Breves
El secretario adjunto del Centro de Empleados de Comercio Daniel Rivarola se refirió a la caída de alrededor de 800 contratos la semana pasada y como esto repercutirá en la economía de los comercios de la ciudad, como así también advirtió que hay comercios en donde prácticamente no ingresan clientes.
El secretario adjunto del Centro de Empleados de Comercio Daniel Rivarola se refirió a la caída de alrededor de 800 contratos la semana pasada y como esto repercutirá en la economía de los comercios de la ciudad, como así también advirtió que hay comercios en donde prácticamente no ingresan clientes.

Rivarola advirtió una caída de circulante por 30 millones de pesos

Así lo estimó Daniel Rivarola del Centro de Empleados de Comercio de Río Grande con respecto a la caída de alrededor de 800 contratos en la industria fueguina. Manifestó la “preocupación no sólo por la cantidad de familias que quedaron sin trabajo, sino por el impacto que tendrá en toda la economía de Río Grande”, Calculó la caída de circulante de alrededor de los 30 millones de pesos por mes”. Además advirtió que hay “comercios en los que no ingresan clientes en determinadas franjas horarias”. También resaltó que en el “supermercado La Anónima hace más de un año que no ingresa nuevo personal”.

Río Grande.- El secretario adjunto del Centro de Empleados de Comercio Daniel Rivarola se refirió a la caída de alrededor de 800 contratos la semana pasada y como esto repercutirá en la economía de los comercios de la ciudad, como así también advirtió que hay comercios en donde prácticamente no ingresan clientes.

Por FM La Isla manifestó que la “situación de la UOM nos perjudica de forma directa e indirecta, dado que en el sector de limpieza solamente tenemos conflicto en dos empresas, BGH y Mirgor, donde habían ingresado personas contratadas hasta terminar la producción prevista”, dijo, al tiempo que afirmó que esto “no afecta al personal de planta, pero esos contratos no se van a sostener, teniendo en cuenta que son tres en la empresa BGH,  y seis en Mirgor, con lo cual son nueve las bajas que eran empleos transitorios”, detalló en relación al efecto indirecto que tendrá la caída de casi 800 contratos que golpeará de lleno a los comercios y sus empleados.

Por tal motivo sostuvo que “por lo que hablo con los compañeros ya hay una merma enorme en las ventas, y la situación que se dio ayer nos habilita un junio más complejo, con más de 700 compañeros de la UOM que quedaron en la calle, a un promedio de 40 mil pesos de sueldo, con lo cual estamos hablando de más de 28 millones de pesos por mes que dejan de circular en la calle”, alertó.

En tal sentido resaltó que “independientemente que venga el aguinaldo en junio, esos 28 millones de pesos no van a estar en los comercios, en los alquileres, y estamos hablando nada más del sector industrial, porque puede haber más en las empresas que prestan servicios”.

Asimismo remarcó que en “Comercio me tocaron nueve, pero cuando Mirgor cerró la planta también se perdió personal de seguridad, por lo tanto si se suman los sueldos de los gremios hermanos, como Seguridad o Gastronómicos, más los nuestros y los de la UOM, realmente el número es muy malo y preocupa mucho, teniendo en cuenta que también el que queda empleado retrae el consumo ante el aumento de la incertidumbre”, subrayó.

 

Comercios sin clientes

 

Rivarola manifestó que “nosotros estamos mirando con mucha preocupación los números y los compañeros de comercio me dicen que ya ahora hay momentos en que no entra ningún cliente, donde la cantidad de negocios vacíos se está dando, en fracciones horarias, y también hay que tener en cuenta la altura del mes, y a esto hay que sumarle la inflación y la corrida del dólar, que profundiza la recesión”, detalló.

Por tal motivo indicó que ya “hay comercios que están cambiando las horas extras del sábado por un franco, y cuando caen las ventas despiden un empleado, o le bajan la jornada”, alertó.

Finalmente fue consultado sobre la situación en los supermercados, para lo cual explicó que “es el comercio que se sigue sosteniendo, pero en este último año y medio no entró un solo empleado nuevo”.

En tal sentido ejemplificó con el supermercado La Anónima, señalando que “siempre tuvo gente ingresando, y si había una licencia por embarazo o lo que fuere, ponían un reemplazo, o tomaban gente si crecían las ventas, pero hace un año y medio que no entra ni un empleado nuevo, ni contratado ni como reemplazo, por lo cual los mismos empleados hacen los reemplazos, sin recargarse de trabajo porque, al haber menos ventas, tampoco tienen que reponer”, concluyó Rivarola.