Breves
La gobernadora Rosana Bertone encabezó ayer el acto oficial de inicio de clases en esta ciudad, con la inauguración de la nueva Escuela Nº 46 de Chacra XI.
La gobernadora Rosana Bertone encabezó ayer el acto oficial de inicio de clases en esta ciudad, con la inauguración de la nueva Escuela Nº 46 de Chacra XI.

Para Bertone “en todas las aulas hubo clases”

La gobernadora Rosana Bertone aseguró que ayer hubo un “excelente inicio de clases en todas las aulas”, considerando que no existió acatamiento al paro. Opinó que “los reclamos no son parando sino con otra actividad” e instó a “aprender a ser novedosos y pragmáticos en el reclamo”, poniendo a Japón como ejemplo. También expuso la presión del gobierno nacional para que las provincias reduzcan el gasto público, con el cobro de altos intereses por los adelantos de coparticipación, que condiciona la pauta de aumento salarial. Respecto de la caída de puestos de trabajo en las fábricas, se definió como “industrialista” y aspira a que prospere el proyecto de decreto enviado a Nación para que se diversifique la producción fueguina.

La gobernadora Rosana Bertone encabezó ayer el acto oficial de inicio de clases en esta ciudad, con la inauguración de la nueva Escuela Nº 46 de Chacra XI, establecimiento educativo que dispone de seis aulas, sala de informática, biblioteca, taller, preceptoría, sanitarios, cooperadora, sala de docentes, portería, dirección, sala de máquinas, cocina, comedor y salón de usos múltiples.

Junto a la gobernadora Rosana Bertone y el ministro de Educación Diego Romero, estuvieron presentes ministros, secretarios y subsecretarios del Ejecutivo Provincial, legisladores, alumnos del establecimiento, docentes, y padres.

La Gobernadora manifestó que esta “institución era muy esperada por los vecinos de Chacra XI, y nosotros realizamos una inversión de 20 millones de pesos para poder finalizarla”.

Afirmó que fue “un excelente inicio de clases”, y que “en todas las aulas ha habido clases a la mañana”, descartando el acatamiento al paro docente decretado para lunes y martes.

“Los niños estuvieron un poco cansados el primer día por levantarse temprano, pero fue muy emotivo el acto”, observó, y dio cuenta de su “expectativa positiva porque realmente ha habido clases en muchas escuelas de nuestra provincia. Hemos hecho un esfuerzo importante en obras de infraestructura y remodelaciones profundas en algunos establecimientos, con inversiones en gas, electricidad, cloacas, pintura. Hay escuelas donde aún nos falta, porque están muy deterioradas y tenemos que seguir trabajando”, señaló sobre las refacciones pendientes de los edificios.

Agregó que “en muchas escuelas tuvimos el acompañamiento de los padres y de organizaciones de la sociedad civil, de estudiantes, profesores, que se han organizado para poder trabajar en conjunto con el gobierno provincial”.

 

Pauta condicionada

 

En cuanto a la paritaria docente, dijo sobre la recomposición en general para los trabajadores del Estado que “nosotros elevamos lo posible, lo que podríamos pagar. Yo dije en el discurso inaugural que no hay peor salario que el que no se paga. Creemos que es una propuesta buena y queremos equilibrar todos los sectores de la administración pública, el escalafón seco, el escalafón húmedo y los docentes, para que no haya tanta disparidad. Hay algunos que tienen retraso desde hace mucho tiempo y haremos lo imposible para poder cumplir”.

“Quiero destacar que hace muchísimos años no se pagaba la ayuda escolar, y el sábado cuando liquidamos los salarios, hemos liquidado también la ayuda escolar. Muchas veces se pagaba tarde y mal. Nosotros venimos en una recuperación de derechos paulatina, en una situación económica de la provincia que es complicada, y es complicada a nivel nacional, porque los adelantos de coparticipación que se nos otorgan son siempre con intereses”, remarcó.

 

Presiones de Nación

 

Bertone precisó que para devolver adelantos de coparticipación “en algunos casos hemos pagado hasta 200 millones de pesos de intereses, que serían por ejemplo 200 viviendas, por eso querríamos dejar de hacer este tipo de solicitudes al gobierno nacional para pagar sueldos y sostenernos con nuestros propios recursos, porque realmente los intereses son muchísimos. En el pasado no era así”, comparó.

Atribuyó este cambio a una presión del gobierno nacional: “Cobran intereses por los adelantos de coparticipación porque quieren que haya una mejor administración provincial, que los gobiernos provinciales se sustenten con sus propios recursos y que no den aumentos de salarios que no se puedan cumplir y después estén reclamando esos recursos a la Nación”, explicó.

