Breves
Sciurano pidió “no comprar el discurso facilista del cambio de la matriz económica, como si se apretara un botón y los miles de trabajadores de la electrónica pasaran a trabajar en otra industria de recursos naturales. Eso es una utopía y es ridículo”.
Sciurano pidió “no comprar el discurso facilista del cambio de la matriz económica, como si se apretara un botón y los miles de trabajadores de la electrónica pasaran a trabajar en otra industria de recursos naturales. Eso es una utopía y es ridículo”.

Sciurano cargó contra el pedido de asesoramiento financiero para la colocación de bonos

El candidato a diputado por Unir TDF cuestionó la publicación del gobierno por la que pide asesoramiento financiero para invertir el dinero de la colocación de bonos. “Yo siempre entendí que esa plata era para hacer obra pública y esto es lo que se conoce en la jerga como la timba financiera”, fustigó Sciurano. Consideró “irresponsable” que el gobierno haya pedido miles de millones, que hace meses se están devaluando.

El gobierno de la provincia decidió hacer un llamado público de asesoramiento financiero para que se acerquen propuestas de inversiones de los fondos obtenidos por la colocación de bonos, que tienen como finalidad la obra pública prevista en la ley 1.149.

Desde hace meses el dinero está depositado en cuentas de la provincia y este aviso disparó un fuerte cuestionamiento del candidato a diputado nacional Federico Sciurano (UnirTDF).

Con el título destacado de “Asesoramiento Financiero”, el Ministerio de Economía publicó un aviso en un diario de tirada provincial, por el cual “convoca a quien resulte interesado a presentar diferentes alternativas de inversiones financieras, en relación con los fondos producto de la colocación de deuda, autorizada en el marco de la ley provincial 1132”, señala textualmente, y establece como fecha límite de presentación de propuestas el 14 de agosto a las 11:00.

De visita en los estudios de Radio Universidad junto con su compañera de fórmula, Miriam Boyadjián, el radical sostuvo que “todo lo que pasó con ese endeudamiento es bastante extraño. Todo es extraño. Primero, el manejo de los tiempos, es decir, que salgan a tener plata sin tener muy en claro para qué la van a usar. Además, esa plata se pide con un listado de obras que armaron a último momento. Esa es la sensación”, dijo, teniendo en cuenta que la legisladora Mónica Urquiza advirtió que habían hecho mal la suma del listado de obras y sus montos, y debieron corregirlo sobre la marcha, en sesión.

Para Sciurano “esto que han publicado es el fiel reflejo de esta situación, porque claramente con este aviso están tratando de no comerse un juicio por malversación de fondos el día de mañana. La plata que han pedido en el exterior ha venido perdiendo poder de compra a lo largo de estos meses. La plata la pidieron a principios de año y ya estamos en agosto. Hace siete u ocho meses que tienen la plata depositada y, si fuera negocio hoy en el mundo pedir un crédito y ponerlo a plazo fijo, todos seríamos ricos. Claramente están desfinanciando a Tierra del Fuego”, expresó.

“Ya veníamos con un problema económico serio y, si fuésemos gobierno, no había ninguna posibilidad de tener este manejo infantil de las finanzas públicas. Hoy, con todos los problemas que tiene la gente, no percibe esto. El problema se va a percibir dentro de un par de años cuando haya que empezar a pagar un crédito que no tenemos claro por qué se pidió”, advirtió.

Si bien la Constitución fija un límite del 25% del presupuesto para endeudamiento, estaría ampliamente superado dado que, “además de los 200 millones de dólares que se pidieron a principios de este año, hay que agregar la plata que se le pidió a la ANSES el año pasado y hace más de un año está depositada sin ningún tipo de uso”, dijo.

“Este crédito se pidió en el peor momento de la macroeconomía con respecto al dólar, y la prueba está en que el dólar viene subiendo todos los meses, desde marzo a la fecha”, expresó.

La senadora Boyadjián observó que “estos créditos los va a terminar pagando otra gestión y otra generación, y la gente no sabe qué ya está endeudada”. Lo atribuyó a “la mayoría absoluta de la Legislatura”, y manifestó que esto “no hubiera ocurrido con una política de estado bien fundada y con proyección a futuro, como un hospital para margen sur, por dar un ejemplo. Estas obras no estuvieron en la Legislatura para que cada uno lo pueda estudiar. Y esto ocurre por una mayoría de legisladores que apoyan, del FPV y la UCR”, remarcó.

Sciurano afirmó que “hoy cada fueguino está debiendo cuatro mil pesos por mes”, y criticó que se tenga previsto seguir adelante con la “especulación financiera, en vez de ayudar a los microemprendimientos con préstamos que puedan fortalecer la actividad, que se pueda reinvertir y generar trabajo y consumo. Ese es el modelo que tenemos a nivel nacional hoy. Es un modelo totalmente especulativo”.

