Breves
El vicegobernador Juan Carlos Arcando planteó un giro de timón al intento de diálogo con el gobierno nacional, que se orientará ahora al Congreso, para rechazar el decreto que eliminó el fondo de la soja. Además de la liga de gobernadores, se avanza en la conformación de una liga de vicegobernadores y en conjunto pelearán por una reacción de diputados y senadores.
El vicegobernador Juan Carlos Arcando planteó un giro de timón al intento de diálogo con el gobierno nacional, que se orientará ahora al Congreso, para rechazar el decreto que eliminó el fondo de la soja. Además de la liga de gobernadores, se avanza en la conformación de una liga de vicegobernadores y en conjunto pelearán por una reacción de diputados y senadores.

Portazo al diálogo del vicegobernador Arcando

El vicegobernador Juan Carlos Arcando expuso la decisión de muchos gobernadores de no prestarse más al diálogo con el gobierno central, en función de las medidas que viene tomando. “Nos sentamos en una mesa, nos sacan la foto, planteamos toda la defensa de los fueguinos y al otro día sacan una norma diciendo que fue consensuada, cuando no tiene nada que ver”, planteó, asegurando que la eliminación del fondo de la soja fue tan sorpresiva como el recorte a las asignaciones familiares. El nuevo camino será sumar esfuerzos con la nueva liga de vicegobernadores, en respaldo de los mandatarios, y apelar al rechazo de los DNU en el Congreso. Además, adelantó que vienen más medidas de ajuste.

Río Grande.- El vicegobernador Juan Carlos Arcando planteó un giro de timón al intento de diálogo con el gobierno nacional, que se orientará ahora al Congreso, para rechazar el decreto que eliminó el fondo de la soja. Además de la liga de gobernadores, se avanza en la conformación de una liga de vicegobernadores y en conjunto pelearán por una reacción de diputados y senadores.

Por FM Centro, estimó que con el recorte del fondo solidario se perderán “entre 300 y 400 millones para el año próximo y la fluctuación depende de cómo se dé la cosecha. Parte de esos fondos van a los municipios. Nosotros tenemos obras en ejecución con esos fondos y ahora tenemos que ver cómo hacer para asignar partidas y que las obras no se paralicen”.

Cuestionó las “medidas inconsultas del gobierno nacional que afectan a las economías regionales”, al tiempo que advirtió que “esto no es todo lo que van a avanzar. Hay otras cosas donde van a avanzar, como la quita del subsidio de gas. Hoy una familia que paga 1.000 pesos de gas va a pasar a pagar 7.500 pesos en esta zona”, aseguró.

Si bien aclaró que “esto todavía no está firmado, ya está en carpeta, y cuando ya está en carpeta con este gobierno hay que esperar el momento en que se firma el decreto”.

Para Arcando “entretienen a la gente con los cuadernos y por otro lado mandan estos decretos, que afectan la calidad de vida de la Patagonia y de todo el país, porque hablé con otros gobernadores y vicegobernadores y todos están en la misma situación”, dijo.

También pronosticó que “la rebaja de las asignaciones familiares va a ser real, no es que se frene por esta suspensión, y uno ya no se puede quedar callado. Muchas veces uno por respeto pensaba cómo hacer para flexibilizar las normas y que no afecten tanto, pero ya vienen por todo, por el 40% de la zona de los jubilados, por la gente que menos cobra”, fustigó.

“Son medidas vergonzosas que seguramente están escritas en los acuerdos que tienen con el FMI, y ajustan por los lugares que electoralmente les significan poco. Pero en el Senado todos tenemos la misma cantidad de representantes y quiero pensar que el resto de los parlamentarios se van a poner en sintonía. Tenemos que tener una voz única de reclamo porque es la única forma que tenemos los argentinos para plantarnos frente a estas medidas que impone el FMI”, enfatizó.

Consultado acerca de si esto implica una ruptura en el diálogo con el gobierno nacional, dijo que “la relación institucional tiene que seguir, uno se tiene que sentar en la mesa para pelear por los intereses de los fueguinos, pero lamentablemente este gobierno lo único que quiere es sacarle más a los que menos tienen. Tenemos que poner una voz más fuerte, porque nos sentamos en una mesa, nos sacan la foto, planteamos toda la defensa de los fueguinos y al otro día sacan una norma de estas, diciendo que fue consensuada, cuando no tiene nada que ver. Algunos gobernadores manifiestan que no quieren ir a sentarse más, porque después dicen que estamos todos de acuerdo con ellos, así que tenemos que buscar otro mecanismo, a través de la cámara de diputados, de la comisión bicameral, para que el DNU sea rechazado y que en el presupuesto no se vean afectadas las economías regionales”.

El funcionario expuso un ajuste de hecho, que comenzó con la acumulación de deuda con las obras públicas que iba a financiar nación: “Ya nos recortaron el envío de los certificados de pago de las obras nacionales, que tenemos que pagar nosotros. Aparte la obra del puerto de Ushuaia ya quedó abandonada y se bajó la licitación. Así pasa con todo, con las obras que vienen para la construcción de viviendas o a través del fideicomiso austral, que son regalías nuestras y administran ellos. Hasta esos fondos nos coartan”, criticó.

“Uno puede tener respeto, pero basta de que nos quieran involucrar con ellos, porque tenemos una política totalmente distinta. Las relaciones institucionales no se pueden cortar totalmente porque eso afecta a los vecinos, pero sí vamos a hacer contacto con nuestros legisladores nacionales, y en especial con los que representan al gobierno nacional, para decirles cómo nos están afectando las medidas que llevan adelante”, sostuvo.

 

La nueva liga

 

Además, dio a conocer que se está armando “la liga de vicegobernadores” y el martes mantuvo contactos con el vicegobernador de Chaco, como punto de partida a una convocatoria más amplia a sus pares. “Vamos a analizar cómo nos afectan estas medidas que llevan adelante, porque todos están preocupados”.

Hoy está prevista una reunión del consejo nacional justicialista, “que seguramente se va a expresar y todos juntos vamos a ir a reclamar ante el Congreso de la nación, con los intendentes del conurbano bonaerense, con el presidente del PJ de la provincia de Buenos Aires, porque todos plantean abroquelarse e ir a las distintas cámaras a defender los intereses de cada uno de los vecinos que representamos”, anticipó.