

Antes de sancionarse la norma, cada uno de los concejales plantearon sus pareceres respecto de si correspondía o no su aprobación, teniendo en cuenta las dudas que se generaron en torno al mismo debido a que ingresado al Concejo Deliberante en las últimas horas.

La concejal Laura Colazo fue la primer en pedir la palabra en el recinto, donde manifestó que “no es el primer año que tenemos lluvias que superan la media” aunque reconoció que “este año fue extraordinaria la cantidad de lluvias caídas durante el mes de mayo”, sostuvo, al tiempo que consideró que “hace varios años que Río Grande viene teniendo modificaciones a nivel climático y está constatado por la estación meteorológica de Río Grande y organismos provinciales y el CADIC“.

Tras lo cual reprochó que “la emergencia ha sido una herramienta que esta gestión ha usado de forma asidua en distintos temas entre los que mencionó el transporte público de pasajeros; la deposición final de residuos y los espacios públicos”.

La edil recordó que “en el 2014 acompañé la Declaración de Emergencia y vimos que se dio solución a los vecinos de Chacra XIII con la pavimentación, sin embargo consideró que hay una zona de Río Grande que está muy postergada que nosotros vemos que falta un trabajo de planificación profunda y vemos que no hay proyectos que respeten los trabajos científicos que se han hecho, entre los que mencionó lo realizado por ingeniería sin fronteras”.

Asimismo opinó que “el Decreto de Emergencia no va a poder transformar a la zona de la margen sur como se merece y como necesita para que todas las familias vivan dignamente”.

Además aseguró que en la Declaración de Emergencia “no conocemos el monto que se va a destinar y tampoco el plan de obras, y si bien se establece que mes a mes se le va a dar un informe al Concejo Deliberante, en la emergencia anterior eso no se cumplió”, dijo, por lo tanto “nada nos hace pensar que esta vez va a ser diferente”.

También indicó que “cuando terminó la emergencia en el 2014 solicitamos informes sobre las obras ejecutadas por el Municipio, pero no ha llegado el informe formal al Concejo Deliberante” por lo cual marcó la importancia de “la transparencia para conocer el destino de los recursos públicos y en que obras se gastan”.

En tal sentido repasó que “le pedimos al Ejecutivo que reflexione sobre la importancia de enviar la información al Concejo Deliberante para que se pueda hacer una difusión de las obras que realizan y la necesidad de planificar en la ciudad y por eso no acompañamos este proyecto”.

 

“Podemos hacer algo más que poner fotos en Facebook”

 

Por su parte, el concejal Paulino Rossi expresó que “una emergencia es una situación excepcional” y el caso de la presente “el fundamento es que este año llovió mucho más que en el 2016, en mayo llovió un 50%, en febrero un 60%; en enero un 300% más que en enero de 2016, mientras que en abril llovió un 500% más, en tanto que en mayo llovió un 900% más que en igual período del año anterior, por lo cual hay cuestiones claras y objetivas de que estamos frente a una situación atípica”.

Además Rossi “chicaneó” políticamente a los concejales del Partido Verde comparando la situación con “la emergencia que pidió el Gobierno de la provincia para votar una madrugada en la Legislatura para bajar sueldos, para quitarle recursos a los Municipios para que puedan hacer menos obras, con un direccionamiento político de ajuste, es decir, para achicar el gasto público, para ajustar sobre el Municipio y los vecinos”, recriminó.

En cambio manifestó que “el Municipio en este caso no plantea ajuste, no plantea achique sino que es muy claro, y los excedentes presupuestarios del año anterior con un superávit del ejercicio anterior que está plasmado en la Cuenta de Inversión, que se van a aplicar en esta emergencia para destinar más dinero a obras de una manera más rápida”.

Además criticó al Gobierno de la provincia señalando que “en lugar de ponerse a disposición y ver de qué manera se pueden solucionar los problemas de la ciudad de Río Grande, y no del Municipio o del Intendente, vemos que solo publican fotos en Facebook jactándose de fotos con la ciudad con agua, mientras que nosotros hoy tenemos la posibilidad de hacer algo más que poner fotos en Facebook, tenemos la posibilidad de darle las herramientas al Municipio para que pueda dar soluciones de manera rápida y efectiva con los correspondientes mecanismos de control y transparencia que también estamos planteando en el seno de la institución”.

Finalmente manifestó que “esta Declaración de Emergencia significan 85 millones de pesos que van a ser destinados en obras para poder responder en tiempo y forma a través de la contratación de maquinaria y servicios, para el mantenimiento de pluviales y calles que garanticen la circulación vial y es un buen mensaje que como concejales le podemos dar a los vecinos de que entendemos la situación de emergencia”.

 

“Tenemos que estar a la altura de las circunstancias”

 

En tanto la concejal Verónica González subrayó que “es necesario actuar frente a la excepcionalidad y nosotros tenemos que estar a la altura de las circunstancias respecto de esa situación”, dijo, entendiendo que los argumentos en contra “tienen un neto corte político, esto está evidenciado en todos y cada uno de los portales desde hace más de un mes, donde sólo el sector de la Margen Sur se remarca, teniendo en cuenta que hay muchos otros sectores y debemos ser equitativos en cuanto a la ciudad que habitamos”.

Además remarcó que “quienes recorremos la Margen Sur tenemos muy en claro cuáles son las intervenciones de este ejecutivo Municipal, hoy por hoy no quedan dudas del trabajo que se ha hecho constantemente desde el Municipio, donde el intendente ha ido a buscar a Buenos Aires programas nacionales para que estas personas hoy por hoy tengan las condiciones de habitabilidad que se merecen”.

Además remarcó que en la actualidad “hay máquinas trabajando, pluviales que se están construyendo, y servicios que se están prestando”.

Finalmente la concejal González destacó la presencia de los funcionarios municipales “cada vez que los citamos al Concejo Deliberante y ante esta excepcionalidad tenemos que dar la posibilidad de avanzar”.

 

“Desde el año pasado se está trabajando en esta emergencia”

 

Por último la concejal Miriam Mora sostuvo que “desde el año pasado se está trabajando en esa emergencia y se esperó a que de una vez por todas Nación envié los fondos que tenía comprometidos para diferentes obras, hace días atrás el Intendente cedió las obras al Fideicomiso Austral para que Nación de una vez por todas resuelva la situación, dado que mientras esperamos para ver si las obras las hace Nación o provincia, o el Municipio, los vecinos esperan la solución”.

Por tal motivo indicó que “me parece muy importante acompañar este proyecto” y “que haga las obras el que pueda realizarlas con este gobierno nacional y provincial que tenemos y si realmente están tan preocupados por los vecinos es en estas bancas dónde debemos votar” dijo a modo de reproche a quienes se opusieron a la propuesta.