“No conozco la opinión del Fiscal de Estado pero es un tema para prestarle atención, porque va a afectar la estructura económica de la provincia en los próximos años. A esto hay que agregar el perjuicio que significa tener plata cuyo valor adquisitivo se pierde mes a mes. Este aviso que han publicado es absolutamente novedoso, porque nunca había visto algo de estas características. Es un cuarto de página donde se pide asesoramiento financiero en nombre del gobierno de la provincia. Le piden a todos aquellos de la comunidad que tengan alguna idea de cómo manejar estos 200 millones de dólares que tienen depositados, que les hagan llegar el asesoramiento para que el gobierno decida cómo invierte eso. Yo siempre entendí que esa plata era para hacer obra pública, no para manejarla financieramente. Esto es lo que se conoce en la jerga como la timba financiera, y me parece muy irresponsable haber pedido miles de millones de pesos sin saber para qué. La plata se pide para hacer obra pública y va de la mano de la fiscalización de la obra. En la medida que se certifican obras, se envía la plata para seguir trabajando. Nunca vi un caso de estas características, donde mandan toda la plata, la guardan y ahora preguntan qué hacer con un llamado a licitación”, fustigó.

Respecto de las obras que anuncian por los medios, dijo que “hablan por gacetilla del microestadio de Río Grande, pero hasta ahora no hay ninguna licitación. Mandan gacetillas de prensa y hoy son una herramienta de discurso político que nos está haciendo mucho daño. Se le presta más atención a la gacetilla que a la estructura productiva de la provincia, que está muy lesionada. Eso se ve cuando uno recorre la provincia”, expuso.

 

Un proyecto de arraigo

 

Respecto de la propuesta de UnirTDF, que repite la fórmula de 2015, la senadora Boyadjián destacó que “no fue algo transitorio ni por capricho de algunos, como dijeron, sino que es una alternativa permanente que viene a quedarse y un proyecto de vida para todos los fueguinos. Nosotros amamos a esta provincia, es parte nuestra, y este proyecto está inducido por el amor a Tierra del Fuego, el arraigo, por los principios y valores de nuestros abuelos, cuando se vinieron a radicar a nuestra provincia. Somos una provincia rica y sabemos que se puede hacer mucho más desde el estado. Hay mucho potencial en hidrocarburos, y cuando subieron las tarifas en 2016 nosotros levantamos nuestra voz, fuimos a ver al ministro de Energía José Aranguren, porque al no estar dentro del interconectado, la provincia tiene un costo muy alto de energía, cuando le damos gas al continente. Estamos peleando para que se dé de baja el decreto que eliminó los beneficios arancelarios de los puertos patagónicos que, para el puerto de Ushuaia, con el 13% de arancel, significan diez millones anuales. Con las bellezas naturales de Tierra del Fuego para el turismo no se está haciendo nada. Hay muchas potencialidades y no se está dando valor agregado”, sostuvo.

Lamentó la falta de diálogo con la gobernadora Bertone, siendo senadora por la provincia. “No he podido hablar con la gobernadora más allá de un saludo cordial. Cuando se dio el debate de Ganancias pudimos hablar un poco más, porque fueron los gobernadores invitados por el gobierno nacional. Ella me pidió que ayudara a sacar la ley para la quita de Ganancias, esto fue a fines de 2016. Yo estoy interbloqueada en el bloque de UNA y tenemos una fuerte impronta en la defensa de la industria y las economías regionales, sobre todo de la Patagonia, muy postergada aunque se han hecho anuncios muy fuertes, pero nunca los vimos materializarse. Fue la única vez que pude hablar con ella, pero siempre levanté la voz por Tierra del Fuego, por nuestra soberanía, por los anuncios del gobierno nacional de reconvertir la provincia del polo industrial a una matriz productiva del sector primario. He pedido informes al Jefe de Gabinete públicamente y más de una vez, para saber si iban a prorrogar el subrégimen en cada momento que tuve la oportunidad. Incluso llevé en mano una carta el Presidente de la Nación, contando la historia de los fueguinos, de cada familia que sufre la pérdida del empleo, la caída del consumo que tenemos en los comercios. Esto lo di a conocer en la Cámara Alta, en cada reunión de comisión de industria, de la que no soy miembro pero me dejaron participar, y frente a la UIA, por la situación grave que tiene nuestra provincia. Ahí el presidente de la UIA me dijo que el problema de Tierra del Fuego lo tenía que hablar con la gobernadora y que es culpa de los gobiernos provinciales que estemos así”, manifestó.

 

Reactivación de la industria

 

Consultada sobre las declaraciones del jefe de gabinete Marcos Peña de la semana pasada, en la que habló de la reactivación de la industria, indicó que “se está reactivando de a poco. Con Federico Sciurano visitamos la empresa Digital Fueguina y ellos nos contaron su estrategia. Fabrican para el grupo Garbarino y están proyectando para 2018 sobre todo la fabricación de televisores, porque viene el mundial. También tienen aire acondicionado. Nos han dicho lo que piensan de este proceso de reconversión y la necesidad de la prórroga del subrégimen que vence dentro de seis años. Nos decían que, si necesitan un depósito grande para almacenar, se plantean el alquiler, que tiene un mínimo de tres años, en lugar de la construcción propia, porque esas inversiones son a largo plazo”.

