Breves
PLASTICOS

En Buenos Aires

Reuniones por despidos en Acsur

Sin acuerdo en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la Provincia, el sindicato plástico a nivel nacional lleva adelante negociaciones con el accionista mayoritario de la empresa Acsur para tratar de destrabar el conflicto. Se discute sobre los cinco despidos producidos y otros reclamos relacionados con las condiciones laborales.

 

“Tenemos una situación de incertidumbre, hay una reunión en la Ciudad de Buenos Aires entre el accionista mayoritario de la empresa y el secretario General nacional (de la UOyEP) Oscar Murúa, para ver si se puede revertir esta situación y que los compañeros vuelvan a trabajar”, señaló el delegado gremial de los trabajadores de Acsur, Roberto Ortega, refiriéndose a la situación plantada después de los cinco despidos.

El delegado dijo que se abrió “un compás de espera para ver lo que se define, si lo que se define está de acuerdo a lo que nosotros pretendemos que es que vuelvan los compañeros está bien. Pero si resulta lo contrario vamos a seguir peleando acá por la reincorporación”, adelantó el representante de los trabajadores.

Recordó que inicialmente fue uno el trabajador despedido “por lo cual salimos nosotros a decir que no queríamos despidos, iniciamos un reclamo en el Ministerio de Trabajo y al no tener respuesta comenzamos con las medidas de fuerza. Una vez que comenzamos con esa medida la fábrica hizo una oferta en la cual no se contemplaba la reincorporación del compañero, pero sí los otros puntos”.

El delegado dijo que eso fue aprobado en asamblea con el aval del despedido, “que dijo que si él quedaba afuera pero había algo positivo para el resto aceptaba”. Pero al retornar a las tareas se encontraron “con que no había nada”, fue cuando retomaron las medidas exigiendo la reincorporación del primer despedido pero la empresa reaccionó con cuatro despidos más.

Ahora la resolución depende de las negociaciones que se llevan adelante en Buenos Aires, entre el titular nacional de la UOyEP y la empresa, mientras los trabajadores continúan “en alerta y movilización” esperando que llegue una definición.