Breves
`plasticos

ACozzuol

Plásticos reclaman que les devuelvan beneficios

Trabajadores plásticos se manifiestan en la puerta de la empresa ACozzuol de Río Grande. Están reclamando que se restituyan beneficios que fueron resignados en un momento de baja en la producción. Dicen que la situación mejoró y la empresa sigue sin reconocer el beneficio del comedor y premios. También exigen que se respeten las correspondientes categorías.

 

 

José Luis Villaroel, secretario General de la UOyEP (Unión de Obreros y Empleados Plásticos) explicó que “en su momento, cuando los compañeros trabajaban 12 horas, la empresa les daba la comida, les pagaba un premio por producción, y las categorías las pagaba como correspondía”.

“Cuando empezó la crisis la fábrica planteó que tenía que despedir compañeros porque no tenían trabajo, entonces muchos arreglaron y otros fueron despedidos. Pero ahora que la fábrica se está recomponiendo, los chicos están haciendo 12 horas desde hace dos meses y la fábrica trabaja desde las seis de la mañana hasta las seis de la tarde, pero les dan nada más que algunas facturas”, señaló refiriéndose al único refrigerio que reciben los trabajadores.

El titular del sindicato de plásticos dijo que los trabajadores reclaman “que por lo menos nos den la comida como nos la daban antes. Porque mientras estaban en crisis se entendía, pero ahora que retomaron la producción reclamamos que por lo menos devuelvan lo que nos sacó”, indicó Villaroel.

Señaló que “desde hace dos meses venimos reclamando la comida, el premio y que devuelvan las categorías como corresponde, porque hay gente que no tiene la categoría y está haciendo tareas específicas”, remarcó.

Dijo que hoy les respondieron desde la empresa “que no pueden dar nada, que tienen problemas, y entonces los compañeros decidieron parar la planta. El paro lo hicieron los compañeros efectivos y los contratados trabajaban”, explicó el dirigente de la UOyEP.

Incluso mencionó que al hacerse presente en la planta no lo dejaron entrar “e incluso llamaron a un escribano, le tomaron los datos a los compañeros que estaban de paro y los sacaron de la planta”. Con ese panorama se instaló una protesta en la puerta de la fábrica y se resolvió que “cuando salgan los contratados no entra más nadie a trabajar”.

Desde el gremio dicen que ya presentaron las correspondientes denuncias en el Ministerio de Trabajo “pero no se resolvió nada”, indicó Villaroel. Reiterando que “la fábrica no está tan mal y los compañeros ven que ellos son los únicos que están perdiendo, por eso piden que les devuelvan lo que les quitaron”, concluyó.