Breves

Imponente operativo policial

Otro intento de desalojo en la carpa de TV Fuego

Una gran cantidad de efectivos policiales, la mayoría integrantes del cuerpo antimotines, se hicieron presentes en la carpa que mantienen los trabajadores que fueron despedidos por la empresa TV Fuego. Aseguraron que lo hacían por una orden del juez Héctor Ochoa para constatar que el acceso al estacionamiento de la empresa estaba liberado y para identificar a los presentes. Integrantes de ATE y la UOM concurrieron al lugar y finalmente no se efectuó el desalojo.

carpa1

“Vino la policía a cumplir con una orden del juez Ochoa, de una forma bastante rara, ha priorizado el derecho a la propiedad privada antes que el derecho de los trabajadores, antes que el derecho a la protesta y el derecho a reclamar por condiciones dignas de trabajo. En vez de obligar a esta empresa a cumplir con la Ley nos obliga a nosotros a despejar un acceso a un estacionamiento”., relató el secretario General del SATSAID, Mariano Ferrari.

El dirigente del sindicato que representa a los trabajadores de la televisión dijo que la directiva del juez “ya no sorprende mucho, porque se pone cada vez de manifiesto la interacción que hay entre el poder político, el poder económico y el poder judicial; es claro”, remarcó.

Ferrari confirmó que fueron “más de cien efectivos, obviamente según ellos cumpliendo con la ley y con lo que mandaba la orden judicial, diciendo que vinieran todos los efectivos que fueran necesarios. Pero no hizo falta, porque nosotros nos estamos ajustando a derecho, como siempre lo hemos dicho, y hemos despejado el acceso para que la empresa acceda a sus bienes. Esto nunca fue negado, de hecho el segundo día de conflicto tres trabajadores que no están adheridos a la medida pudieron acceder sin ningún inconveniente a la empresa y nadie les prohibió nada”, afirmó.

En el mismo sentido dijo que “de hecho los materiales de la empresa ha sido retirados, han iniciado una nueva base de operaciones que está en la calle Edison, donde el día viernes el Ministerio de Trabajo constato que no hay ningún tipo de regulación y la empresa aduce que es una casa particular, cosa que no es cierta, porque ninguna casa particular tiene 8 móviles de TV Fuego en la puerta”.

También indicó que el servicio se está intentando sostener con “trabajadores en negro, sin registrar, facturados, una empresa de Córdoba. La verdad es que a las leyes laborales se las pasan por encima, pero la justicia en eso no actúa. Actúan acá, donde hay 31 familias despedidas y ni siquiera les permiten reclamar por sus derechos”.

Por su parte el Comisario Carlos Devaz, Jefe de la Unidad Regional Norte, indicó que “vinimos únicamente a cumplimentar una medida judicial, ordenada por el Juzgado de Instrucción Número Dos del Dr. Ochoa, para que quede liberado el acceso al lugar donde están los vehículos, identificación de personas y nada más”.

Al consultarlo sobre la posibilidad de que la carpa fuera desalojada respondió: “no, para nada, vemos que el acceso está liberado y esa es la medida que vinimos a cumplimentar, nada más”, remarcó el jefe policial.

Foto: Adolfo Durigutti

carpa