Breves
vargas

Sindicato de Camioneros

Piden controles conjuntos en el ingreso a la provincia

Desde el Sindicato de Camioneros rechazaron, como alternativa para controlar el ingreso del transporte en el marco de las medidas preventivas por la pandemia COVID 19, la posibilidad de construir un parque de consolidación o parador en Río Grande. Advirtieron que entre 150 a 180 camiones ingresan diariamente a la ciudad y un número similar se encuentra circulando por diferentes tareas. Como contrapartida proponen implementar “un operativo conjunto, entre el gremio, Tránsito de la Provincia, el área de Salud; para realizar un testeo y tener una base de datos de los choferes”.

 

 

“Nosotros, tal como lo confirmo nuestro secretario General Pedro Velázquez, no vamos a concurrir a ningún tipo de reunión como gremio de Camioneros”, señaló el secretario de Prensa del Sindicato de Camioneros, Guillermo Vargas, refiriéndose a la posible convocatoria para analizar la posibilidad de construir un parador o un parque de consolidación en la ciudad.

Respecto de los motivos, señaló que “cuando la ministra de Salud Di Giglio se refirió –en un medio local- a la posibilidad de que por el transporte pudiera ingresar algún caso de Coronavirus, volvimos a tener una reunión el viernes pasado con funcionarios del Gobierno y allí les explicamos todas las posibilidades –cómo ya lo habíamos hecho en una reunión con el gobernador Gustavo Melella y la Ministra de Obras Públicas Gabriela Castilllo- de los controles que nosotros creemos posibles para los choferes”, indicó el gremialista.

Se refirió a “la situación lamentable que se viene dando, con la cantidad de casos que surgió en los últimos días” en Río Grande y en nombre del gremio expresó “nuestro malestar como ciudadanos”. Recordó que “nadie está exento de contagiarse” y rechazó “la propuesta de organizar un parque de consolidación o un parador, que generaría que hasta el propio chofer que es oriundo de la provincia de Tierra del Fuego esté sin ver a su familia”.

Volvió a insistir en la necesidad de generar “controles, como los que hemos marcado. A la gente del Gobierno le hemos expresado la posibilidad de poner un operativo en la zona de la balanza, o frente a la empresa Kessen donde antiguamente se hacía el operativo Vida, para poder llevar adelante un seguimiento”, indicó Vargas.

El secretario de Prensa del Sindicato de Camioneros advirtió que diariamente “ingresan a la provincia entre 150 y 180 camiones”, además dijo que debe sumarse otros “150 camiones que están dando vueltas por la ciudad”. Explicó que como gremio tienen “el control sobre los camioneros que están registrados en relación de dependencia en cualquiera de las empresas, pero no tenemos el control sobre los fleteros que contrata supermercados La Anónima, Carrefour, las fábricas, los que directamente traen insumos y mercaderías para ellos”.

Cómo en otras oportunidades, Guillermo Vargas dijo que de los fleteros no tienen “el control de dónde vienen o de dónde van, más allá de lo que se pueda hacer en la ruta”. Dijo que a través de los pasos aduaneros o del depósito fiscal al cual llegan se puede tener algún control, pero reiteró que para realizar un control específico que sirva como registro para prevenir posibles casos de COVID se debe realizar “un operativo conjunto entre el gremio, Tránsito de la Provincia y el área de Salud; para realizar un testeo y tener una base de datos de los choferes”, indicó.

Dijo que debería servir, de aparecer algún síntoma, para saber sobre el chofer “dónde va a estar, en que empresa descargó, en qué galpón, si vive en Tierra del Fuego, o si no, en dónde va a estar. Brindar asistencia para que no anden por los kioscos comprando lo que necesitan, para que puedan tener los insumos básicos. Pero ante esta propuesta, seguimos sin encontrar respuesta”, advirtió Vargas.

El dirigente camionero aseguró que “no existe la posibilidad”, operativamente en Río Grande, de funcionar con un parque de consolidación dónde se concentre la carga y descarga. Por eso insistió en la necesidad de centralizar el control en un puesto y luego realizar el seguimiento de los casos, dijo que se debe “conservar la calma” y aseguró que “desde el gremio de Camioneros vamos a responder”, pero reiterando el rechazo a la construcción de un parque de consolidación o parador.

Vale señalar, finalmente, que Vargas también aclaró que no hay camioneros a los que se les haya confirmado el contagio de COVID 19 hasta el momento. Explicó que solo hay un trabajador en cuarentena -que se desempeña como encargado- aislado porque tuvo contacto con una persona que dio positivo. Pero no se trata de un chofer, sino de un encargado de una empresa que tampoco es del sector de transporte.