“Pretenden el otorgamiento de recursos con otros fines, como infraestructura, investigación en ciencia y tecnología, en otro tipo de cuestiones. Hay gobernadores que gestionan de manera austera y tienen al día sus cuentas provinciales, como pueden ser San Luis, La Pampa, Córdoba, que hacen esfuerzos por tener una administración ordenada, y otros que no hacen ese tipo de esfuerzo”, dijo, siendo Tierra del Fuego una provincia complicada en esta materia.

Dio cuenta del intento por hacer correcciones y el “trabajo conjunto que venimos llevando con el Ministerio del Interior y Obras Públicas de Frigerio, donde se van fijando cronogramas, se va haciendo cumplimiento de objetivos, y creo que es positivo para un país que pueda haber una igualdad en todas las provincias y que no sean unas más beneficiadas que otras, sino que haya una equiparación de oportunidades”, sostuvo.

“En el caso de Tierra del Fuego tenemos una gran ventaja sobre otras, que es el régimen de promoción industrial, que tenemos que cuidar entre todos. Tenemos que hacer un pacto con el resto de los argentinos para seguir conservando el régimen”, instó.

“Si bien nosotros recibimos muchos beneficios, a veces no hemos estado a la altura de las circunstancias para cuidar el régimen como se debería. Nosotros tenemos uno de los presupuestos más importantes del país y aún así no podemos garantizar a veces los servicios básicos, como la falta de insumos en los hospitales públicos que hemos escuchado durante muchos años”, manifestó.

Aseguró que hoy “el 90 por ciento del presupuesto se va a salarios y tratamos de reducir eso para que haya más posibilidades de inversión”.

Recordó que “en inversión pública en el año 2015 hubo sólo un 1,5 por ciento del presupuesto provincial, son alrededor de 150 millones de pesos. Es nada para una provincia que necesita crecer y necesita infraestructura. Las obras que se llevan adelante son con el Fideicomiso Austral y con fondos nacionales. Si logramos emitir bonos garantizados por regalías, podemos tener un desarrollo propio de grandes obras de infraestructura, que nos permitan diversificar nuestra matriz productiva para poder seguir creciendo como provincia”, confió.

“Hay inversiones como la del puerto de Ushuaia, que es muy importante. La obra va a comenzar en estos días, que también es con fondos nacionales”, apuntó.

 

Coparticipación federal

 

Respecto de la rediscusión de la coparticipación nacional, dijo que “tenemos una mesa de discusión permanente que integran los Ministros de Economía y los Gobernadores. Se aspira a seguir discutiendo durante el transcurso de este año, y es una discusión para nada fácil porque hay intereses contrapuestos y regiones que tienen planteos muy diferentes a los que tiene la región patagónica por ejemplo. No es un tema fácil la coparticipación para ponerse de acuerdo. Lo importante es ponernos a discutir, que se haya devuelto el 15% que se retraía, y que se haya regularizado esa situación con el ANSES. Hemos tenido la aprobación legislativa de los convenios que hemos suscripto para la devolución del 15%”, valoró.

En cuanto a la deuda anterior, informó sobre la “decisión de judicializarla. Hubo prescripción de períodos que no vamos a poder reclamar, de la gestión de la ex gobernadora Fabiana Ríos, pero en todos los períodos que no han prescripto vamos a iniciar las acciones judiciales con el Fiscal de Estado. Hablamos de aproximadamente unos tres mil millones de pesos”, estimó.

 

Flexibilización del régimen

 

Consultada sobre el futuro de la 19640 y la flexibilización del régimen a través de medidas indirectas como la quita de aranceles de importación a productos informáticos, marcó su desacuerdo con la política nacional.

“En cada planteo del Ministerio de Industria de la Nación estamos concurriendo y estamos planteando nuestra posición, que es de una provincia industrial. En algunos casos somos escuchados, por ejemplo hemos pedido la eliminación de algunas posibilidades de importación que se estaban por dar a principios de año y hemos sido escuchados. En otros casos, como en las computadoras, nuestra posición ha sido firme pero no alcanzó para que esa resolución no tomase vigencia, perjudicando puestos de trabajo en Tierra del Fuego y en el continente argentino”, dijo.

Desde Nación argumentan que “el problema son los precios y nosotros decimos que los precios son un problema general de toda la producción, no sólo de la electrónica sino de alimentos por ejemplo. Es un tema de logística y de competitividad de nuestras empresas en toda la Argentina”.

“Tenemos que tener una posición firme, llevamos propuestas e invitamos a todos los que tengan propuestas. La semana pasada la UOM de Ushuaia me acercó una propuesta para trabajar en el Ministerio de Industria”, indicó, y apostó al “decreto que hemos finalizado con nuestros técnicos, y lo hemos elevado al Ministro, para la apertura del decreto 490 en algunos productos que creemos importantes, y donde hay interés de fabricantes en otros lugares del mundo, como es autopartes, industria farmacéutica y todo lo relacionado a la actividad industrial con respecto al reciclado”.

