Breves
Por Radio Universidad 93.5, el senador Pablo Blanco dio a conocer que esto fue el disparador para tomar la iniciativa de presentar un nuevo régimen de coparticipación federal.
Por Radio Universidad 93.5, el senador Pablo Blanco dio a conocer que esto fue el disparador para tomar la iniciativa de presentar un nuevo régimen de coparticipación federal.

“Ojalá me puedan tapar la boca con la prórroga”

El senador de Juntos por el Cambio observó varias “señales” del gobierno nacional que le daría la pauta de la falta de voluntad de sostener el subrégimen de Tierra del Fuego. Una de ellas es la exclusión de los celulares en el plan Ahora 12, como también de los equipos de aire acondicionado de los créditos a 36 cuotas del Banco Nación, que sí incorporan a ventiladores. Recordó que el ministro Matías Kulfas tiene “hasta un libro escrito” en contra de la promoción fueguina, y advirtió que de no fabricarse electrónica, se importarán los productos terminados, con el costo para la mano de obra. También dio a conocer la elaboración de un proyecto de ley de coparticipación nacional, como deuda pendiente desde el ’96 y con el fin de terminar “con la discrecionalidad” del reparto y quita de fondos.

Río Grande.- El senador nacional de Juntos por el Cambio Pablo Blanco se refirió a la aprobación en la Cámara Alta de la quita de coparticipación a la ciudad autónoma de Buenos Aires. Si bien el proyecto oficial cuantifica la “poda” de recursos en 24.500 millones, que se asignarán a la Policía Metropolitana, el bloque de Juntos por el Cambio estimó en 40 mil millones la pérdida.

Por Radio Universidad 93.5, dio a conocer que esto fue el disparador para tomar la iniciativa de presentar un nuevo régimen de coparticipación federal. “Esto obedece a una manda constitucional, porque luego de la reforma del ’94 había un plazo hasta el año ’96 para dictar una nueva ley de coparticipación. Debe haber un consenso de las 24 jurisdicciones y el Estado nacional”, recordó.

“Lo que sucedió días pasados en el Senado con la quita de recursos a la ciudad de Buenos Aires es una señal de lo que puede sucedernos, porque Tierra del Fuego está en el mismo status jurídico que la ciudad autónoma, y con condiciones inferiores, porque el primer porcentaje de coparticipación fue dado por decreto simple del ex presidente Menem, y el complemento en el año ’99 también fue producto de un decreto simple. Fue aprobado por la Legislatura de la provincia, pero no tiene el amparo de una ley nacional”, dijo.

“Son los fundamentos que utiliza el gobierno nacional para extraerle recursos a la ciudad de Buenos Aires, pero no va a ser posible porque hay jurisprudencia que demuestra que, aunque no haya una ley nacional que ampare la asignación de recursos, está la ley de presupuesto de 2017, 2018 y 2019, que ratificaron esto”, manifestó.

Consideró que “a efectos de evitar estas discusiones debemos avanzar en la discusión de una nueva ley de coparticipación en el Senado, donde están representadas todas las provincias. Con mis colaboradores estamos trabajando en los parámetros a tener en cuenta. El proyecto parte de la premisa de que nadie puede recibir menos de lo que está recibiendo hasta ahora, y a partir de ahí buscar mecanismos para que el reparto de recursos sea equitativo y de acuerdo a determinados parámetros. Hay que ver cómo se distribuyen los recursos que quedan en poder de la nación, porque el Ejecutivo nacional distribuye discrecionalmente muchos recursos cuando hay afinidad política con alguna de las provincias. Esa discrecionalidad hay que eliminarla y tener normas clara de lo que le corresponde a cada uno”, sentenció.

Indicó que “Tierra del Fuego y la ciudad de Buenos Aires reciben de la coparticipación primaria, es decir de la parte que le queda a Nación. El resto de las provincias reciben de la parte de las provincias. Nosotros recibimos el 0.70, Buenos Aires recibía el 3.5, a través de un decreto el gobierno nacional le retiró más de un punto y luego por esta ley pretende bajarle de los 2.32 que le quedaban a 1.40”.

