Breves
Los protagonistas de esta historia son dos jóvenes alemanes: Tanja Hezel de 25 años y Philipp Schumpp de 26. Ambos decidieron emprender el desafío que denominaron “Desde Alaska a Argentina”.
Los protagonistas de esta historia son dos jóvenes alemanes: Tanja Hezel de 25 años y Philipp Schumpp de 26. Ambos decidieron emprender el desafío que denominaron “Desde Alaska a Argentina”.

Pareja de Europeos recorre el mundo a bordo de una motocicleta y sueñan con llegar a Ushuaia

Se trata de una pareja de europeos que han iniciado el sueño de su vida a bordo de una motocicleta. Llegaron recientemente a la Región de Coquimbo en Chile, como parte de su travesía. Sueñan con llegar a Ushuaia.

Hay un clásico de la literatura mundial, llamado “La vuelta al mundo en 80 días”, del célebre escritor francés Julio Verne. En 1956 también apareció una película del mismo nombre, inspirada en el libro, con “Cantinflas” dentro de los protagonistas, narrando un viaje en globo de características épicas. Aquello ha motivado todo tipo de aventuras en los más diversos medios de transporte, como casas rodantes, bicicletas y por supuesto motocicletas. Ese es el caso de una pareja que nos visitó hace poco en La Serena.

Los protagonistas de esta historia son dos jóvenes alemanes: Tanja Hezel de 25 años y Philipp Schumpp de 26. Ambos decidieron emprender el desafío que denominaron “Desde Alaska a Argentina”, arriba de una sola motocicleta. Fue así como dieron un completo giro a sus hasta entonces “apacibles” vidas. Ella trabajaba como funcionaria municipal en la ciudad de Rottweil, mientras que él se desempeñaba en una empresa cervecera, como administrativo. Pero Philipp, que es un motociclista apasionado, empezó a darle vueltas a la idea.

Además de conocer otros países, el objetivo igual era descubrir cervezas de diferentes latitudes. Tanja se contagió con el entusiasmo de Philipp y fue así como decidieron partir. Aunque antes hubo una serie de preparativos. Lo primero por supuesto que fue la motocicleta, que tuvo que ser adaptada y preparada especialmente por un largo viaje de dos personas. Que fuera también capaz de resistir tanto las bajas como las altas temperaturas. Posteriormente, el traslado hacia el continente americano fue vía aérea, embalada en una caja.

Paralelamente, la pareja debió enfocarse en todo lo que es el papeleo y los trámites correspondientes antes de viajar, viendo el asunto de las visas y llenando varios formularios, incluyendo una licencia de conducir internacional. Otros aspectos dicen relación con el tema de las vacunas, un seguro de salud internacional, kit de primeros auxilios y el traslado de elementos como una pequeña estufa de gasolina, sartenes, ollas y filtros de agua. En resumen, todo debió planificarse pensando hasta en el más mínimo detalle. Recién ahí, se podía dar comienzo a esta aventura.

“Para nosotros, el viaje es salir de la zona de confort y limitarse a lo más necesario. Nos dimos cuenta bastante rápido que realmente no se necesita mucho, pero consideramos importante prepararse bien antes del viaje…Sabemos que es un reto especial estar juntos en una moto. Nos enfrentamos a este reto y esperamos experimentar esta aventura y ser capaces de compartirlo con los demás.  En mayo de 2016 empezamos nuestro viaje en motocicleta a través de América a lo largo de la carretera Panamericana, desde Alaska hasta Tierra del Fuego. Ahora queda disfrutar cada momento, la experiencia cotidiana, cosas maravillosas, conocer gente y también el simplemente ser felices de estar viajando juntos”, señalaron.

Hace pocos días, la pareja llegó hasta La Serena, uno de sus últimos destinos antes de terminar el viaje en Argentina. Con la ayuda del traductor Bruno Raffo, un amigo serenense con quien se conocieron en un intercambio en el año 2009 (él estudió en el Colegio Alemán de La Serena), explicaron que llegarían hasta Valparaíso, para luego traspasar la cordillera y rematar en Buenos Aires. También nos contaron que toda la experiencia fue notable, salvo un pequeño percance en Alaska con la moto. “Nos demoramos tres horas en repararla”, indicaron. Más encima, estaban en medio de la nada. “Ahí nos dimos cuenta que hay muchos osos en Alaska (risas)”.

Mientras avanzaba el viaje, se fueron sacando muchos prejuicios. “Pensamos que México era un país peligroso. Pero para nada. Es muy amigable”, admitió la pareja. Lo mismo cuando estuvieron en Colombia. “Uno se acordaba del tema de la droga. Pero también es un país amigable”. También se llevaron gratas sorpresas y admiraron los paisajes de lugares como Ecuador y Perú, donde se sacaron muchas fotos en Macchu Picchu. Y al cruzar la frontera e ingresar a Chile, se encontraron según ellos con un país muy ordenado. “Nos llamó la atención que hay buenos supermercados”, dijo Philipp riendo. En tanto, su compañera Tanja destacó la variedad de paisajes y lugares como el Valle de la Luna.

La arquitectura, el estilo colonial, la belleza del entorno y la tranquilidad de La Serena también fueron su foco de atención en este viaje. Después de llegar a la meta en Argentina, emprenderían vuelo en avión hasta España. Desde ahí se subirían otra vez a la moto hasta llegar a casa, en Alemania. Y ojo, que no será el fin de la aventura. Pronto planificarán otras rutas por descubrir y recorrer. Claro que reconocieron que “la próxima vez puede que sea mejor en dos motos”.

 

Compartiendo el sueño

 

A través de las redes sociales, es posible conocer cada detalle del recorrido que hicieron Tanja y Philipp, quienes bautizaron su tour como Around Panamericana. Precisamente, todo se encuentra detallado en el sitio de internet www.aroundpanamericana.de, así como en Facebook e Instagram también como aroundpanamericana.  De esta manera, los cibernautas podrán ver imágenes de los lugares en que estuvo la pareja, en un viaje que seguramente nunca olvidarán en sus vidas.

Casi terminando esta aventura, mientras estaban en La Serena, ambos quisieron entregar un mensaje después de conocer tantos países y culturas distintas. “Definitivamente, el mundo no es tan malo como lo pintan los medios de comunicación o la gente. Hay cosas muy positivas”. De eso se dieron cuenta en carne propia. Y lo quieren compartir con todos.

 

Frase del Día

 

“Definitivamente, el mundo no es tan malo como lo pintan los medios de comunicación o la gente. Hay cosas muy positivas”, Tanja y Philipp, alemanes aventureros.

Fuente: Armando Tapia Cortés en http://www.diarioeldia.cl/