Breves
El secretario general de la UOCRA, Julio Ramírez ofreció un panorama más optimista para el fin del 2020 y el inicio del 2021, a partir de la decisión de varias empresas de retomar obras pendientes, luego de haber recibido el pago de algunos certificados atrasados.
El secretario general de la UOCRA, Julio Ramírez ofreció un panorama más optimista para el fin del 2020 y el inicio del 2021, a partir de la decisión de varias empresas de retomar obras pendientes, luego de haber recibido el pago de algunos certificados atrasados.

Ramírez confirmó que varias empresas retoman trabajos a partir de diciembre

Luego de varios reclamos del sector por la situación desesperante de los trabajadores de la UOCRA, el secretario general Julio Ramírez aseguró que se retomarán varias obras en diciembre y a mediados de enero esperan el inicio de la unión de los gasoductos San Martín y Fueguino, adjudicada a CONINSA. El dirigente participó del acto de firma del contrato con la empresa y tuvo oportunidad de reunirse con el gobernador Gustavo Melella y la ministra Gabriela Castillo. Le informaron sobre varios pagos realizados de certificados atrasados, que fue corroborado, si bien todavía queda deuda pendiente. Lo consideró un gran avance para traer alivio a los desocupados antes de las fiestas. Además las perspectivas para el 2021 son de “bastante trabajo”, dijo, en función de las licitaciones en marcha y por lanzarse, tanto de obras provinciales como municipales y con financiamiento del gobierno nacional.

Río Grande.- El secretario general de la UOCRA, Julio Ramírez ofreció un panorama más optimista para el fin del 2020 y el inicio del 2021, a partir de la decisión de varias empresas de retomar obras pendientes, luego de haber recibido el pago de algunos certificados atrasados. El jueves se reunió con la ministra de Obras Públicas Gabriela Castillo y con el gobernador Gustavo Melella, y contó por Radio Universidad 93.5 que fue invitado por el mandatario “para la firma de la obra del compresor y el gasoducto de la empresa CONINSA. Tuvimos la oportunidad de hablar con la ministra Castillo, ya que veníamos reclamando por el inicio de las obras de Río Grande y algunas de Ushuaia. Queríamos que tomaran una definición de una vez por todas”, dijo.

“Estamos muy contentos por la firma del contrato con CONINSA, porque ya empieza diciembre, tenemos las fiestas cerca y creo que la obra va a empezar a pleno a mediados o fines de enero, porque todavía Camuzzi tiene que aprobar los planos. Son 826 millones de pesos de inversión en esta obra, financiada con los fondos de la colocación de bonos. Lo de CONINSA es un hecho, estuve hablando con el representante de la empresa y esa obra se va a hacer. La semana que viene les estarían dando el anticipo de obra y ya empezarán a hacer el obrador. Se presentaron varias empresas y ganó CONINSA, que ya tiene experiencia con obras de gas en la provincia. La empresa que se presente tiene que tener capacidad para hacer esa obra, no puede hacerla cualquiera”, observó.

Tras fuertes críticas contra la ministra Castillo, se limaron asperezas: “Yo trato de tener buena relación con todos, con el gobierno, la municipalidad. No me gusta cuando me dicen algo y las cosas no salen como uno tenía pensado. Yo le expliqué a la ministra y al gobernador que ya estamos en diciembre y tenemos gente desocupada que no va a tener para pasar las fiestas. Les dije que necesitábamos encarecidamente que en diciembre empiecen algunas empresas para que tomen a los compañeros y puedan comprarse aunque sea un pollo y un pedazo de pan”, remarcó.

“La ministra dijo que tenían todo preparado para que empiecen varias empresas el 1° de diciembre. Yo hablé con esas empresas para ver si era verdad y me contestaron que sí, que el 1° de diciembre van a empezar con algunas obras”, celebró el dirigente.

No pudo precisar cuántos trabajadores “va a pedir la empresa de Ushuaia que está haciendo los colegios en Río Grande. Esta semana le hicieron depósitos a casi todas las empresas que faltaba pagar. Hay facturación que todavía queda, y algunas son del gobierno que se fue y que no pagó. Hay que decir la realidad y criticar a la gestión anterior también, porque queda una remesa por pagar”, manifestó.

“Por ahí no le pagaron todo junto a las empresas ahora pero dicen que les van a ir pagando de ahora en más a medida que vayan certificando. Acá el problema son las redeterminaciones”, puntualizó.

Consultado sobre las viviendas que estaba construyendo la firma CONO SUR, indicó que “está haciendo obras en las escuelas y antes de la pandemia había montado la estructura metálica, empezamos a trabajar pero quedó todo parado. La empresa reclamaba algunos pagos para poder empezar, ahora se los hicieron y mandó a 17 personas a revisación médica, y va a mandar otro tanto más. Cóccaro igual, va a empezar en la margen sur con la obra que se había parado. El 1° de diciembre Cóccaro empieza a trabajar y no le pagaron todo, pero sí cancelaron parte de la deuda”, indicó.

“La ministra me dijo que habían depositado a determinadas empresas, yo las llamé por teléfono para ver si era cierto y me contestaron que sí. Les siguen debiendo pero hubo pagos. Hay empresas que tienen cinco o seis obras y les pagaron un pucho de cada obra, para que puedan empezar”, apuntó Ramírez.

Con respecto a la definición del convenio chino, dado que había mencionado anteriormente la intención del gobierno de pagar lo que se reclama, aclaró que “no sabemos lo que puede llegar a pasar ahí. Lo que me interesaba es que arranquen las obras que ya estaban empezadas y, si sale todo como ellos tienen pensado, con todas las licitaciones que hay, vamos a tener un 2021 con bastante trabajo”, auguró.

 

Buen inicio

 

Las perspectivas son de un 2021 con muchas obras en marcha, financiadas por el gobierno nacional, el provincial y los municipios. “Los municipios van bien y estamos esperando las obras que va a empezar en diciembre el intendente Martín Pérez, de asfalto con empresas privadas. Vamos a tener unos cuantos compañeros para trabajar ahí. En Ushuaia ya empezaron algo y recién se está acomodando todo. Ojalá salga todo bien y podamos seguir adelante”, deseó.

“Los compañeros de la construcción están arruinados, y espero que podamos salir adelante entre todos, que pasemos un buen fin de año y que en 2021 empecemos con todas las pilas y haya mucho trabajo para todos los compañeros. Lo que le dije al gobernador y la ministra, que además lo saben, es todo el movimiento que genera la construcción en la economía de la provincia. Eso es lo importante y yo trabajo para la gente”, concluyó.