Breves
CONFERENCIA

Hábitat y educación

Posible convenio entre el MOI y el Municipio

El Arquitecto Néstor Jeifetz, integrante del Movimiento de Ocupantes e Inquilinos y del SeLViHP, estuvo participando en la provincia de distintas actividades relacionadas con la problemática del hábitat y la búsqueda de soluciones cooperativas y autogestionarias. Entre las actividades mencionadas mantuvo una entrevista con el intendente Gustavo Melella y dio dos conferencias, una en Río Grande y la otra en Ushuaia. Se analizó la posibilidad de un convenio con el Municipio referido a temas como vivienda y educación.

 

 

Jeifetz comentó que vino a participar de “cuatro días de actividades con los compañeros del MOI que están en Ushuaia, que básicamente son los compañeros que están en la Cooperativa Desde Cero”.  En ese marco dijo que “la primera de la actividades fue este encuentro con el intendente (Gustavo Melella)”, a quien conoce desde los años ´80 y con quien compartió diferentes espacios.

 

Aseguró que la reunión con el Jefe Comunal “fue muy buena y quedó planteada la posibilidad de un convenio, entre la Federación de cooperativas autogestionarias, el Movimiento de Ocupantes e Inquilinos y el Municipio; para impulsar experiencias autogestionarias en el tema vivienda y hábitat y también con Gustavo y la Secretaria de Desarrollo Social (Analía Cubinos), intercambiamos sobre el tema educativo”, afirmó.

 

En este último sentido destacó la experiencia que se está desarrollando en Río Grande con los bachilleratos populares, haciendo luego un repaso por esa modalidad educativa y el nacimiento que tuvieron en el seno de empresas recuperadas. Dijo que “en esos primeros años nosotros también tomamos contacto con ellos” y hoy el MOI tiene dos bachilleratos populares, uno en la Cooperativa El Molino y el otro en la Villa 31. También señaló que “hay dos jardines materno-paternales”, que también están funcionando con el acompañamiento del MOI.

 

Con este intercambio que tuvieron con el intendente y los funcionarios municipales, dijo que se pudo avanzar en la definición de realizar actividades conjuntas tanto “en el campo del hábitat como en el campo educativo”.

 

Jeifetz mencionó que “el MOI es una organización que nace a fines de los ´80, en el marco de lo que fue el proceso de ocupaciones de edificios en la Ciudad de Buenos Aires. Trabajamos toda la década del ´90 en ocupaciones y en los primeros años conocimos también la experiencia uruguaya de vivienda por ayuda mutua; compartiendo sus ejes de autogestión, propiedad colectiva y ayuda mutua”, destacó.

 

El representante del Movimiento de Ocupantes e Inquilinos dijo que son esos tres ejes los que “estructuran a nuestro movimiento”. Destacando a “la concepción autogestionaria como una concepción esencialmente anticapitalista, de concepción del hábitat no como mercancía u objeto de lucro sino como materializador –a través de la lucha, de la propuesta y de la organización- de los derechos humanos básicos como lo son: el derecho a la ciudad y el derecho a un hábitat humano”.

 

Néstor Jeifetz explicó que están en contra de la construcción de “cajitas chiquitas y feas, propias de la lógica de la producción empresarial, reivindicando como concepto el derecho a la belleza”. Dijo que ese concepto puede parecer trivial pero “es  un concepto antagónico a lo que es la producción tradicional de la vivienda social, de carácter empresarial. En donde la gente no existe más que como un listadito, y consecuentemente no hay ningún tipo de apropiación”, remarcó.

 

Destacando que de esa forma se optimizan los recursos del Estado, porque se producen las vivienda no con un concepto “empresarial capitalista” y además se genera “capacidad productiva propia”. Articulando una cooperativa de vivienda, una cooperativa de trabajo y un equipo profesional interdisciplinario.

 

Entre las consignas que se plantean desde el MOI, mencionó también “el derecho a la radicación”; la posibilidad de recuperar inmuebles ociosos, “cuando hay muchas casas sin gente y mucha gente sin casas”. Así como también “el impulso a los planes autogestionados”.

 

El arquitecto Jeifetz se pronunció también a favor de la “nacionalización de la Ley 341”, que “es una Ley de Producción Social Autogestionaria de Hábitat Popular”, remarcó. Reconociendo que el escenario actual en el país es “profundamente crítico, de represión, que nos hace recordar a las peores épocas de nuestra historia; como la de la dictadura genocida”, señaló.

 

Concluyendo que con este escenario es importante hablar “de unidad, imprescindible hoy para nuestro pueblo, y la segunda cuestión es unidad hacia dónde. Porque para nosotros tiene que ser unidad para adelante y con un objetivo estratégico, que para nosotros tiene que ver con un horizonte anticapitalista y de construcción de una sociedad socialista y latinoamericana”, finalizó.