Breves
“Pareciera que el virus es menos nocivo en el resto del continente y que acá somos más contagiosos”, graficó Sandra Esperón.
“Pareciera que el virus es menos nocivo en el resto del continente y que acá somos más contagiosos”, graficó Sandra Esperón.

Preocupación de la CGT por la eliminación de la cuarentena en vuelos

La CGT seccional Ushuaia emitió un extenso comunicado en el que plantea varias contradicciones del gobierno, en particular vinculadas con la eliminación de la cuarentena para los pasajeros que lleguen en los vuelos de Aerolíneas Argentinas. Planteó que en la provincia se prohíbe el traslado de Río Grande a Ushuaia y viceversa, y se pone en aislamiento aun sin hisopado a cualquiera que haya tenido contacto estrecho con un caso sospechoso. Paralelamente, se va a permitir la libre circulación de ciudadanos que vienen de los principales focos de contagio. La secretaria general de la central obrera, Sandra Esperón, sostuvo que al menos “merece una explicación y un debate” esta medida del gobierno y advirtió que, si hay una escalada de contagios, ya se sabe de dónde ven a provenir. Si es necesario dar marcha atrás con esta medida, hay que hacerlo, sentenció.

Río Grande.- La secretaria general de la CGT seccional Ushuaia, Sandra Esperón, expuso por FM Master’s la preocupación de la central obrera ante medidas “contradictorias” del gobierno, en particular al decidir eliminar la cuarentena para los pasajeros que arriben en los vuelos de Aerolíneas Argentinas, mientras se pone en aislamiento preventivo en la provincia a cualquiera que tenga contacto con un caso sospechoso.

La CGT emitió un comunicado en el que expresa estas consideraciones, alude  las declaraciones de la ministra Adriana Chapperón respecto de la eliminación de la cuarentena para los pasajeros que lleguen en los vuelos de Aerolíneas Argentinas; las declaraciones del Director del Hospital de Ushuaia, que habla de una situación al límite; y cuestionan la falta de controles sobre reuniones sociales y públicas que fueron habilitadas por el mismo gobierno.

“Van modificando y alternando las decisiones y no se termina de comprender. Básicamente venimos planteando desde hace bastante tiempo la falta de controles. Hemos tenido reuniones por Zoom con gente del COE del gobierno, y les hemos transmitido esto. Ellos han reconocido que no tienen toda la gente necesaria para poder realizar los controles exhaustivos a la hora de las flexibilizaciones”, dijo.

“La flexibilización de determinadas actividades implica un control, independientemente de la responsabilidad de cada uno como ciudadano. Es fundamental el control a la hora de aplicar las medidas que se toman y vemos que los controles no se hacen. Vemos que hubo flexibilizaciones de distintas actividades en boliches y en pubs, y es sabido que la gente no va a un lugar nocturno para distanciarse. La razón fundamental es tomar contactos. Nadie está en contra de esta actividad, pero no es lógico en este momento flexibilizar en estos sectores, si es que no se controlan. Todo puede ser factible si está el control correspondiente”, planteó la dirigente.

“Luego han transmitido públicamente que van a poder venir vuelos y la gente que tenga resultado negativo no va a hacer cuarentena ni va a tener seguimiento. Es una contradicción con lo que está pasando en Ushuaia: a la gente de Ushuaia que han tenido contacto con alguien que pudo estar contagiado les hacen hacer cuarentena, con o sin hisopado. Es más, estoy en condiciones de decir que una compañera que tiene un familiar de 80 años con sintomatología, llamó al 107 y le dijeron que se tenía que quedar en su casa, sin esperar el hisopado, porque estuvo en contacto con una persona de riesgo. A partir de ese momento entró en cuarentena. Eso es lo que contesta el 107 y es lo que transmitimos en el comunicado”, señaló.

“Ni siquiera con un hisopado, porque no se lo han hecho a su familiar, ya le dijeron que tiene que estar en cuarentena 15 días. Es un aislamiento preventivo, entonces cómo puede ser que a la gente que viene del continente ni siquiera se les hagan el aislamiento preventivo. Es una contradicción”, sostuvo.

 

Alerta de riesgo

 

La dirigente enfatizó en que, más allá de que antes de subir a un vuelo les pidan un hisopado negativo, no es garantía de algún contacto estrecho, teniendo en cuenta que provienen de los principales focos de contagio. “Nosotros expusimos en la nota que la gente viene del resto del continente, que puede ser del AMBA, Córdoba, o la provincia de Buenos Aires, pero pareciera que para la provincia de Tierra del Fuego es menos nocivo, porque nosotros no podemos ir a Río Grande, ni venir desde Río Grande a Ushuaia. Evidentemente están tomando en cuenta que hay una complicación de contagios en Ushuaia y en Río Grande y por lo tanto no podemos tener contacto; pero sí puede haber contacto con la gente que viene del continente”, observó.

“El virus parece que es menos nocivo en el resto del continente que aquí, o parece que la intensidad de contagio que hay en el resto del continente es la misma que hay aquí. Nosotros somos menos cantidad de habitantes, porque somos ciudades más pequeñas, y se podrían controlar mejor las cosas”, manifestó.

