Breves
Don Enrique Astesano, en su cumpleaños 88, junto a su hija Mónica y a su yerno Sergio ‘Checho’ Ruíz.
Don Enrique Astesano, en su cumpleaños 88, junto a su hija Mónica y a su yerno Sergio ‘Checho’ Ruíz.

Pesar por el fallecimiento de don Enrique Astesano

El ex vicegobernador de Tierra del Fuego, Miguel Ángel ‘Lito’ Castro, brindó sentidas palabras de homenaje a la memoria del antiguo poblador, Enrique Astesano, quien falleció el pasado viernes.

Río Grande.- El ex Vicegobernador de la Provincia, Miguel Ángel ‘Lito’ Castro, lamentó el fallecimiento de don Enrique Astesano, hecho que se conoció este viernes.

“Se fue un gran amigo; el señor Astesano fue un antiguo poblador que adoptó a Tierra del Fuego y especialmente a Río Grande como su propia tierra; él hizo el Servicio Militar en el Regimiento de Granaderos a Caballo ‘General San Martín’; tuvimos el honor de tenerlo con nosotros; además, él hizo un museo privado en su casa que muchos visitamos, incluso coleccionó ejemplares de los diarios de la ciudad”, recordó ‘Lito’ Castro.

También recordó que Astesano “militó en el peronismo, hubiese sido un gran intendente; cuando milité con otros muchachos dentro del peronismo, queríamos que él fuera el candidato a Intendente de Río Grande, porque era una persona intachable y tenía una familia intachable; impecable siempre su domicilio, un ejemplo de ciudadano y un ejemplo de vecino”.

Finalmente confió: “se fue un gran amigo, se fue una persona que aprecié mucho, con quien conversé mucho y me enseñó muchas cosas. Brindo mi sentido pésame a toda su familia, su recuerdo va a quedar siempre en mis retinas”.

En tanto Sergio ‘Checho’ Ruíz escribió en sus redes sociales una emotiva despedida a su suegro.

“Hoy partió al Cielo mi querido suegro, con sus 88 años bien cumplidos y dejando un legado de buen hombre de familia, buen vecino, trabajador, aportando al crecimiento en los inicios de nuestro pueblo; un buen padre, suegro, abuelo y bisabuelo que alcanzó a regalarle una caricia, una sonrisa de amor a sus bisnietos; hoy te despedimos en tu largo camino al Cielo, en donde te espera con los brazos abiertos el Santo Padre celestial, tu hijo y tu nieto. Un hasta siempre querido suegro”.