Breves
jardin

Jardín 4

Padres reclaman solución para problemas edilicios

Por distintos problemas edilicios las clases se vieron interrumpidas en reiteradas oportunidades en el Jardín 4 “Arco Iris”. Los padres se quejan porque a diario deben informarse si habrá clases o no. “Vino gente de Infraestructura, pero todo sigue igual, por eso recurrimos a los medios para ver si nos ayudan a encontrar una respuesta y que nuestros chicos puedan tener clases normalmente”, señaló una mamá.

 

Camila Enriquez, mamá de un chiquito que concurre a la sala de 4 años del Jardín 4 Arco Iris, se refirió a los problemas edilicios que están teniendo relatando que “desde el inicio del año solo un mes tuvieron clases bien, después siempre hubo problemas y se suspenden las clases permanentemente. A veces afecta no solo al jardín, sino a la Escuela 2 porque parece que comparten algunas instalaciones”, indicó la mujer.

Relató que “a veces falta el agua y por ese mismo motivo no hay calefacción, también hay humedad en las salitas, goteras. Incluso ellos tienen el baño dentro de la salita y a veces es insoportable el olor que viene de las cloacas”, aseguró. Señalando que todos los días deben estar “pendientes del aviso para saber si habrá clases o no. Como hay mamás que también tienen a sus chicos en la Escuela 2 y las clases allí se suspenden más temprano, nos enteramos, pero la mayoría de los días no sabemos qué va a pasar hasta último momento”, aseguró la mamá.

“Desde las 8 de la mañana yo estoy llamando al jardín, para saber si habrá clases o no. A él lo tengo que preparar y si hay clases lo llevo, pero si se suspenden hay que explicarle que no hay agua o el inconveniente que sea. Es una gran desilusión para él, porque se emociona mucho por ir al jardín”, manifestó Enriquez.

La mamá dijo que “el miércoles una gota rebasó el vaso, porque desde las 8 estábamos llamando al jardín y a las 8 y 20 nos dicen que las clases iban a ser normales. Pero cuando llegamos a la institución nos dicen que no tenían agua, ni calefacción; que si nosotros queríamos los dejáramos pero en esas condiciones. Nosotros teníamos que hacernos responsables, dejando a nuestros hijos si queríamos y con el riesgo de que se enfermen por las bajas temperaturas que estamos teniendo. Obviamente la mayoría los retiramos porque así nos los podíamos dejar”, remarcó.

Finalmente indicó que les manifestaron esta problemática a las autoridades del jardín “pero sabemos que no depende de ellos, sino del Ministerio. Vino gente de Infraestructura, pero todo sigue igual, por eso recurrimos a los medios para ver si nos ayudan a encontrar una respuesta y que nuestros chicos puedan tener clases normalmente”, concluyó.