Breves
El vicegobernador Juan Carlos Arcando sorprendió ayer con expresiones públicas vinculadas con sus aspiraciones a la intendencia de Ushuaia, cuando tanto allegados a la gobernadora Bertone como al intendente Vuoto, dan por hecho el acuerdo electoral en el que buscarán la reelección, con el diputado Martín Pérez como candidato a intendente de Río Grande, para completar el esquema de la alianza entre el PJ y La Cámpora.
El vicegobernador Juan Carlos Arcando sorprendió ayer con expresiones públicas vinculadas con sus aspiraciones a la intendencia de Ushuaia, cuando tanto allegados a la gobernadora Bertone como al intendente Vuoto, dan por hecho el acuerdo electoral en el que buscarán la reelección, con el diputado Martín Pérez como candidato a intendente de Río Grande, para completar el esquema de la alianza entre el PJ y La Cámpora.

“Obviamente me gustaría ser candidato a intendente”

El vicegobernador de la provincia afirmó ayer que quisiera llegar a la intendencia de Ushuaia para “devolverle todo lo que le ha dado, trabajar para todos los que han llegado en el último tiempo y reconocer el trabajo de los pioneros de la provincia”. Sostuvo que el acuerdo entre Bertone, Vuoto y Martín Pérez, que muchos dan por hecho, es un tema del que “se va a empezar a hablar seriamente” luego de que se fije la fecha de elecciones. “No se trata de buscar una unidad simplemente para ganar una elección, sino que hay que buscar la unidad para mejorar la calidad de vida de los vecinos”, subrayó.

Río Grande.- El vicegobernador Juan Carlos Arcando sorprendió ayer con expresiones públicas vinculadas con sus aspiraciones a la intendencia de Ushuaia, cuando tanto allegados a la gobernadora Bertone como al intendente Vuoto, dan por hecho el acuerdo electoral en el que buscarán la reelección, con el diputado Martín Pérez como candidato a intendente de Río Grande, para completar el esquema de la alianza entre el PJ y La Cámpora.

Arcando aclaró por FM La Isla que sus expresiones “no son un lanzamiento de candidatura” todavía, pero advirtió que se debe avanzar en un proyecto que contemple un plan estratégico para la provincia y las tres ciudades, y no un acuerdo meramente electoralista. “Yo planteé lo que creo que necesita la ciudad de Ushuaia y algunos lo interpretaron como un lanzamiento de mi candidatura a intendente. Yo hablé de un plan estratégico, que lo hago extensivo a Río Grande y Tolhuin, no sobre la coyuntura sino a cinco o diez años, que es lo que está faltando en la provincia, porque hoy cada uno está trabajando en base a lo coyuntural”, expresó.

Consultado sobre el frente provincial encabezado por Bertone, Vuoto y Martín Pérez, advirtió que “todavía no conocemos la fecha de elecciones. Una vez que la conozcamos, se va a empezar a hablar seriamente. Mientras tanto son todos bosquejos (sic), y en política nada es imposible. En 2015 llegamos a la gobernación y recuperamos municipios que no teníamos, por eso no hay que descartar nada en política y todo se puede conversar. Luego de que se conozca la fecha, vamos a hablar seriamente”, indicó.

Se le preguntó sobre su aspiración personal a la intendencia de Ushuaia y la respuesta fue que “no descarto nada. Hay que trabajar no sólo en buscar acuerdos sino el consenso para un proyecto de provincia que pueda tener continuidad y que sea una política de estado a seguir. No se trata de buscar una unidad simplemente para ganar una elección, sino que hay que buscar la unidad para mejorar la calidad de vida de los vecinos. Yo aspiro a un proyecto de provincia, un proyecto de ciudad, y que no sea solamente una cuestión electoralista”, cuestionó.

