Breves
UOCRA2

UOCRA

Preocupante situación para la construcción

Desde la UOCRA advirtieron que la gran mayoría de las empresas no pudieron pagar las quincenas, a raíz las deudas correspondientes a la obra pública. Dicen que están esperando la definición del protocolo, para saber que trabajos se pueden retomar. Están asistiendo a sus afiliados con módulos alimentarios. Temen por la inminente llegada de la veda invernal, después de la cuarentena.   

 

 

“En realidad la situación no mejoró para nada, seguimos complicados y cada día que pasa se hace más difícil porque no tenemos noticias sobre cuándo vamos a empezar, ni que vamos a poder hacer”, señaló el secretario General de la UOCRA, Julio Ramírez, respecto de la situación del sector.

Dijo que la última información que tienen es sobre la definición de un protocolo por parte del Gobierno de la provincia, “que saldría el lunes o martes para las obras que comenzarían, con todas las condiciones que tienen que tener, entonces empezaríamos con algo. Yo creo que es medio tarde, porque también empieza la veda invernal entonces vamos a quedar todos desocupados”, remarcó.

El titular de la UOCRA fue consultado también sobre la deuda que tiene el Gobierno provincial con las empresas, por algunas obras que se estaban ejecutando, respondiendo que “el presidente de la Cámara de la Construcción estuvo haciendo un reclamo días atrás, porque le siguen debiendo una importante suma a diferentes empresas. Yo creo que eso sigue igual y la gente sigue sin cobrar, porque en esta cuarentena el Gobierno dice que las empresas no pueden despedir y que hay que pagar las horas correspondientes; pero solamente una o dos empresas pudieron pagar porque las otras no tenían los fondos necesarios”, advirtió Ramírez.

Confirmo que como gremio siguen brindando asistencia a los trabajadores, mediante “la ayuda de la Municipalidad y el Gobierno con módulos alimenticios que  vamos repartiendo casa por casa, a los compañeros de la construcción. Les damos una mano de esa manera, mientras seguimos esperando también que se concrete el subsidio de 4 mil pesos que anunció el gobernador y que se cobraría en los próximos días”, deslizó.

El secretario General dijo que son uno de los “sectores más golpeados, porque estamos todos en la misma pero nosotros ya no veníamos bien y con esto se nos terminó de complicar la situación”. En el mismo sentido se refirió a la posibilidad de un subsidio para paliar la temporada invernal, aunque aclarando que se presenta como “más necesario que nunca, por eso vamos a ingresar una nota al Gobierno pensando en lo que se viene con la veda invernal”.

Incluso dijo que intentarán elaborar un plan de contingencia para que algunas obras, cuando se levante la cuarentena, puedan continuar “tomando todos los recaudos que haya que tomar para cuidar la salud de los compañeros, para poder empezar a trabajar por lo menos en Río Grande que tiene otras características”, concluyó Ramírez.