Breves
instituto

Campaña

Resisten el remate del Instituto Antártico Argentino

El remate del edificio del Instituto Antártico Argentino que el gobierno nacional llevará a cabo el próximo 21 de septiembre, es centro de polémicas. “Por un puñado de dólares Argentina está destruyendo 60 años de historia”, se denunció. Los trabajadores resisten la medida y, durante los últimos días, vecinos protestaron a las puertas del Instituto.

 

El gobierno de Mauricio Macri busca vender el emblemático edificio ubicado en Cerrito 1248, que fuera creado  por el general  Hernán Pujato en 1951 como órgano de conducción de la ciencia y el accionar antártico argentino en el Continente blanco.

 

A raíz de esto, Alejandro Bertotto, que fue Jefe de la Base San Martín, ex director Provincial de Antártida de Tierra del Fuego y difusor de la labor antártica, le reclamó a las autoridades provinciales que intervengan para frenar el remate del histórico edificio.

 

“Por un puñado de dólares argentina está destruyendo 60 años de historia”, aseguró Bertotto, ya que no es solo un edificio viejo y desocupado como se lo quiere mostrar. En el lugar hoy funciona el museo Antártico Argentino y una biblioteca con más de  10.000  volúmenes. Además, según explicó, se encuentra también la imprenta institucional, de donde sale todo el material oficial como  el libro de la Base San Martin, los folletos, etc.

 

“Ubicado en Cerrito y Santa Fe, el  gran problema del edificio es estar en un lugar donde  el terreno tiene muy buen valor. Por 2 millones de dólares destruimos nuestra historia.  Hace 60 años que está en ese lugar el Primer Instituto Antártico  del mundo, todo el mundo científico antártico ha pasado por el lugar”, agregó.

 

Finalmente, Bertotto le reclamó a la Gobernadora Rosana Bertone que intervengan ante el Gobierno Nacional para frenar el remate, que actúe para salvaguardar la historia, y que intercedan para evitar que se venda el Museo Antártico Argentino, por respeto a la historia antártica de nuestro país.

 

También los trabajadores exigen que se lo declare Monumento Histórico Nacional. Los trabajadores del Instituto Antártico Argentino rechazan argumentos tales como que “es un terreno baldío”, “está desocupado”, o  “está por derrumbarse”, entre otros.

 

En la solicitada difundida para exigir la preservación, se aclara que: “No es un baldío, no estaba ni está desocupado, tampoco está por derrumbarse ya que la Cancillería hasta febrero del 2016 realizaba tareas de refacción para alojar allí a los Cascos Blancos. Hoy minimizan la inversión realizada, pero se hicieron trabajos tercerizados para acondicionar las oficinas. ¿Por qué invirtieron en algo que luego ponen a la venta? Malgastaron dinero público. Eso también se ve reflejado en los años de alquiler de los dos pisos ubicados en Balcarce 290 (30 mil dólares mensuales), actual sede de la Dirección Nacional Antártica, donde fue mudado el personal de DNA y IAA en 2013 para iniciar las obras de Cerrito 1248, con el compromiso de regresar una vez finalizadas las refacciones. Hoy buscan alquilar a dos cuadras de Cerrito 1248 y mudar DNA de Balcarce 290, a fin de año”, dijeron.

 

Por su parte, la junta interna de la Asociación Trabajadores del Estado y el resto de la comunidad del IAA aseguran que “lo ponen a la venta simplemente por su ubicación y porque cumple con las expectativas de negocio de algún funcionario de turno”.