Breves
La nueva presidente de la obra social estatal, Mariana Hruby, visitó los estudios de Radio Universidad 93.5 MHZ para hablar de este nuevo desafío, después de 30 años de haber pasado por las distintas áreas de la institución.
La nueva presidente de la obra social estatal, Mariana Hruby, visitó los estudios de Radio Universidad 93.5 MHZ para hablar de este nuevo desafío, después de 30 años de haber pasado por las distintas áreas de la institución.

OSEF enviará cartas documento a los acreedores

Es uno de los primeros pasos de la nueva presidente, Mariana Hruby, quien marcó entre las prioridades resolver las deudas con los proveedores. Ya comenzaron las conversaciones en Río Grande y Ushuaia y habrá un primer paso de diagnóstico, con pedidos de informe que fueron remitidos a todas las áreas. También se prevé empezar a trabajar en el presupuesto, y en la adecuación de los edificios propios, para evitar el gasto en alquileres. “Una sola medicación para una sola persona me costó 138 mil dólares –cada sesenta días- (lo que insume 828 mil dólares por año) y lo firmé hace poco, porque se trata de una patología específica que nos demanda 10 millones de pesos, por eso estamos tratando de ver algún convenio con Nación”, detalló en relación a los gastos de la repartición.

Río Grande.- La nueva presidente de la obra social estatal, Mariana Hruby, visitó los estudios de Radio Universidad 93.5 MHZ para hablar de este nuevo desafío, después de 30 años de haber pasado por las distintas áreas de la institución.

Destacó el equipo que se logró armar con el vicepresidente Leonardo Olgiatti, “que es quien primero me convoca, y a través de él con el gobernador. Ellos confiaron en mí después de muchos años de trabajar en el instituto. Tengo una responsabilidad muy grande porque conozco por dentro la obra social y ellos me han dado su respaldo para poder cambiar la situación”, dijo.

“Yo empecé a trabajar en el ISST en la época del ex Territorio, con Matilde Menéndez, cuando tenía 16 años, pasamos por épocas de interventores, luego vino la etapa del IPAUSS. Hoy tenemos 52 mil afiliados aproximadamente, y corresponden al 33% de la población de Tierra del Fuego”, resaltó sobre la dimensión de la institución.

“Estoy al tanto de todos los reclamos por falta de pago, tratando de cambiar y no puedo crearme expectativas muy altas porque ahora tengo que solucionar problemas cotidianos. La provincia ya está digitalizando todos los expedientes, había muchas cosas que se habían truncado y se dio diligenciamiento rápido a lo que se pudo. La semana pasada se estableció el protocolo y empezamos a atender con turnos, tanto en Ushuaia como en Río Grande”, señaló.

“Con la deuda de proveedores venimos mal, estoy pidiendo informes para tener un número real, y en paralelo trabajamos sobre las acreencias. Entre martes y miércoles se van a empezar a enviar las cartas documento a las instituciones que nos deben aportes. También tengo que auditar todo lo que está para adentro, porque se va a revisar”, aseguró.

Aclaró que “el gobernador me conoció ahora, me preguntó todo sobre la obra social y le llamó la atención que estuviera hace 30 años trabajando ahí. Me pareció una persona muy sencilla, me agradó mucho y me dio todo su apoyo. Como empleada estuve en todos los sectores y me faltaba este otro lado. Más allá de ocupar un cargo, quiero cambiar la obra social y no me quiero ir sin haber logrado algo. Esto lo digo desde mi lugar de afiliada, porque no dejo de serlo”.

“También quiero remarcar la importancia del compromiso de mis propios compañeros, porque yo no voy a poder hacer nada sin ellos. Primero la tarea pasa por un ordenamiento. Todos los empleados tienen puesta la camiseta de la obra social y queremos que sea para bien, pero hay que ordenarnos. En promedio somos 180 empleados en la provincia, 140 en Ushuaia, cerca de 40 en Río Grande, hay 14 en Buenos Aires, 3 en Córdoba y 1 en Tolhuin”, precisó.

“Estamos trabajando en equipo con Leonardo Olgiatti, que es contador y fueguino. Con el tema de farmacia es compleja la situación. Una sola medicación para una sola persona me costó 138 mil dólares –cada sesenta días- (lo que insume 828 mil dólares por año) y lo firmé hace poco, porque se trata de una patología específica que nos demanda 10 millones de pesos, por eso estamos tratando de ver algún convenio con Nación. Un vuelo sanitario nos cuesta un millón de pesos. Más allá de que pueda haber un avión que maneje gobierno, la obra social tiene que salir a contratar por fuera y son todas cuestiones en las que estamos trabajando”, sostuvo.

“He pedido informes a todas las áreas, farmacia, óptica, odontología, médicos auditores, sistema informático. Hoy la estructura orgánica en el nivel político cuenta con cinco coordinadores y yo solamente designé uno solo, que es un coordinador médico. Ya he vivido la experiencia de que traían gente de afuera y hasta que se ponen a saber cómo es la obra social perdemos un montón de tiempo, y no es la idea. Yo necesito gente que labure conmigo a la par y que conozca la obra social por dentro”, enfatizó.

“Tenemos gente en la obra social que no estaba aprovechada. Hay un compañero que es maestro mayor de obras y me hizo un proyecto para el edificio de Moyano de Río Grande, que hoy es un depósito, y también con el edificio propio que tenemos en Perito Moreno. Junto con la delegada y el personal de informática está haciendo el proyecto que vamos a presentar al gobernador, y quiero hacer lo mismo en Ushuaia, porque tenemos dos edificios propios que requieren de mantenimiento y de cambios. Apunto a que utilicemos lo que tenemos”, dijo del plan para economizar gastos en alquileres.

“En Río Grande se alquila el edificio de la farmacia y la idea es llevarlo a Moyano, junto con el servicio de óptica. En Ushuaia también alquilamos un edificio y la idea es optimizar el propio, para no tener que alquilar”, apuntó.

 

Cambios en aportes

 

Por otra parte adelantó cambios en los aportes de los afiliados. “La obra social es solidaria y, con ese concepto de solidaridad, hoy todos pagan el 3%, sean solteros sin grupo familiar, o con un grupo familiar de ocho personas. Hay algunas personas que se pueden incorporar, como concubinas, o padres, pero tienen que cumplir determinada cantidad de requisitos, con un 1,5% más de aportes. Eso se va a rever, porque es obsoleto y no cubre las necesidades que tenemos. Todos los gastos en salud son elevadísimos y se tiene que revisar ese aporte”, dijo.

“El gobernador nos ha pedido que nos afiancemos mucho con la salud pública, y estamos armando todo para eso. Nos tenemos que volver a juntar, porque luego de pedir informes a todas las áreas le voy a transmitir la situación para que él vea cómo estamos. Yo quiero sacar adelante la obra social, porque la siento como mía, y quiero cambiar esta situación. Lo primero es ponernos al día con los prestadores y después seguiremos con el resto. En Río Grande los conozco a todos y ellos me conocen a mí. Con algunos de Ushuaia estuve hablando, nos hemos presentado y voy avanzando de a poco. Estos días han sido muy beneficiosos porque voy directamente a la solución ante cada problema que trae un empleado. No me tienen que explicar la situación porque la conozco”, marcó como diferencia de presidentes anteriores.

Finalmente informó que luego de “tres años de presupuesto reconducido, también nos comenzaremos a ocupar de esto esta semana. Estamos trabajando con el vicepresidente y las dos vocales, que son Andrea Rodríguez y Soledad De Fabio”, concluyó.