Breves
La gobernadora Rosana Bertone destacó que “con esto buscamos solucionar un problema en la salud pública, ya que esta zona de la ciudad no tenía tratamiento de líquidos cloacales”.
La gobernadora Rosana Bertone destacó que “con esto buscamos solucionar un problema en la salud pública, ya que esta zona de la ciudad no tenía tratamiento de líquidos cloacales”.

Planta beneficiará a más de 50 mil vecinos de la Margen Sur

La gobernadora Rosana Bertone encabezó la firma del contrato para la construcción de la Planta de Tratamiento de Efluentes Cloacales en la Margen Sur de Río Grande, obra que tendrá un costo de $255.818.001 y beneficiará a más de 50 mil familias de la zona. “Esta obra que va a cambiar la calidad de vida de los vecinos de la margen sur”, afirmó la mandataria provincial.

Río Grande.- Con la presencia del ministro de Obras y Servicios Públicos Luis Vázquez, el presidente de la Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios (DPOSS) Guillermo Worman y el representante de la empresa Cóccaro Hnos, ingeniero Gustavo Cóccaro, se firmó ante los vecinos del sector el contrato para la ejecución de esta obra que tendrá un impacto positivo en la calidad de vida de las familias. Su construcción tendrá un plazo de 24 meses y se dividirá en dos partes.

Al respecto de esta nueva planta, una de las seis que el Gobierno provincial se encuentra construyendo o acondicionando tanto en Río Grande como en Ushuaia, la gobernadora Rosana Bertone destacó que “con esto buscamos solucionar un problema en la salud pública, ya que esta zona de la ciudad no tenía tratamiento de líquidos cloacales”.

“Tengo el orgullo de decir que cada una de estas seis plantas, ha tenido bajo su contratación una empresa distinta”, agregó la mandataria, recordando que al asumir su gestión “hemos encontrado muchas obras abandonadas en esta provincia” entre las que mencionó “la Planta de Arroyo Grande en Ushuaia que se encontraba en abandono desde 1983, otro es el caso de la obra de tratamiento de líquidos cloacales de Tolhuin, que nos llevó un gran trabajo junto al intendente Claudio Queno y al legislador Daniel Harrignton convencer a los vecinos que la planta iba a servir para sanear una parte muy contaminada en la ciudad de Tolhuin y que no iba a producir mayor contaminación”.

Asimismo “en igual estado de abandono encontramos la planta de Malvinas Argentinas en Ushuaia, que estuvo ocho años cerrada. Con la puesta en funcionamiento de esa planta, que se está ampliando, hemos logrado disminuir un problema de salud pública con las diarreas en los niños y que esperamos que en Río Grande suceda lo mismo”, agregó Bertone.

En referencia a la nueva planta de tratamiento de Margen Sur, la Gobernadora explicó que “esta obra es muy importante para la zona porque inicialmente va a considerar a una población de 26.480 habitantes, con una ampliación posterior a 52.000 vecinos y además va a dar trabajo a alrededor a 150 trabajadores”.

“Con sostener el empleo de la construcción, como lo hemos estado haciendo y lo hemos hecho crecer todo este tiempo, mejoramos la calidad constructiva de todas nuestras edificaciones públicas. Estoy contenta por eso, primero porque vamos a tener más trabajo en la obra pública y porque ustedes los vecinos van a ser beneficiados por una obra que va a traer una mejor calidad de vida”.

Por último, Bertone agradeció “a la Legislatura, a las autoridades y trabajadores del Instituto Provincial de la Vivienda porque esta obra la vamos a implantar en terrenos propiedad del IPV, gracias a la coordinación que tenemos todos los entes del Estado Provincial y que se ve reflejada en esta obra que va a cambiar la salud a muchos de los hijos y nietos de los vecinos de la Margen Sur”.