Breves
Arcando recordó que Calderón, es hija de miembros de la comunidad yagán y reside actualmente en Ukika, en la isla Navarino (Chile).
Arcando recordó que Calderón, es hija de miembros de la comunidad yagán y reside actualmente en Ukika, en la isla Navarino (Chile).

Presentaron “Memorias de mi abuela yagán”, obra sobre Cristina Calderón

Presentaron el libro “Cristina Calderón, Memorias de mi Abuela Yagán”, una obra escrita por la nieta, de una de las últimas exponentes de la etnia del sur del canal Beagle, Cristina Zárraga Riquelme. El libro resume la vida de “la portadora de las voces ancestrales de esta cultura”. El vicegobernador Juan Carlos Arcando, resaltó a Calderón “por tu dedicación de seguir esforzándote para mantener viva tu cultura y sobre todo, tu identidad”.

El Vicegobernador, la recibió a su llegada al puerto de Ushuaia –durante la jornada pasada- y resaltó que es un “placer” su estancia en la Provincia. Recordó que Calderón, es hija de miembros de la comunidad yagán y reside actualmente en Ukika, en la isla Navarino (Chile). Asimismo, en un breve diálogo, la visitante le aseguró: “Vengo a mi tierra”. También Arcando puso en relieve la amistad personal que lo une a Calderón, desde hace muchos años.

El texto recorre por la infancia de Calderón; revive sucesos familiares y da cuenta de un espacio temporal, donde existía la libertad de navegación en embarcaciones a vela. Entonces, aún no había fronteras y se podía avanzar por el Onashaga, denominación originaria al canal que separa la isla grande de Tierra del Fuego, de Navarino.

“Esta es tu tierra”, le dijo el Presidente de la Legislatura a Calderón, cuando volvieron a encontrarse, ya en la presentación oficial de la obra. También, destacó la labor de Cristina Zárraga Riquelme, nieta de Calderón, “gracias por escribir la memoria de la abuela” y entendió que ese legado histórico quedará para las generaciones futuras.

“Quiero agradecerte por haber tomado la decisión de elegir esta ciudad de Ushuaia, tu tierra, para realizar la presentación del libro que escribió tu nieta. Me llena de orgullo, me siento honrado como hermano y como Vicegobernador de esta Provincia, estar presente esta tarde acompañando este momento tan especial”, dijo Arcando.

Asimismo, “aprovecho, para felicitarte a vos y toda tu familia, por el gran esfuerzo de seguir adelante, contando tu historia, por tu dedicación de seguir esforzándote para mantener viva tu cultura y sobre todo tu identidad”.

Durante la presentación, en el Museo Marítimo de la capital, varios miembros de la comunidad yagán de Ushuaia, antiguos pobladores y el licenciado Ernesto Piana, mantuvieron un breve intercambio de experiencias de antaño y las consideraciones propias, sobre la presencia de Calderón en Tierra del Fuego. En el recuerdo, salieron a luz vivencias de cada actor, ligadas al pueblo milenario que vive actualmente a ambas márgenes del canal Beagle. Especial atención se puso al trabajo y aporte de la etnógrafa Anne Chapman.

Desde la secretaría de Culto y Pueblos Originarios, la Dra. Verónica Peralta, resaltó que se trata de “un orgullo” para la Provincia la presentación de esta obra. Desde el área gubernamental, saludamos el “esfuerzo por seguir difundiendo su historia, su cultura e identidad”, de ese pueblo milenario fueguino.

 

El libro “es un registro donde nuestras familias se pueden perpetuar”

 

En diálogo con Prensa Legislativa, la autora del libro Cristina Zárraga Riquelme señaló que “cuando conocí a mi abuela, me pidió que escriba un libro con sus historias. Su biografía”, aunque reconoció que entonces, en 1999, no dimensionó el “peso que significaba” esa tarea. Al principio, la autora se instaló en la isla Navarino e inició una serie de grabaciones para registrar sus vivencias.

