Breves
El legislador del bloque UCR-Cambiemos adelantó un nuevo recorte a la coparticipación municipal, de aprobarse el proyecto de tarifa social eléctrica que ingresó a la Legislatura y tomó estado parlamentario en la sesión del pasado jueves.
El legislador del bloque UCR-Cambiemos adelantó un nuevo recorte a la coparticipación municipal, de aprobarse el proyecto de tarifa social eléctrica que ingresó a la Legislatura y tomó estado parlamentario en la sesión del pasado jueves.

Proponen que municipios aporten a tarifa social eléctrica

El legislador Pablo Blanco afirmó que hay financiamiento previsto para sostener la tarifa social eléctrica, y se abordará en el tratamiento del presupuesto provincial. Aseguró que la provincia va a recibir “el doble de regalías” por efecto de la devaluación, y recordó que son fondos coparticipables a los municipios. Tanto el subsidio al consumo eléctrico como el de gas envasado serían sostenidos por el presupuesto provincial, “previo al descuento de la coparticipación de los municipios”. De aprobarse, las municipalidades sufrirán el recorte proporcional para financiar el subsidio al gas envasado, que este año representó casi 800 millones, y la futura tarifa social de electricidad, con un monto todavía no determinado. Aclaró que el rol de la Dirección Provincial de Energía no será aportar los fondos, sino “controlar y fiscalizar” la aplicación del beneficio.

Río Grande.- El legislador del bloque UCR-Cambiemos adelantó un nuevo recorte a la coparticipación municipal, de aprobarse el proyecto de tarifa social eléctrica que ingresó a la Legislatura y tomó estado parlamentario en la sesión del pasado jueves.

La legisladora Myriam Martínez había opinado en contra de este proyecto e incluso se animó a decir que “no va a prosperar”, porque la Dirección Provincial de Energía no está en condiciones de afrontar del subsidio, como tampoco la Cooperativa Eléctrica de Río Grande, pero el legislador Blanco negó que sea la DPE la que financie el beneficio.

“Algunos salieron a cuestionarlo sin saber la fuente de financiamiento del proyecto. Bajo ningún punto de vista la iniciativa plantea que la DPE se haga cargo del subsidio si no tiene presupuesto para eso. Nosotros pretendemos que la DPE sea el órgano de control y fiscalización, pero hay que dotarla de recursos y esa es la segunda parte, que va a venir con la discusión del presupuesto”, señaló por FM Del Pueblo.

“Nosotros no presentamos proyectos para quedar bien y sabemos que se necesita financiamiento, por eso debemos dotar a la DPE de la fuente de financiamiento”, sostuvo, ratificando que “la intención es que el proyecto salga”.

Consultado acerca de dónde saldría el dinero, dijo que “para mí tiene que salir de recursos de recaudación provincial, nacional y esencialmente de regalías”, es decir de la coparticipación en general.

“Hay un aumento considerable de la recaudación por regalías, porque la provincia recibiría el doble por la devaluación. El dólar estaba a 18 pesos cuando se hizo el presupuesto el año pasado y ahora está a 40 pesos, así que es más del doble”, observó sobre los ingresos previstos para 2019.

“Son fondos que está recibiendo la provincia y los municipios, que se llevan gran parte de las regalías. De esas tres fuentes de financiamiento, previo a la coparticipación a los municipios (sic), tranquilamente puede fijarse un porcentaje para hacer frente a este subsidio”, manifestó, por lo cual al ser previo el descuento al giro de la coparticipación municipal, implicará un recorte para las administraciones de Vuoto, Melella y Queno.

Además Blanco planteó la inclusión del subsidio al gas envasado, que hoy soporta solamente el gobierno provincial. “En este caso hablamos de la energía eléctrica pero también la provincia se está haciendo cargo del subsidio al gas envasado por alrededor de 800 millones por año y lo está soportando exclusivamente con recursos provinciales.Esto ameritaría una discusión más amplia para que el subsidio de la energía eléctrica y el de gas envasado tengan una fuente de financiamiento genuina”, planteó.

 

Más fondos para Tierra del Fuego

 

Consultado acerca del subsidio al transporte y si se va a terminar, dado que nación transfiere la responsabilidad a las provincias y no estarían dadas las condiciones para pagarlo, pidió esperar a ver “qué surge de la discusión del presupuesto nacional. Yo estoy casi seguro de que la provincia de Tierra del Fuego en el presupuesto 2019 va a recibir igual o más cantidad de recursos que en el presupuesto 2018. Entre otras cosas está la devolución del 3% de coparticipación que se retenía indebidamente. Esto se está devolviendo cada año y para este año correspondería devolver el 12%. Ese 3% que se amplía del año pasado supera ampliamente cualquier recorte que se pudiera dar, como el fondo de la soja”, afirmó.

Por otra parte, negó que Tierra del Fuego pueda pagar Ganancias: “Es una mentira grande como una casa. Lo escuché y lo leí, pero una ley de carácter transitorio no puede modificar una ley permanente como la 19640. El presupuesto es una ley transitoria”, subrayó el radical.

Respecto del paro nacional, cuestionó la medida porque no es la forma de rever alguna postura del gobierno. Con el recorte de las asignaciones familiares “la vuelta atrás no fue por una medida de fuerza sino por distintos planteos, sobre todo de Cambiemos, que se realizaron sobre esta medida.Las huelgas son legítimas y todo el mundo tiene derecho a protestar, pero no mejora en nada la situación del país.El país está en dificultades pero va en el camino correcto y los resultados se van a ver con el tiempo”, aseguró.

 

Pedido de mediación de ATE

 

Finalmente se refirió al pedido realizado por el secretario general de ATE Río Grande, Marcelo Córdoba, para que la Legislatura interceda ante la negativa del gobierno a dar aumento salarial. “Marcelo Córdoba vino a plantear la problemática que tienen y si podía hacer gestiones a título personal, pero yo no puedo hablar en nombre de la Legislatura. Lo que le dije es que para la discusión del presupuesto las comisiones son abiertas y pueden participar”, indicó.

“Independientemente de esto voy a hacer gestiones para interiorizarme sobre cómo están las conversaciones entre el gremio y el gobierno en el tema salarial, pero desde la Legislatura no tenemos posibilidad de intervenir entre negociaciones que son entre el empleador y el trabajador.Yo creo que hay categorías de la administración central que están muy retrasadas con respecto de escalafones de otros poderes o de organismos autárquicos. El escalafón seco del Poder Ejecutivo está retrasado”, reconoció.

“Ellos me han planteado una situación y veré de qué manera puedo canalizarla para dar una respuesta”, concluyó Blanco.