Breves
Prosigue el trabajo del Rotary Club Río Grande en los barrios
Prosigue el trabajo del Rotary Club Río Grande en los barrios

Prosigue el trabajo del Rotary Club Río Grande en los barrios

El Rotary Club Río Grande prosigue con sus actividades benéficas en distintos barrios de la ciudad. En esta oportunidad, la institución de bien público entregó varias cajas de libros al Comedor ‘El Milagro’ y asimismo frazadas al Comedor ‘Rayito de Esperanza’. Las actividades fueron encabezadas por el presidente de la institución, profesor Miguel Vázquez, quien fue acompañado por el socio Carlos Clark.

Río Grande.- En la mañana del pasado martes el Rotary Club Río Grande concretó la entrega de varias cajas de libros al Comedor El Milagro, el que se encuentra ubicado en calle Soldado Desconocido 1555 del B° ‘El Milagro’ en Margen Sur, las que fueron recibidas por su titular Paola Bulnes.

Justamente ella se manifestó diciendo que “mi sueño es tener la Biblioteca Comunitaria para los niños de los barrios de nuestra Margen Sur, por eso le agradecemos a quienes nos ayudan a cumplir este sueño, en esta oportunidad es el Rotary Club Río Grande quien se ha apersonado con esta hermosa donación, por eso se lo agradecemos infinitamente”. Igualmente, Paola Bulnes comentó que de lunes a viernes brindan un Taller de Apoyo Escolar, el cual está a cargo de Maysa y María Paz.

Por su parte el presidente del Club rotario, Prof. Miguel Vázquez, expresó que “para nuestra institución es un enorme orgullo poder colaborar y máxime con libros, es mucha la gente que colabora con nosotros y eso hace posible que, a su vez, podamos llegar como institución rotaria hasta este Comedor con libros, estos serán de utilidad para chicos que cursan el nivel primario y secundario, también hay muchos libros infantiles, de lectura y revistas, creo que en la educación de nuestros niños está el poder mejorar el futuro de todos, la gente de este Comedor lo entiende así y trabaja para concretar su biblioteca, por eso no quisimos estar ausentes en poder sumar un granito de arena para poder concretarlo”.

Miguel Vázquez recordó que en ocasiones anteriores ya han colaborado armando una pequeña biblioteca que fue donada al Comedor de María, la cual, como homenaje, lleva el nombre de uno de los socios fundadores de la institución, ‘Galaor Urselay’, y otra fue donada al Centro de Ayuda al Paciente Oncológico (CAPO), la cual homenajea con su nombre a uno de los primeros socios, ‘Pedro Babini’. “Estas son todas instituciones que están al servicio de la comunidad, razón por la cual, si está a nuestro alcance, nos sentimos con el deber de ayudar en que sus proyectos se hagan realidad”.

 

“Debemos comprender el dolor ajeno para poder construir una sociedad mejor y más solidaria”

 

El Rotary Club Río Grande llevó nuevamente a cabo una acción en beneficio de miembros de la comunidad, concretado a través del Comedor ‘Rayito de Esperanza’, que conduce Cintia López, ubicado en Tawen 303, y del Comedor de María, a cargo de María González, y que funciona en Uani 854, PB, Dpto. “B”, ambos en el sector de la Margen Sur.

“Tenemos familias que necesitan ayuda en estos momentos, en particular están necesitando frazadas”, dijeron desde el Comedor Rayito de Esperanza, a la vez que desde el Comedor de María están solicitando “ropa de abrigo, calzado, frazadas o acolchados”, razón por la cual los socios del Rotary Club Río Grande pudieron acercar frazadas a ambos comedores, para que sean ellos quienes se la den a las familias necesitadas.

El presidente del Club rotario, Prof. Miguel Vázquez -quien fue acompañado en esta acción por el socio Carlos Clark-, expresó que “en nuestra institución tenemos un pequeño Banco de Frazadas al cual recurrimos en situaciones como estas, por eso hemos podido llegar a aportar un granito de arena para estas familias”.

Consultado sobre cómo se realiza una valorización para ejecutar estas acciones, Vázquez dijo que “los momentos de dolor se manifiestan de distintas maneras en la gente, algunos lo sufrimos a nivel de nuestros sentimientos por la pérdida de un ser querido, otros sufren el dolor por el frío, otros por el hambre, entonces debemos comprender el dolor ajeno para poder construir una sociedad mejor y más solidaria, por lo tanto no podemos quedarnos impávidos ante eso y, si podemos paliarlo sumando nuestra pequeña colaboración, hay que hacer lo posible para ayudar”.