Breves
También Bargetto dio a conocer el plan de pavimentación de unas 22 cuadras en la avenida principal, por iniciativa privada, que será el eje de la ciudad y el corredor comercial.
También Bargetto dio a conocer el plan de pavimentación de unas 22 cuadras en la avenida principal, por iniciativa privada, que será el eje de la ciudad y el corredor comercial.

“Prácticamente tuvimos que empezar de cero”

Carlos Bargetto, Secretario de Planificación y Desarrollo Urbano de la Municipalidad de Tolhuin, dio a conocer la tarea de regularización de lotes que están llevando adelante, no sólo entregados a emprendimientos productivos, sino con el fin de instalar viviendas particulares. Hay sectores que no tienen mensura desde hace 14 años y prácticamente tuvieron que empezar de cero, dijo. Planteó además las complicaciones que acarrea, porque son terrenos sin servicios y, al no haber mensura, no pueden acceder a los programas nacionales de financiamiento para infraestructura básica. También dio a conocer el plan de pavimentación de unas 22 cuadras en la avenida principal, por iniciativa privada, que será el eje de la ciudad y el corredor comercial.

Río Grande.- Carlos Bargetto, Secretario de Planificación y Desarrollo Urbano de la Municipalidad de Tolhuin, dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre la tarea que lleva adelante para ordenar la ciudad, luego de la inacción de las gestiones anteriores. “No había planificación en la gestión anterior y esto viene desde hace años. Nos encontramos con que no había proyectos ni un plan estratégico de adónde quería ir Tolhuin. Prácticamente fue empezar a trabajar de cero en la planificación”, afirmó.

“De todas maneras ya teníamos este dato y en épocas de campaña empezamos a trabajar en la planificación, con un programa de recodificación urbana y turística. El eje principal es el turismo. En servicios hay un problema bastante grave, porque no se ha planificado nada y se han entregado lotes en distintos sectores de la ciudad donde es muy difícil llegar con los servicios. Se requiere de una gran inversión. Prácticamente la ciudad debe tener menos del 50% de servicios de agua y cloacas”, estimó.

Consultado sobre la cantidad de habitantes, barajó que “debe haber entre 11 y 13 mil habitantes y, en época de temporada alta para nosotros, que es el verano, cuando recibimos turismo de Río Grande y Ushuaia, a veces hay más de dos mil personas que pasan por Tolhuin”.

Respecto de los complejos de hospedaje que no están habilitados por el INFUETUR, dado que solamente tres están en la página de los 70 que existen, indicó que “a principios de año habíamos tenido algunas reuniones con el INFUETUR y después se cortó por la pandemia. Queríamos resolver el problema de las cabañas que no están registradas y por lo tanto no se pueden ofrecer a través de su página, para que acceda el turismo local, nacional o internacional”.

“Uno de los problemas es la falta de planificación. Se han entregado lotes para hacer emprendimientos, otros no hicieron nada y tienen la tierra como una especulación, y otros han loteado. La mayoría de los lotes están en una situación de reserva, porque no se han hecho las mensuras. Las personas que reciben los terrenos en reserva no pueden realizar la tramitación de planos en Obras Particulares ni cualquier otro trámite porque no hay planos de mensura”, sostuvo.

“No tienen título de propiedad, y esta entrega con reserva es algo raro porque no está estipulado en la ordenanza de tierras. Esto ocurre no solamente con terrenos de emprendimientos sino de viviendas permanentes. Tenemos barrios municipales que no tienen servicios ni mensura, como el 9 de Octubre. Hace más de 14 años se entregaron esos lotes y no tienen planos de mensura. Justamente estamos trabajando en eso”, dijo.

“Al no haber mensura, hay un croquis de supuesta subdivisión, y se reserva ese lugar para que puedan hacer el emprendimiento hasta que se haga esa mensura. Ahí se va a definir si surgen reajustes y se modifica el plano, que lo debe aprobar Catastro provincial. No están definidos los límites de los lotes que se han entregado. Es bastante tedioso el trabajo, porque hay viviendas permanentes y no podemos cobrar el lote al no tener mensura. La gente quiere pagar pero no lo puede hacer, no le podemos cobrar impuestos, y esto genera muchos contratiempos”, planteó.

