Breves
“Esperamos que esto no se vea reflejado en la ocupación de mano de obra”, dijo el secretario de Industria Juan Ignacio García.
“Esperamos que esto no se vea reflejado en la ocupación de mano de obra”, dijo el secretario de Industria Juan Ignacio García.

Preocupación en el Gobierno por exclusión de celulares de los Ahora 12 y Ahora 18

El secretario de Industria Juan Ignacio García reconoció que hubo negociaciones previas para intentar revertir la posición del ministro Matías Kulfas, pero no fue posible. Barajó que desde el Gobierno nacional se busca no incentivar la adquisición de productos que luego demandan dólares, como es el caso de la compra de insumos para la fabricación de estos bienes en Tierra del Fuego. Aspiran a que no haya un impacto significativo en la ocupación de mano de obra, pero recién las empresas están reformulando sus proyecciones. Respecto del subrégimen industrial, afirmó que “es parte de la agenda” de debate con Kulfas y que se trabaja en “modificaciones”, porque así como está “no sirve” para el desarrollo a partir de los recursos naturales y el agregado de valor. También cifró expectativas en que las empresas ofrezcan la compra en cuotas de celulares: “Uno espera que, si las herramientas de financiamiento no vienen del Estado nacional, los privados tengan que desarrollar las propias, como siempre ocurrió”, dijo.

Río Grande.- El secretario de Industria Juan Ignacio García dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre la exclusión de la telefonía celular del plan Ahora 12, por decisión del gobierno nacional, y el impacto que esto puede tener en las producciones y la mano de obra ocupada. El ministro Matías Kulfas confirmó ayer esta exclusión en la normativa que entra en vigencia a partir del 1° de octubre y García aseguró que “ya estábamos anoticiados de esto, como todo el mundo. Si bien hubo comunicaciones con el gobierno nacional sobre este tema, no fueron incluidos los celulares. Entendemos que no se quiere alentar la compra de bienes que tengan un impacto significativo en la demanda de dólares”, manifestó.

Consideró que la inclusión en el Ahora 12 “hubiera sido un elemento de impulso importante a la demanda, y su no existencia claramente afecta la posibilidad de vender los celulares de más alta gama”.

Respecto de si habrá un replanteo en la producción de celulares que tenían previstas las empresas radicadas en la provincia, concedió que “puede haber una reprogramación de la producción. La información que hasta ahora nos brindaron las empresas no es concluyente, porque las mismas empresas están haciendo una reevaluación del escenario de producción y ventas, así que no está muy claro si esto va a tener un impacto significativo en el empleo”.

“En principio creemos que los celulares de más alta gama van a sufrir la falta de financiamiento, porque son productos que se deben comprar de contado, pero tampoco con los principales productos que generan las fuentes de empleo. Esperamos que esto no se vea reflejado en la ocupación de mano de obra, que es lo que más nos preocupa”, sostuvo.

“La producción de celulares es la que más viene sufriendo la realidad que vive el país en los últimos cuatro o cinco años. Habíamos llegado a producir cerca de 12 millones de equipos en 2013 y 2015, y se habían estabilizado en un promedio de 10 millones, pero fue cayendo a casi la mitad del volumen de producción. Ese impacto se siente en los niveles de empleo industrial que venimos teniendo en los últimos años”, señaló.

“Ahora la producción ronda los 5 millones y medio, los 7 millones, y no ha cambiado la realidad del consumo en el país, sino todo lo contrario”, dijo ante el aumento de la demanda de aparatos por la pandemia.

No obstante se le consultó sobre los sectores que apuntan a la gama media, que son la mayoría, donde hay necesidad de financiamiento para adquirir un bien de este tipo y puede derivar en un impacto mayor que la gama alta. “Es un contexto difícil para el consumo de cualquier producto durable, y obviamente que no haya financiamiento lo va a hacer más complicado. Es algo que nos preocupa. Nosotros hubiéramos querido estar dentro del plan, y lo que más nos preocupa en este momento es el efecto que esto puede llegar a tener en la pérdida de puestos de trabajo”, reiteró, con la esperanza de que “esto se pueda compensar con la mejora en la producción de otros productos electrónicos”.

 

Prórroga del subrégimen

 

En cuanto a la prórroga del subrégimen industrial y el avance de las conversaciones, informó que “venimos teniendo un diálogo  muy fluido con distintos funcionarios del gobierno nacional, principalmente con el área que encabeza el ministro Kulfas, trabajando en toda la estrategia productiva de Tierra del Fuego y el subrégimen de promoción industrial”.

En este marco se produjo la presentación del proyecto del senador Matías Rodríguez en el Congreso, para extender el subrégimen industrial hasta el 2073. García aclaró que “no hay un proyecto de ley en el marco de este trabajo, porque se apela a trabajarlo por otra vía”, ante el riesgo de debatirlo en el Congreso, donde varios parlamentarios están en contra.

Aseguró que no tuvo contacto con Rodríguez y “lo que puedo decir es lo que manejamos nosotros como información. No hemos sido parte de la elaboración de este proyecto y nos enteramos por los medios. Este proyecto de ley no se enmarca en el trabajo que venimos haciendo con el gobierno nacional”, remarcó.

De prorrogarse, habrá modificaciones y eso es materia de debate con nación: “Desde el año ‘72 a la fecha lo que hubo fue un régimen de promoción industrial, que no es la herramienta más adecuada para promover el agregado de valor local a los recursos de los que dispone la provincia. Justamente hay que generar herramientas que puedan permitir el desarrollo de otros sectores, que no sean los electrónicos. Hay que direccionar las inversiones a sectores que tienen cierto potencial, pero no dejan de estar sujetos a ciertas limitaciones de capacidad financiera, empresarial, y de lejanía de los mercados para lograr el desarrollo que pretendemos”, expresó.

“El turismo tiene un desarrollo importante, la pesca de altura también y lo que está faltando son otros sectores que no tienen el desarrollo que debieran. Ha pasado mucho tiempo y es muy difícil hacerlo sin recursos. Es parte de la agenda para discutir cómo sigue el subrégimen. Por primera vez estamos tratando de que el subrégimen de promoción industrial garantice el desarrollo de otros sectores, pero hay que modificarlo, porque como está hoy no sirve para esto. Hay que modificarlo y en esto estamos trabajando”, expuso.

Consultado sobre la resolución de la gestión Macri que permite exportar productos en base a recursos naturales con el agregado de hasta el 50% de componentes extra zona, la consideró “una herramienta insuficiente para lograr un desarrollo significativo en la provincia. Hoy esto está vigente pero la lógica no son los beneficios tributarios del subrégimen industrial, sino que debe haber intervención para generar un programa de desarrollo real”.

 

Financiamiento alternativo

 

Por último se le preguntó si se analizan medios de financiamiento alternativos para la venta de celulares. “Esto reduce el mercado si no hay una rápida reacción de las empresas y cierta capacidad para poder financiar operaciones comerciales. Como provincia no somos parte de estos procesos de negociación pero estamos tratando de tener información de parte de las empresas, porque esto está modificando sus planes de producción. Por ahora están evaluando y viendo cómo se reconfiguran en este escenario”, dijo.

“No conozco los planes alternativos pero como en cualquier negocio, uno espera que, si las herramientas de financiamiento no vienen del Estado nacional, los privados tengan que desarrollar las propias, como siempre ocurrió”, concluyó.