Breves
MONICA ACOSTA2

Inscripción como proveedores del estado

Renacer busca como sostener los puestos de trabajo

La titular de la Cooperativa Renacer, Mónica Acosta, se refirió a la situación de la industria y las alternativas que se presentan para los trabajadores. Lo hizo en el marco de un convenio que buscan firmar con la Municipalidad de Río Grande. También estuvo una delegación de la cooperativa visitando a los trabajadores de Audivic, en la planta tomada. Dijo que están intentando “abrir algunos caminos, pensando siempre en el mantenimiento de las fuentes de trabajo”.  

 

 

 

“Vinimos para traer la documentación pertinente e inscribirnos como proveedores del Estado municipal. En principio para ofrecer lo que nosotros tenemos como producto terminado en la fábrica, que en este caso son los televisores pero también tratando de abrir una serie de diversificaciones que nosotros entendemos que nuestra cooperativa puede hacer”, señaló Mónica Acosta, presidenta de la Cooperativa Renacer, al comentar el convenio que firmaron con el Municipio de Río Grande y la presencia de una delegación de trabajadores de la cooperativa en la fábrica Audivic, donde tomaron contacto con dirigentes de la UOM Río Grande y con los operarios y las operarias de la planta que se encuentra ocupada.

 

Después comentó que con el municipio pretender avanzar en “una prestación de servicio a través de una producción social, después del decreto 864/18 que pone no solamente en riesgo el vaciamiento de los derechos promocionales ante la apertura de importaciones, no solamente de insumos, sino también de partes terminadas de lo que nosotros producimos en la Isla, precipita obviamente a 2023”, dijo refiriéndose al vencimiento del Subrégimen de Promoción Industrial.

 

Pero advirtió que “no hay que esperar a ese momento para que termine el decreto, sino que mucho antes están tratando de vaciar de contenido el régimen. Eso exige que nos pongamos a trabajar fuertemente en el tema de la diversificación, buscando otras producciones. Porque si bien no vamos a resignar un ápice de lo que hoy estamos habilitados para fabricar, la pulseada es muy grande y por lo tanto también tenemos que abrir algunos caminos, pensando siempre en el mantenimiento de las fuentes de trabajo”.

 

Por ese motivo dijo que gestionan “que también nos den un lugar como proveedores del Estado. Siempre lo hemos hecho, nada más que ahora necesitamos también de una serie de capacitaciones, porque no es fácil hacer electrodomésticos de consumo y al otro día tratar de aspirar a lo mejor a fabricar, inclusive, hasta insumos o artículos”.

 

“En el caso nuestro, por ejemplo, queremos hacer algo de biomedicina, o para discapacidad. Queremos incursionar en una cantidad de cosas, pero sin capacitación y sin recursos no lo vamos a poder hacer. Entonces un poco el planteo, con el Estado municipal, tiene que ver con esto y tiene que ver también con la posibilidad de incluir a los compañeros de Audivic, a quienes hoy estamos visitando”, destacó.

 

La presidente de Renacer mencionó que se trata “de repensar y rediseñar una forma de producción, porque entiendo que el planteo no es sólo para nosotros sino para todos los que hoy estamos viviendo una situación dramática y vamos a necesitar realmente que exista un desarrollo tecnológico importante”.

 

Pretenden  “replantear las cosas, porque las decisiones las siguen tomando en Buenos Aires. Pero después necesitan de toda una convalidación de dichas decisiones a través del Área Aduanera Especial, y muchas veces ese número va en detrimento de lo que verdaderamente necesitamos los trabajadores”, remarcó.

 

Advirtiendo que “los que vivimos y nos radicamos acá desde hace más de 30 años” son los afectados. Recordó que “por lo general, los que toman las decisiones no viven en Tierra del Fuego viven en Buenos Aires”.  “En síntesis, esto tiene que ver con eso, rechazar de plano el decreto”, aseguró Mónica Acosta.

 

Se plateó como desafío “de cara al futuro, tener una propuesta de salida. Estas medidas que están tomando nos dejan en un estado de indefensión absoluta, venimos remándola y tratando de que la Legislatura se haga eco de un pedido nuestro solicitando la creación, si no se quiere que se llame comité de crisis que haya al menos un plan de contingencia para la isla. Y la verdad es que todos los que tienen responsabilidad política miran para otro lado y dejan hacer, esa también es una posición política”, advirtió.

 

Indicando además que “están todos embarcados en 2019 y hoy les interesa muy poco si la destrucción la tenemos a la vuelta de la esquina. Entonces, como pensamos que 2019 está muy lejos para poder modificar algo desde lo electoral, vamos a tener que ser nosotros desde el espacio de los trabajadores los que podamos agruparnos, juntar, y ver qué programa podemos llegar a rearmar para diseñar un plan de contingencia”

 

Acosta también mencionó que “la verdad es que tampoco nos parece que si el Estado provincial convoca lo haga con esa finalidad, ya hemos vivido experiencias donde te llaman para que convalides más destrucción”.

 

Para la referente de la Cooperativa Renacer “todo fue una maniobra tendiente a tratar de sepultar nuestra fuente de trabajo, nuestros ingresos, y no está la perspectiva a largo plazo de seguir desarrollándonos desde el sector industrial. Eso está claro, la finalidad es trasladar parte del sub régimen a otras partes del país, principalmente en la provincia Buenos Aires”, aseguró.

 

Dijo que lo harán “tratando de establecer que no existan más trabajos de calidad, con relación de dependencia. Sino que sean sustituidos por muchos menos puestos de trabajo. Los empresarios no resignan tasa de ganancia, porque van a seguir ganando con el arancel cero y con la base impositiva a través del IVA, y los que vamos a perder vamos a ser los trabajadores”.

 

Para finalizar señaló que “es tan desastroso lo que están haciendo con el país que a corto plazo un sueldo de 10 mil pesos va a parecer una panacea. Por lo tanto lo que hoy está en juego es la Argentina, ya dijeron que el modelo es la India. El modelo es paupérrimo, porque en la india los salarios no llegan ni a 100 dólares, pero como las instrucciones la dan los de afuera esas son las condiciones y las perspectivas que tienen”, dijo refiriéndose al panorama que enfrentan los trabajadores.