“Tanto las empresas radicadas como las que se quieren venir a instalar, necesitan una proyección y reglas jurídicas claras, para asegurarse una rentabilidad a mediano y largo plazo. Esto nos comentaron los gerentes de Digital Fueguina”, afirmó.

 

Contra el federalismo

 

Por su parte Sciurano se refirió a las declaraciones de Elisa Carrió el sábado por la mañana sobre Tierra del Fuego, orientada a la inversión que hace el país, donde “dio a entender que es una inversión desproporcionada en función de lo que nosotros significamos para la Argentina”, y criticó que en estos meses “se ha puesto de moda la matriz de opinión de lo que nos pasa”, instando a entender que “la Argentina es un país federal y que la 19640 es el reflejo de un país federal”.

“Tierra del Fuego es la única provincia que tiene un conflicto internacional, como es el caso de Malvinas, que también presenta una necesidad de reflexión. La soberanía de las islas va a ser un debate de las próximas décadas”, adelantó.

“La Constitución Nacional reconoce un efecto espejo con Brasil, que es Manaos. Esto quiere decir que cada puesto de trabajo que se pierde acá, es un puesto que se gana en Brasil”, dio.

Para el candidato, “el discurso de comprar más barato la tecnología tiene otra intencionalidad. Por ejemplo, en Córdoba se fabrican autos, y si le preguntan a los argentinos si quisieran comprar autos más baratos y con mejor tecnología, trayéndolos directamente de Japón o Corea y pagándolos la mitad, no hay dudas de que todos van a decir que sí, menos los que trabajan en la industria automotriz. Hoy se producen autos en Córdoba porque hay un concepto de desarrollo industrial y de contención social. Son políticas nacionales orientadas a que el país se desarrolle industrialmente y esto genere puestos de trabajo. Ahora, para un país ¿es más importante pagar un auto más barato o un televisor más barato? Claramente la respuesta es el auto, pero eso no lo discutimos en la Argentina. Hay una mala intención en la discusión de cuánto pagamos el celular o el televisor, sin analizar los miles de familias que quedan sin trabajo. La discusión además es bastante berreta, porque ni siquiera tienen un conocimiento académico para hablar de esto”, señaló.

Pidió “no comprar el discurso facilista del cambio de la matriz económica, como si se apretara un botón y los miles de trabajadores de la electrónica pasaran a trabajar en otra industria de recursos naturales. Eso es una utopía y es ridículo”.

“Esos son procesos que duran más de diez años. La matriz económica no se cambia en una gestión. Nosotros no somos ni oficialistas ni opositores y queremos lo mejor para el lugar en que vivimos, pero no nos van a callar con el lineamiento que nos baje un gobierno de ningún color”, aseveró.

También dio cuenta de la vocación de los que encabezan esta lista de trabajar por el bien de la provincia y no el bien personal. “Yo no hago política porque no tengo de qué vivir. Nosotros hacemos política porque nos preocupa el futuro que tenemos por delante. Y si no hay una reacción de la sociedad, dado que el gobierno de la provincia no la va a tener, lamentablemente no se va a cambiar la realidad, por más gacetillas que manden sobre un cambio”, sentenció.

 

Flexibilización laboral

 

Por último se lo consultó sobre el proyecto de flexibilización laboral que ya oficialmente el gobierno nacional dijo que quiere debatir. “Los resultados que ha tenido en la Argentina han sido nefastos. Cada vez que se habló de flexibilización laboral, lo único que le pasó al país en términos económicos fue ir para atrás. Eso jamás permitió ningún tipo de avance. El 70% de la Argentina se sostiene con el mercado interno, es decir que, cada vez que se le quita poder adquisitivo al trabajador, el mercado se deprime y se genera recesión. Esto le está pasando a la provincia ahora. Cuando no está dominada la inflación, la recesión lo que hace es generar más pobres, y cualquier medida vinculada con que la gente tenga menos poder adquisitivo o menor certidumbre laboral, no tengo ninguna duda de que va a fracasar. Para hacer más productivo al país hay un listado enorme de cosas para empezar a discutir, mucho antes de apelar a los seres humanos como factor de ajuste”, planteó.

Observó que “una de las cargas más grandes de la producción nacional es la impositiva. De movida, gravar el consumo es un error, porque deprime el consumo. Nosotros tenemos posturas claras. La solución de la economía argentina no es que la gente cobre menos o tenga menos estabilidad laboral. Argentina tiene que evolucionar y necesita aprender de sus errores, insertarse en el mundo con una capacidad de desarrollo genuina que nos pueda sostener en el tiempo. Hoy no necesitamos discursos, sino decisiones inteligentes y comprometidas con lo que tenemos adelante”, concluyó Sciurano.