Breves
El ministro de Finanzas Guillermo Fernández rechazó la posibilidad de destinar los fondos de la colocación de bonos a gastos corrientes, ante el reclamo de sectores sindicales como ATE, para que se use el remanente tanto para el sector público como el privado.
El ministro de Finanzas Guillermo Fernández rechazó la posibilidad de destinar los fondos de la colocación de bonos a gastos corrientes, ante el reclamo de sectores sindicales como ATE, para que se use el remanente tanto para el sector público como el privado.

Rechazan redireccionamiento de los bonos a gastos corrientes

El ministro Guillermo Fernández remarcó que los fondos de la colocación de bonos tienen un fin específico fijado por ley para obras, y se busca modificar el menú para que sean obras que permitan generar empleo intensivo. Además, reveló que no alcanzan las regalías para pagar las cuotas y ya el gobierno tuvo que salir a comprar dólares. Se apela a la asistencia del gobierno nacional, mediante el aporte de un ATN y financiamiento, para paliar las necesidades que genera la pandemia. Estos aportes del tesoro nacional serán coparticipados a los municipios “por decisión del gobernador”, dijo.

Río Grande.- El ministro de Finanzas Guillermo Fernández rechazó la posibilidad de destinar los fondos de la colocación de bonos a gastos corrientes, ante el reclamo de sectores sindicales como ATE, para que se use el remanente tanto para el sector público como el privado. También hay un proyecto en danza de la UCR que prevé la creación de un fondo especial financiado en parte por la colocación de bonos, pero la posición del gobierno es que se destinen a obras para generar trabajo.

“No me parece conveniente destinar el remanente a gastos corrientes. Esos fondos deben destinarse como plantea la normativa vigente a gastos de capital. Necesitamos generar empleo de una manera rápida y lo conveniente es redireccionar los fondos a un menú distinto de obras que pueda cumplir con este cometido. Estamos viendo cómo se caen las regalías, cuando nos dijeron que el repago del crédito estaba garantizado y no es así”, manifestó por Radio Provincia.

Reveló que el gobierno tuvo que “salir a comprar dólares para terminar de pagar la primera cuota de este año” a los acreedores externos “y probablemente tengamos que volver a hacerlo este mes para la segunda cuota. Por sobre todas las cosas necesitamos generar capacidad de repago del crédito, porque hoy no están alcanzando las regalías”, subrayó.

“El endeudamiento no puede ser un instrumento para destinar al pago de salarios o de servicios y para eso están los recursos corrientes. Si no alcanzan, debemos buscar otros mecanismos para generar un equilibrio en las finanzas. El endeudamiento es para gastos extraordinarios, en este caso para obra pública y para generar puestos de trabajo”, insistió.

Con respecto a la ayuda nacional, recordó que el presidente “habló de un paquete de 120 mil millones de pesos, que se distribuirán en parte como ATN y en parte como financiamiento. Me ha tocado participar de reuniones con el resto de los Ministros de Finanzas y el gobierno nacional, para plantear la necesidad de ser asistidos ante el impacto negativo de la pandemia. Desde Tierra del Fuego planteamos por un lado el sostén del precio del barril de petróleo, y por otro la asistencia del fondo de aportes del tesoro de la nación –ATN-, que tenía acumulados al mes de diciembre 65 mil millones de pesos”, dijo.

“Ante la necesidad de dar respuesta a la situación sanitaria, el gobierno nacional en un principio tomó la decisión de distribuir 6 mil millones de esos 65 mil. Esa suma ha sido insuficiente y a la provincia le tocaron 32 millones de pesos de la primera distribución, pero en estos días se estaría recibiendo una suma similar”, adelantó, al margen del financiamiento que se sigue definiendo con nación y las provincias.

“Estamos todos a la espera de cómo se va a instrumentar la distribución de los fondos que quedaron pendientes y la política de financiamiento a las provincias, porque muchas planteamos la necesidad de refinanciar las deudas que tenemos con el fondo de sustentabilidad del ANSES, teniendo en cuenta que  Tierra del Fuego se endeudó en 2016 con este fondo”, recordó de otra toma de deuda de la gestión Bertone, además de la externa.

 

Fuerte déficit en 2019

 

Fernández advirtió que el rojo es cada vez más grande y “necesitamos fondos. La brecha entre ingresos y egresos es importante, se está terminando con el cierre del ejercicio 2019 y el resultado deficitario es muy grande”, afirmó sobre la situación en que dejó la provincia la gestión anterior.

El panorama es cada vez más complicado porque “ahora han bajado los ingresos y, aun si se saliera de la cuarentena no va a haber plena actividad, porque la reactivación va a ser muy lenta y se están definiendo los sectores que van a reiniciar. La recaudación va a seguir en caída y los gastos están creciendo. Se prevé una caída de la recaudación nacional y provincial que ronda el 40%, y no es un número menor”, alertó.

 

Ayuda coparticipable

 

Finalmente se le preguntó sobre el pedido por los medios del senador Matías Rodríguez para que se coparticipe a los municipios la ayuda que envía nación, y el ministro aclaró que ese anuncio ya lo había hecho el gobernador antes de que se expresara el senador: “Ya lo anunció el gobernador. La política del gobernador es así y siempre lo ha manifestado. Si es un aporte del tesoro no debiera ser coparticipable, pero la decisión del gobernador es hacerlo así, aunque no correspondería normativamente ni es obligatorio. Esto lo haremos en función del índice de coparticipación de recursos nacionales”, dijo.

Además informó sobre el pago de la deuda de coparticipación que dejó Bertone con los municipios: “Al día de la fecha está quedando solamente un remanente del mes de marzo y hemos transferido todo el mes de febrero. Buscamos tener un flujo de fondos asiduo para no afectar a los municipios y poder trabajar en conjunto en esta pandemia”, concluyó.