Breves
UOM 2_

Rechazan persecución gremial en el Grupo Mirgor

La conducción de la UOM Seccional Río Grande brindó una conferencia de prensa, para denunciar persecución gremial contra el secretario de Organización del gremio, Ángel Gordillo, y los delegados de la empresa Iatec y el grupo Mirgor. El 3 de marzo habrá una audiencia en la justicia, donde se pretenden avanzar en el desafuero y despido de los sindicalistas. El gremio metalúrgico anunció una serie de medidas de acción, para rechazar este intento.

 

 

El secretario General de la UOM Seccional Río Grande, Oscar Martínez, comenzó la conferencia de prensa que realizó la conducción del gremio denunciando “el ataque que, una vez más, sufrimos. En esta oportunidad con la persecución gremial a nuestro secretario de Organización (Ángel Gordillo) y a un número importante de delegados de la empresa Iatec, que es parte del Grupo Mirgor”.

Dijo el dirigente metalúrgico que “estos hechos se remiten a la decisión de la empresa de pretender judicializar un legítimo reclamo; intentando quizás frenar, limitar o impedir, el derecho de representación gremial. Es un obstáculo más que nos toca, en la difícil tarea que asumimos aquellos que hemos elegido transitar la actividad gremial, intentando defender y representar dignamente a nuestras compañeras y compañeros”, remarcó el titular de la UOM.

Recordó que el origen de la situación tiene que ver con el momento en el cual “se reclamaba por la continuidad laboral de los compañeros, se reclamaba por algunos conceptos internos como el tema del premio, y producto de eso se llevaron adelante medidas de fuerza que la empresa llevó a la instancia judicial y hoy estamos siendo convocados para el próximo 3 de marzo, para declarar ante la jueza laboral”, confirmó Martínez.

Igualmente adelantó que tienen la “firme decisión de rechazar cualquier tipo de acusaciones y trataremos de impedir como organización gremial, como trabajadores, como integrantes de la clase; por todos los medios a nuestro alcance los atropellos por parte de la patronal y de la justicia, en la cual no creemos desde hace mucho, tal como lo hemos manifestado en reiteradas oportunidades”.

El secretario General indicó que “allí vamos a estar, junto con nuestro compañero Ángel y con el resto de los compañeros integrantes del Cuerpo de Delegados, manifestándonos y llevando adelante nuestra posición solidaria, de apoyo y rechazo absoluto a cualquier intento de pretender, a través de la justicia, frenar nuestro reclamo para –como lo ha manifestado la empresa- intentar la desvinculación de los trabajadores”.

En ese camino confirmó que desde la UOM Río Grande resolvieron “desarrollar distintas acciones entre las cuales, en principio, ya se han realizado asambleas en la empresa Iatec, en cada uno de los turnos y en los tres establecimientos, en las cuales se expresó un convencimiento absoluto en los compañeros y compañeras de la necesidad de afrontar esta lucha, como tantas otras que hemos transitado durante todo este tiempo”.

Además dijo que impulsan “una campaña de firmas, las que intentaremos presentar antes de la fecha de presentación en la justicia, y que contará con la participación del Congreso de Delegados. Igualmente está resuelta la participación activa y solidaria con una manifestación, el día 3 de marzo en las puertas del Juzgado, a la cual convocamos a todos aquellos que consideren que se trata de una instancia para expresarse en rechazo a esta pretensión de criminalizar nuestros reclamos, de criminalizar la lucha y de querer frenar la búsqueda de que nuestros derechos sean respetados, como ha sido una constante en nuestra organización”, indicó el líder de la UOM”. Ratificando que desde el gremio reclaman “el cese de las persecuciones, rechazamos todas las acusaciones y defendemos, con todo lo que eso significa, con el apoyo, con el acompañamiento, con la solidaridad; al compañero Ángel Gordillo”.

Incluso Martínez dijo que también debe contemplarse que los reclamos que realizaron los trabajadores en su momento, fueron reconocidos y acordados luego por la empresa. Entonces entendió que “esto debe ser contemplado en el tratamiento del proceso por la justicia, porque lo que se reclamaba en principio fue lo que terminó acordándose”. Sin embargo la resolución dijo que fue demorada por la propia empresa “quizás impulsando o alentando a un conflicto de éstas características, para después llevar adelante este tipo de acciones judiciales”.

En la conferencia de prensa estuvo también el abogado Miguel Ayunes, quien representa a Gordillo en la causa que le inició la empresa; aclarando que la audiencia del 3 de marzo “no es una instancia de conciliación, el proceso tiene su curso y ya estamos dentro de una audiencia en la que están citados los testigos –tanto por parte de la empresa como por parte de nosotros- y allí vamos a demostrar que lo que se está haciendo es una persecución por parte de la empresa para intentar, de esta manera, evitar los justos reclamos que se vienen llevando adelante por parte de los trabajadores y la organización”.

Por su parte, el propio Ángel Gordillo destacó en la conferencia de prensa que dentro del Grupo Mirgor “todo el tiempo estamos reclamando mejores condiciones para los compañeros, pero lamentablemente la empresa no tiene voluntad para discutir. Hemos presentado notas reclamando distintas cuestiones y la empresa siempre hace oídos sordos, entonces vemos que siempre está en contra de la discusión gremial y desde hace tiempo están persiguiendo a los representantes gremiales”, aseveró.

Indicó que “eso es lo que vienen pasando desde hace tiempo, hay compañeros delegados que hoy no están porque fueron perseguidos”, señaló. De todas maneras advirtió que la decisión es “seguir reclamando y seguir defendiendo los derechos, de cada una de las compañeras y de los compañeros”, concluyó el secretario de Organización.