Para Blanco “el decreto del presidente de la nación es claramente inconstitucional, porque le está sacando a una jurisdicción para darle a otra, que es la provincia de Buenos Aires, sin acuerdo previo de las jurisdicciones. Es una discusión que se va a dar en el ámbito de la justicia”, aseguró.

Asimismo, remarcó que “se debería distribuir alrededor del 54% en las provincias  y el 46% quedarse la nación”, cuando ese porcentaje está lejos de la realidad.

 

Extensión del subrégimen

 

Por otra parte, puso en duda la extensión del subrégimen a partir de determinadas “señales” en las últimas medidas del gobierno nacional. “Ojalá que se logre la ampliación del subrégimen y el presidente de la nación cumpla el compromiso que asumió con la gente de Tierra del Fuego en la campaña electoral, de prorrogar el subrégimen hasta el 2073; pero lo dudo porque hasta ahora en las dos oportunidades que pregunté sobre esto en el Senado, tanto al Ministro Kulfas como al Jefe de Gabinete, me dijeron que ya pensar en diez años de prórroga era muy alocado. Hay señales que indican que no está en los planes del gobierno, porque en todas las promociones sobre el consumo de electrodomésticos del Ahora 12 o en el plan de 36 cuotas del Banco Nación, ninguno de los productos de Tierra del Fuego están incluidos. El crédito a 36 meses del Banco Nación financia la compra de ventiladores pero no la de aire acondicionado. Me parece que hay un mensaje muy claro sobre qué industria se quiere promocionar y cuál no”, expuso.

“Hay una contradicción porque el celular es un elemento imprescindible, no solamente para hablar sino como elemento de trabajo, de estudio. Si no se fabrican en el país, se van a tener que importar y los dólares van a salir por la adquisición de productos terminados, con la diferencia de que se importa mano de obra de otro país, y al producir acá se genera empleo. No me sorprende porque el Ministro de Producción tiene hasta un libro escrito en contra del subrégimen de Tierra del Fuego. Ojalá me puedan tapar la boca con la prórroga”, desafió.

 

Excluidos de la refinanciación

 

Además el senador dio a conocer otro perjuicio para la provincia plasmado en el proyecto de presupuesto 2021, vinculado con el costo del gas de generación y las deudas con CAMMESA. “Cuando concurrió el ministro Kulfas con el Secretario de Energía planteé este tema. Ellos dijeron que estaban trabajando para que Tierra del Fuego tenga las mismas condiciones que si estuviera en el interconectado, a través del interconectado virtual. He hablado con gente de la Cooperativa y estaban en conversaciones antes del cambio de Secretario de Energía pero no sé hasta qué punto se ha avanzado”, dijo.

“Tierra del Fuego no es tenida en cuenta por las autoridades nacionales, porque en el proyecto de ley de presupuesto 2021 hay dos artículos relacionados con las deudas de todas las generadoras de electricidad con CAMMESA. La única provincia que está fuera de esos artículos, que permiten una refinanciación de la deuda por las circunstancias que se están atravesando, es Tierra del Fuego. No es considerada ni tenida en cuenta, porque no está en el interconectado, tiene que generar, transportar y distribuir la energía, y en el resto del país no es así”, comparó.

“Estuve hablando con la gente de la Cooperativa y el propio gobernador de la provincia me pidió sugerir un agregado. Estamos trabajando con diputados y senadores para incluir a Tierra del Fuego en esta posibilidad de refinanciación de deuda en el presupuesto. Bertone es una de las diputadas que está planteando el tema, que se le pasó por alto al Ejecutivo nacional”, apuntó.

Se le preguntó si tiene contacto con los demás senadores, Duré y Matías Rodríguez. “Con Matías esto en contacto día por medio prácticamente, con Eugenia Duré de vez en cuando, pero con Matías Rodríguez nos comunicamos bastante. Ellos estaban realizando gestiones para incluir los celulares en el Ahora 12, pero no dio resultado. Llama la atención que no sólo no se escuchó la voz de algún senador o diputado, sino que no se escucharon las voces de los intendentes ni del gobernador. Si hubiera sido en el gobierno anterior ya estaría prendida fuego la provincia. Yo espero que la gente lo vea y se dé cuenta”, concluyó.