Breves
Yanina

Yanina Córdoba

Reclamo por el pago de cuota alimentaria

Una vecina de Río Grande reclamó por las complicaciones que está teniendo para definir un reclamo judicial, a raíz de los inconvenientes que tiene para percibir la cuota alimentaria que le corresponde a su hijo. Aseguró que a pesar de una mediación en el ámbito del Poder Judicial, el hombre se fue a Salta y nunca depositó la cuota alimentaria del niño. “¿Qué está pasando con la justicia?”, se preguntó.

 

 

Se trata de Yanina Córdoba, una mujer que relató los inconvenientes que viene teniendo para encontrar respuesta a la situación que atraviesa reclamando la cuota alimentaria para su hijo. En declaraciones a Radio Provincia la mujer señaló que tienen un hijo de cinco años que lleva su apellido, situación que derivó en una causa judicial, y luego de una mediación “el expediente quedó archivado”, aseguró la mujer.

Luego se preguntó “¿qué está pasando con la justicia? No puede ser que los derechos de los niños no se hagan valer, yo tengo que estar haciendo pública mi situación para que alguien me dé una solución”. Dijo que la mediación fue “el 2 de mayo de 2016 y desde entonces jamás pasó la cuota alimentaria, no cumplió este señor y después de fue a Salta”, mencionó la madre del niño.

Dijo que la situación fue denunciada en sede judicial, pero nunca pudo avanzar con alguna medida que resolviera su reclamo. Ratificó que “jamás” cobró la cuota alimentaria que le corresponde al niño y aseguró que su ex pareja “se ríe de la justicia”. Se preguntó “¿Cómo se mantiene?” y mencionó que los bienes que tiene los puso a nombre de sus familiares.

Mencionó que “si el padre no pasa la cuota, la justicia tiene que ir por los abuelos y que se hagan cargo”. Se preguntó “¿Qué está pasando que no se hace nada?” y volvió a reclamar por “los derechos” de su hijo. Además advirtió que el hombre “nunca se preocupó” por el niño y se mostró molesta por el rol que tuvieron los abogados que la asistieron hasta el momento.

Yanina Córdoba aseguró que, de no tener una respuesta favorable, “si tengo que ir un día a plantarme frente al juez y que me vea la cara, lo voy a hacer. Porque yo voy a defender los derechos de mi hijo y no puede ser que sigan jugando con una criatura”, sentenció finalmente.