Breves
ALIKA

Alika Kinan (Fundación Sapa Kippa)

Reclaman políticas públicas contra la violencia de género y el abuso infantil

La titular de la Fundación Sapa Kippa reclamó “instalar políticas públicas genuinas y concretas para poder asistir a las mujeres. Tanto a las que han sido víctimas de violencia de género, como en el tema del abuso infantil; que es algo en lo que se está haciendo agua en todos los ámbitos”. Denunció que en la actualidad “no se están implementando las políticas públicas que están dentro de los mismos convenios que firma Nación, la Provincia, los Municipios, y no se respetan los protocolos, no se respetan los convenios” y comentó el trabajo que realizan desde la Fundación. También se refirió al caso de Andrea Paduan.

“Podemos reconocer que se avanzó mucho desde la parte activista que a mí me toca, sobre todo trabajando en las polílticas. Pero también el recorrido es muy largo para reclamar en políticas públicas, hay mucho que cultivar a nivel social para que en algún momento llegue a dar sus frutos”, manifestó Alika Kinan, activista en Derechos Humanos, lucha contra la trata, cuestiones de género y referente de la Fundación Sapa Kippa.
Mencionó que “hoy por hoy podemos hablar libremente de trata, pero antes teníamos un preconcepto de la trata como la chica secuestrada. Hoy sabemos que, dentro de los prostíbulos, extiste el delito de explotación ajena. Y por supuesto ésto nos da lugar a pensar que puede llegar a haber trata de personas”, remarcó.
Luego se refirió a “la violencia de género, sobre la cual teníamos también un preconcepto respecto de las mujeres golpeadas. Y hoy sabemos claramente que la mujer golpeada es una mujer sometida, donde incluso sus capacidades psicológicas están siendo sometidas por los propios golpeadores”.
Alika Kinan admitió que “en lo cultural hemos avanzado mucho”, pero a la vez reclamó “instalar políticas públicas genuinas y concretas para poder asistir a las mujeres. Tanto a las que han sido víctimas de violencia de género, como en el tema del abuso infantil; que es algo en lo que se está haciendo agua en todos los ámbitos”, advirtió.
En este último aspecto señaló que “sobre ésta cuestión nosotros, en la provincia, tenemos mucho que hacer, al igual que con la trata de personas”.
Sobre el rol que podría desempeñar la escuela como institución, trabajando en esas problemáticas; comentó que desde la Fundación Sapa Kippa “estamos avanzando mucho en cuanto a lo que es la educación, estamos planteando ciertas estrategias de trabajo para poder apropiarnos de ese espacio que son los colegios, que son las escuelas, y poder empezar a trabajar en la concientización sobre el abuso infantil y como incluso las propias docentes pueden hacer un abordaje interdisciplinario; junto con otros organisnos que por supuesto tienen que trabajar en conjunto con los docentes y las escuelas”, señaló Alika Kinan.
Al ser consultada sobre la situación en el ámbito provincial, respondió que no es “muy optimista, ni puedo hablar bien de como se está haciendo el abordaje; porque estamos hablando de reglamentar leyes, estamos hablando de crear organismos. Entonces yo digo: paremos un poco y preguntémonos que estamos haciendo realmente por las víctimas”, expresó.
En ese mismo sentido dijo que “a las víctimas las seguimos sometiendo a violencia institucional y las seguimos sometiendo a la misma casa donde se las está golpeando, donde se las está violando. Si bien hoy por hoy ya no se están realizando más mediaciones entre víctima – golpeador; sí tenemos otras cosas que a nivel Gobierno se podrían estar ejecutando de una manera amplia, porque existen múltiples organismos pero son pocas las políticas públicas que se implementan a través de dichos organismos”, ejemplificó.
Kinan se refirió también al caso de Andrea Paduan, la joven condenada a 16 años de prisión por haber matado a su bebé recién nacido. Al preguntarle sobre si existió contención del estado, teniendo en cuenta que al momento de dar a luz manifestó que no estaba en condiciones de hacerse cargo del niño y pidió asistencia para darlo en adopción, solicitud que no fue escuchada; la referente de la Fundación Sapa Kippa respondió que “hoy por hoy el estado está haciendo caso omiso a ésta situación, que para mí está padeciendo Andrea Paduan”.
“Es un hecho aberrante, pero es aberrante desde el momento en que esta chica llega al hospital y sufre una violencia claramente institucional y obstétrica, cuando se la obliga a interactuar con el bebe”, mencionó. Recordando que “todos sabemos, y hay estudios realizados, donde se dice que la mujer en sí no tiene instinto materno. Esto partiendo de la base que lo dice Eva Giberti y varios psicólogos y psicólogas especializadas en violencia de genero y violencia obstétrica”, destacó.
Refiriéndose respecto del caso a “todo el proceso al que fue sometida, sin tener en consideración todos los atenuantes que tiene el caso. Incluso tenemos el fallo de Mostaccio, que habla claramente de que los jueces no pueden dar una pena superior a lo que pide el fiscal. Si embargo eso no fue tenido en cuenta, y son parte de los derechos de la víctima que fueron violados. Porque tanto su bebé como ella fueron víctimas de un delito aberrante”, remarcó.
Por último, al pedirle que se pronuncie respecto de la posibilidad de que los funcionarios y representantes políticos con poder de decisión se ocupen de corregir estas situaciones; Alika Kinan dijo que “uno siempre es optimista, lo que pasa es que no siempre tenemos respuesta. En realidad ellos son políticamente correctos, son muy diplomáticos, dicen que van a empezar a trabajar, que esto se está realizando; pero después cuando vamos a la práctica, cuando no hay cámaras, cuando no hay gente, la práctica es realmente tremenda porque no se están implementando las políticas públicas que están dentro de los mismos convenios que firma Nación, la Provincia, los Municipios, y no se respetan los protocolos, no se respetan los convenios. ¿Entonces hay que preguntarse cuáles son los acuerdos y de qué políticas públicas estamos hablando? De un papel en blanco, porque se está trabajando sin los fondos suficientes o los fondos se utilizan para otras causas”, concluyó Alika Kinan.