Breves
correo1

Reclaman aumento en paritarias

Quite de colaboración y trabajo a reglamento en el Correo

Los trabajadores del Correo Argentino se encuentran en estado de alerta y quite de colaboración porque la empresa pretende imponerles “paritaria cero”. Reclaman una “recomposición salarial cuanto antes”, para salir al cruce de “la enorme pérdida del poder adquisitivo del salario”.

 

En todo el país, los trabajadores del Correo Argentino están llevando adelante medidas en el marco del “estado de alerta y quite de colaboración” que resolvieron, para reclamar a la empresa paritarias donde definir “un incremento salarial” que sirva para enfrentar el incremento de precios y tarifas, reflejado en “la enorme pérdida del poder adquisitivo”, aseguró José Arriagada, Delegado de la Sucursal local del Correo.

 

Los trabajadores realizan la protesta sin interrumpir la atención al público por el momento, pero no realizan horas extras ni otras tareas, en el marco del “quite de colaboración” resuelto. El reclamo tiene el apoyo del Sindicato de Trabajadores de Correos y Telecomunicaciones y la Federación de Obreros y Empleados del Correo Oficial y Privados (FOECOP), desde donde se vienen intentando negociaciones con la patronal, que hasta el momento fueron infructuosas.

 

Representantes del Correo Argentino les habrían indicado a los dirigentes sindicales que “paritaria cero” es la postura de la empresa, pero los trabajadores respondieron que “desde el año pasado no hemos tenido aumento, y nuestros salarios cayeron entre un 30 y 40 por ciento. No solo del personal de Correo, sino de todos los trabajadores”, destacó el delegado.

 

De acuerdo con lo informado por dirigentes gremiales del ámbito nacional, la empresa no aplicó durante el 2017 una cláusula gatillo pactada y tampoco fue abonada la última cuota, del 5 por ciento, correspondiente a la última cuota de la paritaria del año anterior.

 

Esta semana, en una reunión con representantes de la empresa, los sindicalistas reclamaron el pago de cinco mil pesos de compensación ante lo cual se les ofreció cuatro mil pesos pagaderos en dos cuotas, en mayo y agosto.

 

También se plantearon distintas alternativas desde el sector sindical, para responder a las necesidades de los trabajadores; pero hasta el momento la empresa no accedió a ninguna y se niega a dialogar sobre un aumento “que necesitamos, porque los trabajadores seguimos perdiendo día a día frente al aumento constante de los precios y las tarifas. Ya no se puede soportar más” afirmó finalmente Arriagada. Vale mencionar que, de no mediar algún acercamiento, las medidas de fuerza podrían endurecerse en los próximos días.