Breves
pepsicoRG

Repudio a la represión

Río Grande se manifestó por Pepsico

Desde las 18 horas de hoy, trabajadores y vecinos marcharon y se manifestaron en la esquina de San Martín y Belgrano en Río Grande, para repudiar la represión desatada esta mañana en la fábrica Pepsico de Buenos Aires. Organizaciones gremiales, barriales, políticas y referentes de distintos sectores estuvieron presentes.

 

Según los participantes la manifestación surgió de manera espontanea, al conocerse lo ocurrido en la ciudad de Buenos Aires con el desalojo compulsivo de la empresa Pepsico y la represión que afectó a trabajadores, vecinos, trabajadores de prensa y diputados nacionales; presentes en el lugar.

 

Entre los participantes de la marcha en Río Grande, se destacó la presencia de integrantes de la Unión Obrera Metalúrgica local, encabezados por el diputado nacional y secretario General del gremio, Oscar Martínez. También se observó la presencia de las concejales Miriam “Laly” Mora y María Euguenia Duré, como así también el senador (mc) Osvaldo López.

 

De igual forma se notó la presencia de integrantes del SUTEF, el Sindicato de Petroleros Jerárquicos, Jubilados TDF, la agrupación estatal ANUSATE, SECASFPI, la Agrupación Chacra Primero, la Unidad Solidaria de los Trabajadores y Nuevo Encuentro. Al final de la manifestación se expresaron algunos de los presentes y cerró el acto el titular de la UOM Río Grande, Oscar Martínez, asegurando que “una vez más, los trabajadores a lo largo y ancho del país hemos sido golpeados. Porque los palos y las balas que han recibido los compañeros de Pepsico, nos tienen que doler a todos en la carne y en los huesos”.

 

Denunciando además que “son los mismos palos que hace pocos meses descargó la gobernadora de esta provincia, contra los trabajadores y los empleados públicos. Son los mismos palos y las mismas balas, que todavía nos siguen doliendo, de las represiones de De la Rua, Manfredotti, Estabillo y cada uno de los que ha tenido la cobardía de tratar de frenar la represión popular con balas y palos”.

 

Martínez advirtió que “para frenar la represión” no alcanza con pronunciamientos y comunicados, asegurando que “para frenar la represión hace falta la decisión y el coraje de poner la palabra, pero también poner el cuerpo y el alma para sentir en carne propia esos palos”, concluyó el secretario General de la UOM.