Breves
carlos_cordoba

OSEF

Piden que suban los viáticos para derivados

El titular de ATE Provincial, Carlos Córdoba, reclamó por un incremento para la suma que reciben las personas que se encuentran derivadas en Buenos Aires. “Por la falta de sentido común que tiene este gente, hay que decir que la criticábamos a Margarita Gallardo pero seguimos con otra margarita”, señaló el dirigente estatal.

 

 

“Por la falta de sentido común que tiene este gente, hay que decir que la criticábamos a Margarita Gallardo pero seguimos con otra margarita”, señaló el secretario General de ATE a nivel provincial, Carlos Córdoba, refiriéndose a la respuesta obtenida frente al reclamo para que las personas que se encuentran derivadas por la OSEF tengan una mejor cobertura para gastos.

 

En declaraciones a Radio Provincial, el sindicalista señaló que “siguen el mismo camino y el mismo rumbo, porque le están dando 500 pesos a los compañeros derivados, sabiendo cómo está la inflación y que un hotel –como el que es para los afiliados a la ATE- tiene un costo mínimo de 650 pesos. Entonces pagando el hotel ya estás abajo 150 pesos y si tenés que comer y viajar, te vas quedando siempre abajo”, remarcó Córdoba.

 

Dijo que ante los reclamos que formuló el sindicato “nos dijeron que iban a estudiar los números, que no había ningún problema y que se entendía el reclamo; pero esto lleva ya alrededor de quince días”, aseveró Carlos Córdoba.

 

Mencionó que “algunos de nuestros vocales dicen que perdimos las elecciones y ahora estamos tratando de levantar cabeza con esto”, pero les respondió: “no flaco, ni siquiera tenemos que venir a verte por esto. Es sentido común, porque ellos tienen que reaccionar rápido para por lo menos comunicarle a los sindicatos y los trabajadores. Si no lo quieren hacer con nosotros, por lo menos que lo hagan con los trabajadores para que estemos alertas y podamos ir a reclamar que si están ahí para darnos salud que la den y no que nos generen problemas o más enfermedades”, reclamó.

 

Córdoba adelantó la decisión de “ir con los bombos” a las oficinas de la OSEF, para ser escuchados por este reclamo.