Breves
TELEGRAMA

Ushuaia

Remiseros fueron desvinculados de agencia

Choferes de la agencia “Carlitos” aseguran que fueron desvinculados de la misma por proponer reformas en el funcionamiento y plantear rebajar las tarifas, para tratar de incrementar el número de viajes. Piden “un protocolo y reglas iguales para todos”, exigen que se elabore una normativa diferente para regular al sector y adelantaron la decisión de seguir los reclamos “por las vías que corresponde”.

 

“Esto se suscita de la nada, yo estuve hablando con Alberto y con el Gerente junto con otros compañeros, en términos muy amables. Llevamos una hojita para hacer firmar por la empresa, cada vez que ocurre algo hacemos una nota donde nos damos por enterados y después la guardamos. Hablamos de manera cordial y en la conversación surgió que la situación está mal, me dio un gráfico con la cantidad de viajes de junio, empezamos a hablar del trabajo y yo le dije que tenía una solución. Porque hacemos un viaje por hora, hay 60 autos por hora sin trabajar –usando la calefacción y gastando combustible, arruinando el motor porque se lavan los cilindros- y cuando uno dice una hora no es un ratito, es un tiempo considerable”, advirtió unos de los remiseros que se venían desempeñando en la agencia Carlitos, de la ciudad de Ushuaia, en el marco de una entrevista que les realizaron por Radio Provincia.

Remarcaron que se trata de un tiempo considerable para viajes que muchas veces son por un corto trayecto o “puede pasar que uno llegue e incluso que el pasajero se haya ido”, advirtieron. Luego indicaron que mientras en la agencia trabajan a ese ritmo, tienen datos que las otras agencias “hacen 30 viajes en 10 horas de trabajo, ellos hacen 30 viajes y nosotros hacemos 10”, insistieron.

Reconocieron que esas agencias “están un 20 o un 30% más baratas que nosotros, porque nosotros subimos la tarifa para poder cubrir el canon ya que en marzo pagábamos 1200 pesos por día, cuando los taxis pagan 200 pesos por día, la cooperativa entre 600 a 750 pesos por día y La Nueva creo que 600 pesos”, indicaron los choferes, explicando que las tarifas son definidas por la agencia. Luego reconocieron que por la baja en el número de viajes, a raíz de la pandemia y la cuarentena, el canon bajo sustancialmente. Pero señalaron que “por más que baje, si uno no trabaja por falta de viajes no tiene sentido”.

Los choferes, que fueron desvinculados recientemente de la agencia, después se refirieron a la convocatoria que tuvieron desde el Concejo Deliberante, para modificar la ordenanza que los regula. Señalaron que dicha convocatoria no cayó del todo bien en la agencia, porque hasta ahora fueron regulados “desde hace 32 años por una Ordenanza que les permite cobrarnos un peso o diez mil pesos por día, lo que quieran”, remarcaron.

Confirmaron que fueron desvinculados mediante un telegrama, que se refiere al vencimiento del contrato que tenían con la agencia. Pero recordaron que “por el tema de la pandemia, había un Decreto nacional ratificado por el gobernador de la provincia y por la intendencia, extendiendo esos plazos hasta septiembre. Así que esos telegramas están totalmente fuera de lugar”, indicaron los remiseros.

Contaron que proponían bajar la tarifa para incrementar el número de viajes, e incluso hicieron una encuesta entre los choferes que resultó ampliamente favorable a la propuesta. “Lo único que hicimos fue trabajar en pos del conjunto de los compañeros”, aseguraron, los choferes que incluso fueron parte de la Comisión de la agencia.

Los choferes se quejan por el manejo discrecional del titular de la agencia, respecto de las licencias y la caída de las mismas. Asegurando que quien manifiesta alguna diferencia no puede acceder luego a la renovación de las mismas. Además denunciaron un manejo discrecional de los viajes, beneficiando a determinados choferes en detrimento de otros. Pidieron “un protocolo y reglas iguales para todos”, exigiendo que se elabore una normativa diferente para regular al sector y adelantando la decisión de seguir los reclamos “por las vías que corresponde”.