“Hay muchísimas iniciativas y esta posibilidad de la apertura del decreto 490, que es la sustitución de productos, la tiene que firmar el Presidente Macri. También estamos trabajando mucho con el contrabando de celulares, porque en Argentina se contrabandean alrededor de dos millones de celulares, y queremos que haya un registro, para poder habilitar solamente los celulares que no son contrabandeados. Esto automáticamente aumentaría la producción de Tierra del Fuego”, aseveró.

“Crear un puesto de trabajo es muy difícil y destruirlo es muy fácil. Con alguna decisión desacertada que se pueda tomar se producen las catástrofes que estamos viendo”, cuestionó.

Mencionó la comunicación que mantuvo recientemente con industriales de la provincia de Buenos Aires “a los que en su momento había ayudado mucho”, y están vinculados con la industria plástica. De allí salen insumos, como cables para los aparatos que se fabrican en la isla y podrían integrar la industria del continente. “Nos decían que de 400 trabajadores tuvieron que despedir 155. Es una industria que viene de tres generaciones de industriales argentinos, que fabrican cables para el soterramiento de ferrocarriles, cables de alta tensión y para la industria electrónica. Lo que nosotros percibimos aquí, se percibe en el resto de Argentina. Es una discusión del modelo económico”, expresó.

 

Un modelo de pobres

 

Bertone deslizó que el gobierno nacional no quiere movilidad social, por lo cual el empobrecimiento del asalariado argentino parecería planificado: “Yo tengo una posición industrialista, y creo que un país como Argentina debe conservar su industria, porque mucha gente en provincia de Buenos Aires y también aquí, que no está calificada para trabajos profesionales, la oportunidad que tienen de salir adelante es con un trabajo industrial”.

“Ese trabajo les da una movilidad social ascendente y sé que no son posiciones que se comparten ni en la Argentina ni en otros lugares del mundo”, disparó.

“En Tierra del Fuego, además del régimen, la industria nos ha dado la posibilidad de un saber hacer. El conocimiento es muy importante y nuestros trabajadores lo tienen. Eso nos da la posibilidad de abrirnos a otra tecnología de avanzada, como puede ser la industria del software, que nos estamos disputando con otras provincias de Argentina para ponerlo en funcionamiento en Tierra del Fuego”, informó.

La gobernadora dio cuenta del “detrimento de salario, porque no sólo hubo pérdida de puestos de trabajo, por ejemplo por el aumento de tarifas, la suba del transporte público, los peajes en Buenos Aires. El tiempo hay que usarlo en trabajar y hay experiencia de países que han salido adelante por la capacidad de trabajo de su población, como Japón por ejemplo, donde los reclamos no son parando, sino con otra actividad. Hay que aprender a ser novedosos y pragmáticos en el reclamo”, dijo a la dirigencia sindical.

Pese al panorama actual, consideró que el 2017 “es un año donde la actividad económica va a mejorar”, pero espera que se deje de lado el “barro político”.

“Es un año electoral y una medida de fuerza puede servir para visibilizar un reclamo”, observó en referencia a la movilización masiva que se espera para hoy, como ocurrió ayer con los docentes, pero pidió “que no se termine convirtiendo en una cuestión netamente política”.

“Este es un paro que tiene relevancia para tener una visibilización de lo que está pasando con la actividad económica. Para el ámbito provincial también puede haber reclamos y hasta es justo que los haya. No me niego a que haya reclamos, lo importante es que aparte del reclamo haya propuestas concretas para llevar adelante en el trabajo de cada día. Si solamente nos quedamos en reclamar es difícil seguir progresando”, dijo.

“Hoy la política argentina es un gran barro, donde todos los sectores se encuentran dirimiendo sus cuestiones en un fango y no es bueno para nadie, porque pierden todos los ciudadanos y pierde el país. Me gustaría que en la Argentina se deje de discutir de causas judiciales de unos y de otros, que podamos superar el hecho maldito de la corrupción que tenemos como historia en nuestro país, y que los dirigentes nos pongamos por sobre todas estas situaciones”, deseó.

“Yo quiero trabajar hacia el futuro, dejando en medio estas cuestiones, porque realmente es una guerra mediática de distintos sectores de partidos que complican las inversiones, la credibilidad del país en el exterior”, advirtió.

 

El pronóstico electoral

 

La gobernadora finalmente aventuró que como resultado de las elecciones legislativas “no va a cambiar mucho la composición del Congreso. Esto va a ser así y lo puedo asegurar el día de hoy. Conozco el Parlamento como pocos en la provincia y los cambios no van a ser favorables ni para unos ni para otros. En el Parlamento se va a seguir negociando como se ha negociado el año pasado, Pichetto va a seguir siendo quien conduce el Senado y en Diputados habrá una fuerte fragmentación. Entonces me parece innecesario que se esté discutiendo y politizando el inicio del año, cuando las elecciones van a ser en octubre y ni siquiera está fijada la fecha”, concluyó Bertone.

Fuente: Diario Provincia23.