Breves
Tras la reunión, la concejal Miriam Mora manifestó que “es un proyecto que tiene que ver con que los lavaderos dejen de utilizar agua potable, y durante la reunión con gente del Municipio, como de Recursos Hídricos de la provincia pudimos despejar varias dudas, de manera de realizar una ordenanza que pueda cumplirse”.
Tras la reunión, la concejal Miriam Mora manifestó que “es un proyecto que tiene que ver con que los lavaderos dejen de utilizar agua potable, y durante la reunión con gente del Municipio, como de Recursos Hídricos de la provincia pudimos despejar varias dudas, de manera de realizar una ordenanza que pueda cumplirse”.

Prohibirían agua potable en los lavaderos de autos

La concejal Miriam Mora explicó que el “agua constituye un bien común, merecedor de una amplia protección a fin de lograr la sustentabilidad en la cantidad y calidad para las generaciones presentes y futuras”. Además indicó que “nos vemos en la obligación de proteger el medio ambiente y sus recursos naturales, promoviendo la utilización racional y un adecuado manejo de las aguas superficiales y subterráneas”. Además entendió que el “objeto es poder fortalecer políticas públicas, que den como resultado la preservación y sustentabilidad de la reserva de aguas subterráneas”.

Río Grande.- En el marco de la Comisión N° 3 de Planeamiento Urbano, Participativo, y Desarrollo Local que preside la concejal Miriam Mora se llevó adelante una reunión junto al director de Obras Sanitarias del Municipio, Cristina Pereyra, Juan Cejas de la Secretaría de Ambiente de la provincia, como así también personal de Recursos Hídricos provincial a los efectos de  analizar el proyecto de lavaderos de auto y la prohibición del uso de agua potable en futuras habilitación de nuevos lavaderos de autos, los cual deberán realizar su actividad mediante la utilización de pozos de aguas subterráneas.

Tras la reunión, la concejal Miriam Mora manifestó que “es un proyecto que tiene que ver con que los lavaderos dejen de utilizar agua potable, y durante la reunión con gente del Municipio, como de Recursos Hídricos de la provincia pudimos despejar varias dudas, de manera de realizar una ordenanza que pueda cumplirse”.

En tal sentido sostuvo que nos “encontramos con un montón de temas que estábamos en desconocimiento, nos asesoraron para seguir avanzado en el mismo y sacar un buen proyecto”, dijo, al tiempo que agregó que “existe un registro de equipos de perforaciones como lo dice la ordenanza, dado que próximamente hay que recurrir a la realización  perforación para instalar un lavadero, dado que estará prohibido el uso de agua potable para lavar autos”.

Al respecto expresó que el “agua constituye un bien común, merecedor de una amplia protección a fin de lograr la sustentabilidad en la cantidad y calidad para las generaciones presentes y futuras, por lo cual nos vemos en la obligación de proteger el medio ambiente y sus recursos naturales”.

Asimismo señaló que aquellos “lavaderos que ya se encuentran instalados se les dará un tiempo para regularizar la situación, plazo que podría ser de dos años, es un asunto que aún lo tenemos en estudio”.

Además sostuvo que “también existe un registro en el cual los lavaderos están anotados como residuos peligrosos, sea por el barro, etc., residuos que van hacia una canaleta y posteriormente son retirados en contenedores, por lo cual es un proyecto que vamos a seguir trabajando”.

Respecto del costo que tendrían las perforaciones, dijo que el “costo se economiza después de la implementación de la perforación, dado que actualmente algunos lavaderos están pagando alrededor de 3500 pesos de agua, con la perforación realizada el costo sería diferente, quizás la inversión inicial podría ser costosa, pero después se amortiza con la ganancia de no tener que pagar el suministro de agua que hoy está pagando”.

La edil puntualizó que entre todos debemos “entender que el agua potable pasa por diferentes pasos, tiene un proceso para llegar a ser potable, de mano de obra, de tratamiento de procesos químicos, y demás, agua potable que después de ser utilizada, pasa a una planta de tratamiento para volver a ser utilizada, que también tiene sus costos, por lo cual se trata de una cuestión de cuidado de nuestros recursos naturales”.

Finalmente Mora manifestó que “continuaremos con el estudio de este proyecto, próximamente invitaremos a la gente que trabaja en los lavaderos, de forma de poder sacar una norma que les sirva a todos, y sobre todo cuidar nuestros recursos naturales”.