“Pasaron diez años” y en medio, se instaló en Alemania, donde comenzó a transcribir el libro. “Tenía que detenerme, tenía que postergar la obra” por su vida familiar y luego de varios años, su trabajo tomó el tenor de hoy. Completó el libro con ayuda del editor, su esposo Oliver Vogel, quien además es fotógrafo. “Gracias a su ayuda, pudimos terminar este libro para que fluyera”.

Consultada sobre el alma de la biografía, Zárraga Riquelme dijo que “va a dar para mucho, es un registro donde nuestras familias se pueden perpetuar, para sanar nuestra propia historia como nativos”. Entendió que el escrito “da para mucho más”.

“En este libro se muestra muy bien la vida de entonces, cómo navegaban en el Onashaga sin fronteras”, sostuvo. Asimismo, reconoció que “se despierta conciencia”. Aclaró que su abuela Cristina, no es la última yagán. Actualmente el pueblo, “está mucho más unido y están apropiándose mucho más de su cultura”.

“Los pueblos originarios, siempre tienen un tema conflictivo que son sus tierras. Para mí es muy doloroso” y comparó la situación del pueblo mapuche, más al norte del continente.

Finalmente, contó que continuará como escritora y adelantó una “segunda edición de un diccionario yagán”, que redacta junto a su esposo.

 

“Si hay un pueblo que puede llamarse originario en América, es este”

 

Por su parte, el arqueólogo lic. Ernesto Piana sostuvo que Cristina Calderón “ha mantenido un esquema interesante a lo largo de toda la vida, defendiendo su condición como yagán”. En este sentido, resaltó el trabajo que mantuvo con su hermana Úrsula, “tratando de buscar mantener su identidad”. Entendió que ellas, fueron el último “bastión” en la protección del idioma de su pueblo.

Recordó que, según la Real Academia Española, para que un idioma siga vivo debe tener, al menos 500 parlantes. En el caso del yagán, Piana anotó que “es la última que lo puede manejar bien”, aunque entendió que mantener esa “braza encendida” es un aliciente destacable.

Respecto de la labor de Zárraga Riquelme, Piana resaltó la empresa de “recuperar sus raíces. Es meritorio que un grupo humano tenga la visión de quiénes son”, sostuvo esta tarde, “no, que vengan etnógrafos o antropólogos de afuera a observarlos con una óptica distinta”. Expresó su respeto a “la mirada desde adentro”.

“Lo importante, es el contenido no la definición desde dónde se logra” y dijo que es “fundamental tener este tipo de observaciones”. Asimismo, aclaró que se trata de un documento importante, “en el rompecabezas de mantener las identidades de los pueblos originarios de América”, cerró.

El autor de “La vida Material y Social de los Yámana” señaló que, luego de tres décadas de trabajo en el campo, “fue una suerte poder documentar una población que se inició hace 6 mil quinientos años”. Así, dijo que “si hay un pueblo que puede llamarse originario en América, es este”, cerró.

 

“En este mundo globalizado, la escritura es importante para fijar esa tradición”

 

El titular de la Secretaría de Cultura, Hugo Santos, dijo que para “la construcción de identidad en Tierra del Fuego, necesitamos este tipo de testimonios”. Es para lograr “incorporar el acervo cultural de los pueblos originarios” a la memoria, señaló a Prensa Legislativa.

Entendió que, de no materializarse en una obra escrita, “puede perderse con la vida de sus más antiguos representantes”. Recordó que la tradición oral de estos grupos humanos, es la forma de “transmitir su cultura. En este mundo globalizado, la escritura es importante para fijar esa tradición” y resaltó el valor de este tipo de “publicaciones, que reúnen el testimonio directo, con su visión en el proceso de la instalación del hombre blanco”.

“La obra no tiene una búsqueda académica o científica, sino que es un testimonio directo y se trata de los traspasos más importantes”, para la construcción de la identidad regional, cerró.