Breves
juicio nilda peritos

Juicio por femicidio

Peritos se refirieron a las circunstancias del asesinato de Nilda Nuñez

El Tribunal de Juicio en lo Criminal, del Distrito Judicial Norte de Tierra del Fuego, reanudó esta mañana el debate oral y público en el cuál se juzga la responsabilidad penal de Aldo Nuñez, acusado de haberle quitado la vida y luego descuartizado a su ex pareja, Nilda Nuñez, delante de sus propios hijos en la ciudad fueguina de Tolhuin; durante la presente jornada declararon tres peritos y se exhibieron estremecedoras imágenes de lo sucedido.

En primera instancia, tuvo lugar la declaración realizada por personal de Policía Científica de la Provincia; y de la médica forense del Poder Judicial, Inés Aparici.

Brindaron testimonio el subcomisario de la División de Policía Científica, Darío Nicolás Monzón, acompañado por el subinspector de Tolhuin, Alejandro Aguirre de Tolhuin, quienes expusieron sobre las tareas que llevaron adelante, tanto en el domicilio en el cual residía la pareja, como en el lugar donde se encontró el cuerpo de la víctima.

Como parte de la exposición, proyectaron fotografías que dieron cuenta de la totalidad de los procedimientos efectuados; y de los elementos secuestrados por ser considerados de interés para la causa.

Causo conmoción entre los presentes observar el cuerpo seccionado de Nilda Nuñez, incluso la pierna que estuvo oculta debajo de la cama donde dormían los niños y las restantes partes en las que fue seccionada; encontradas diez días después de su muerte en un descampado.

En cuanto a las circunstancias médicas de relevancia, la Doctora Inés Aparici brindó detalles del resultado de la autopsia practicados sobre la víctima.

La médica forense referenció que se encontraron indicios propios de una congestión muy fuerte en los pulmones y en la zona de la garganta, que resultaban compatibles con signos de asfixia que pudo haber sido provocada por un ahorcamiento.

Los testimonios también sirvieron para dar cuenta de las condiciones en las cuales vivía la familia, hacinados en una vivienda de pequeñas dimensiones. Los peritos policiales destacaron también que al llegar al lugar todos los aparatos que podían dar calor, como la cocina, un calefactor y el calefón; se encontraban apagados.

En ese sentido mencionaron el frío que hacía tanto fuera como dentro de la casa, donde el día del allanamiento estaban Aldo Nuñez y los hijos de 5 y 1 año de la mujer. Relataron que venían con la indicación de buscar rastos de sangre que pudieran reflejar un posible aborto, vale recordar que Nilda se encontraba embarazada de cinco meses; pero en realidad dieron con el macabro hallazgo de una de sus piernas debajo de la cama.

Respecto de los elementos secuestrados ese día en la vivienda de Pedro Oliva 947, mencionaron teléfonos celulares, ropa y elementos de corte como un cuter y diferentes cuchillos “con rastros de sangre pertenecientes a la víctima”.

El debate se reanudará mañana martes a las 9:30, oportunidad en la que está previsto que declaren testigos residentes de la localidad de Tolhuin, los cuales fueron convocados tanto por la fiscalía como por la parte querellante para dar testimonio.