“Nosotros hacemos un desglose descriptivo de estas contradicciones. No sería nada si fueran contradictorias y no afectaran en nada la vida de las personas, pero no es así. Esto tiene que ver con la salud”, sentenció.

 

Advertencias desde el hospital

 

Esperón sumó las declaraciones preocupantes tanto del director del hospital como de los trabajadores. “El director del Hospital Regional de Ushuaia (Dr. Guglielmi) está avisando que el hospital está en el límite. Esto fue ya hace unos días. Si el director del hospital dice que estamos al límite, quiere decir que debemos tomar recaudos diferentes. Cuando tuvimos el Zoom con la gente de Salud del gobierno les manifestamos que evidentemente no sirvió de nada la situación crítica que tuvo Río Grande, con todo lo que eso significa, por la cantidad de contagios, de internados y fallecidos; porque no se tomaron recaudos para ver qué hacer con Ushuaia. Nadie previó la situación que podía darse en Ushuaia viendo lo que pasaba en Río Grande”, cuestionó.

“Por supuesto del otro lado no lo van a reconocer, pero es lo que uno ve. Entendemos las necesidades de todos los sectores, los reclamos de un gran sector de trabajadores privados que necesitan que se adopten medidas para llevar un plato de comida a su casa, y salvar la situación que están pasando. No nos negamos a eso, lo que decimos es que vemos contradicciones, y que vamos haciendo cosas sobre la marcha”, puntualizó.

“Hace dos días habían sacado un decreto diciendo que se podía circular de Ushuaia a Río Grande y después volvieron para atrás. Esto tiene que ver con las medidas que se tomaron a nivel nacional, donde incorporaron a Tierra del Fuego entre las 18 provincias críticas. Además estamos en el segundo lugar en la proporción de contagios por cantidad de habitantes”, agregó sobre las idas y vueltas.

Adelantó que “le vamos a remitir una nota al gobernador más allá de este comunicado, ya lo hemos hecho en otras oportunidades, para decirle que tienen que convocar a las organizaciones gremiales, porque tenemos contacto con muchos sindicatos y mucha gente, y podemos ayudar y colaborar en esta situación. Esperamos que puedan escuchar a los que estamos en un grupo de trabajo con muchas organizaciones para poder dar nuestra opinión”.

“Nosotros no somos médicos, no somos profesionales, pero como trabajadores de distintos sindicatos podemos dar un aporte. Incluso en su momento habíamos ofrecido que ellos pudieran capacitar a algunos compañeros para hacer un apoyo comunitario en salud, difundir las medidas de prevención, pero nunca nos dieron bolilla. Son un poco cerrados en este punto desde el gobierno, así que emitimos una opinión para que por lo menos haya un debate, o que nos digan que no es real lo que decimos”, expuso.

“A esto le tengo que sumar las últimas declaraciones de algunos enfermeros del hospital, que han tenido problemas con insumos, con indumentaria y están previendo el desabastecimiento. Nosotros escuchamos a los trabajadores que están poniendo el cuerpo, tanto médicos como enfermeros, que están avisando e informando. Hay que escuchar a los que están preocupados y ocupados en que las cosas puedan revertirse. Si se tiene que dar marcha atrás con algunas medidas, que se haga”, pidió la dirigente.

“Sabemos que por prevención la gente tiene que estar en cuarentena sin saber si tiene o no COVID ella o su familiar, y sin embargo van a dejar entrar a las personas que vienen del resto del continente, sin hacer seguimiento, y no sabemos si dos días antes estuvo en contacto con alguien que estaba contagiado. A los pocos días pueden estar contagiando acá a diestra y siniestra. No es lógico lo que están haciendo, sobre todo cuando dicen que en noviembre van a seguir con otros vuelos. La intención es prepararse para las vacaciones y entendemos toda la situación perjudicial que viven los comercios y el turismo, y los trabajadores no formales, que no han tenido mucha ayuda con el programa PROGRESO. Esto también lo pusimos en comunicado, porque cuando un programa no llega a la gente, no sirve, y hay que hacerles un seguimiento también”, indicó.

“Creemos que hay que prestar atención a lo que está diciendo el director del hospital y los trabajadores. Si hay falta de insumos, nos vamos a interiorizar, pero las medidas, así como están, además de ser contradictorias no están a la altura de las circunstancias. Somos una provincia donde las cosas se pueden controlar y, si mañana nos encontramos con un desborde, ya sabemos de quiénes será la responsabilidad. Estamos avisando que tenemos que estar alertas, controlar más, y si es necesario que se dé marcha atrás con algunas medidas. Además, convocar a los que estamos viendo determinadas situaciones que pueden ser muy complicadas para el futuro si no le prestamos atención ahora”, remarcó.

“Si nosotros no podemos circular de Ushuaia a Río Grande, lo que veo lógico para evitar la circulación del virus, no entendemos por qué se va a permitir que lo hagan los que vienen del resto del continente. Esto por lo menos merece una explicación y un debate”, concluyó.