“La regularización le corresponde al municipio, porque son tierras fiscales municipales. Hay que hacer los planos de mensura y ya estamos trabajando sobre distintos barrios municipales. En el 9 de Octubre hemos enviado el plano de mensura a Catastro provincial para que lo corrija o lo apruebe. Con eso podemos empezar a cobrar los lotes y generar los impuestos. Esto trae contratiempos también para la financiación de obras, porque hay muchos programas nacionales, uno puede pedir financiamiento, pero piden las mensuras del sector que se va a intervenir con infraestructura de agua y cloacas por ejemplo”, señaló.

Respecto de cuántos están en estas condiciones, aclaró que “no tenemos información precisa porque no hay un sistema informático ni un programa al que se pueda acceder para tener un listado de la cantidad de lotes entregados. Hay que revisar expediente por expediente, para ver si fueron bien dados, si se cumple con la ordenanza. En ese trabajo estamos. Algunos vamos regularizando y a otros los hemos desadjudicado, dando de baja la reserva, porque no generaron nada y son terrenos de gran superficie, para emprendimientos turísticos, industriales o agropecuarios”.

“Estamos aplicando la ordenanza de tierras y el que no cumple con ella, se quita la reserva o se desadjudica”, sentenció.

 

Plan de pavimentación

 

Por otra parte, se refirió a la iniciativa privada que se presentó a principios de año para pavimentar la avenida Los Ñires. “Con los contratiempos que tuvimos se fue demorando, pero hace dos semanas hicimos la contratación. Es una inversión de casi 118 millones, son 1.500 metros lineales y hay cuadras de distinta medida, de ambas manos. Es una avenida con dos calzadas, más un boulevard en el medio de dos metros y medio, cordón cuneta y desagües pluviales. Es hormigón de 18 centímetros, porque consideramos que la avenida Los Ñires debe ser una avenida importante que estructure el casco céntrico con el sector del barrio IPV, y darle una impronta de corredor comercial. Aproximadamente hay 22 cuadras por hacer”, apuntó.

“El sistema de iniciativa privada implica una propuesta del iniciador con una forma de financiación. Tenemos que hacer un anticipo financiero del 30% del monto de la obra y el saldo se paga en 24 cuotas sin interés. Para nosotros hubiera sido imposible hacerla de otra forma. Es una obra con un plazo de 12 meses y nos hubiera costado mucho financiarla, de usar el sistema tradicional. De esta forma podemos pagarla en cuotas y destinar los fondos para otro tipo de obras”, expuso.

Recordó que “a principios de año el Concejo Deliberante sancionó una ordenanza que declaró la emergencia vial e hídrica, y dentro de esa ordenanza se contempla la iniciativa privada y el esfuerzo compartido. La intención es que surjan propuestas de empresarios que puedan invertir y financiarnos obras, para que podamos hacerlas, porque contamos con un presupuesto bastante chico. Este año tuvimos el reconducido del año pasado, de 700 millones, y unos 45 millones eran para obra pública, que es prácticamente nada. El intendente cuando fue legislador propuso la ley provincial 1.300, y se nos otorgó un 0.05% más de la coparticipación para obra pública exclusivamente. Con estos fondos estamos haciendo obras, estamos ejecutando un par de plazas e hicimos la compra de máquinas”, informó.

 

Parque industrial

 

Finalmente se lo consultó sobre el parque industrial y los emprendimientos allí ubicados, como la fábrica de aceite. “Ese sector en los planos figura como industrial pero no tiene servicios. Es muy difícil incentivar a los empresarios a invertir en estas condiciones. Se está trabajando para poder llevar servicios a sectores que consideramos importantes. Tengo entendido que las fábricas no están funcionando, básicamente por esta situación”, concluyó.