Por FM del Pueblo redobló la apuesta y manifestó que, del frente provincial, lo que está definido es “que la candidata a la gobernación es Rosana Bertone”, pero el resto se resolverá “una vez que esté la fecha de elecciones. Ahí va a empezar el tema de los distintos acuerdos políticos que se puedan llevar adelante. Yo fui concejal de la ciudad de Ushuaia, fui legislador, y siempre planteé que la ciudad necesita tener un plan estratégico a cinco, diez, quince y veinte años. Tenemos que sentarnos todos los sectores de nuestra sociedad. No podemos estar trabajando en forma permanente sobre el hoy, sino que hay que empezar a tener políticas de estado”, reiteró.

Deslizó críticas a los que todavía hablan de la herencia recibida: “Uno escucha en los discursos que el problema que tienen hoy es por el que se fue hace tres o cuatro años atrás. Hay que solucionar los problemas que tiene la ciudad y trabajar a futuro, pensando en el crecimiento que va a tener la ciudad y hacer las proyecciones”, instó.

Ante la insistencia sobre una posible postulación, respondió que “la verdad si me preguntan si me gustaría ser candidato a intendente, obviamente que sí, porque quiero devolverle a la ciudad todo lo que me ha dado. Por eso trabajo a destajo en el cargo que tengo como vicegobernador, para devolverle a esta provincia todo lo que me ha dado desde hace 41 años. Quiero trabajar para todos los que han llegado este último tiempo, pero también trabajar y reconocer el trabajo que han hecho los pioneros en esta provincia”, dijo, marcando una diferencia sustancial que apunta al voto más conservador de la capital fueguina.

“Los pioneros han vivido momentos muy duros desde que se fundó Ushuaia, también los pioneros de Río Grande. Por eso digo que hay que empezar a tener una mirada distinta, tener políticas de estado y un plan estratégico en toda la provincia”, sentenció.

 

Unidad nacional

 

Respecto de la unidad con el kirchnerismo a nivel nacional, se pronunció a favor. “Yo propicio que todos estemos dentro de un mismo espacio, traccionando todo lo que tengamos que traccionar para lograr la unidad que necesitamos, para poder recuperar el país, no para un partido político, sino recuperar la Argentina para mejorar la calidad de vida, porque estos últimos años realmente han sido muy duros. Tenemos que trabajar todos juntos y no podemos ir divididos en ese sentido. Esto es lo que digo en cada una de las reuniones que puedo tener con dirigentes nacionales, recorriendo algunas provincias. Hay que trabajar por la unidad y necesitamos ir todos juntos para mejorar la calidad de vida de cada uno de los argentinos”, propició.

 

Acercamiento con Chile

 

El vicegobernador insistió en la necesidad de un plan estratégico en Ushuaia, a partir de “lo que ha pasado con Puerto Williams en Chile, que ahora se propone como la ciudad del fin del mundo”, luego del cambio de estatus de poblado a ciudad.

La marca característica de Ushuaia se debe cuidar y para ello “debe haber un plan estratégico que no podemos hacer solos, sino en conjunto con el gobierno nacional, como lo hace Chile. Nosotros tenemos infraestructura y todo lo que necesita la región, y toda la Patagonia argentina y chilena debe trabajar en un circuito turístico donde los dos países salgamos beneficiados. Esto lo hablé con el gobernador de la antártica chilena y coincidimos en esto, y en no tener esta división con el trámite migratorio que tenemos que hacer para trasladarnos al sector chileno”, dijo.

Para Arcando “debe haber una libre frontera como tienen muchos países. Los dos vamos a ser beneficiados en este esquema, que se debe hablar seriamente. Si no nos abocamos a esto, vamos a ver cómo otros avanzan y nosotros nos quedamos estancados. Necesitamos que el gobierno nacional flexibilice algunas normas que tienen que ver con los prácticos en canal de Beagle, para poder comunicarnos con Puerto Williams y viceversa; debe haber un corredor turístico para que los extranjeros que visitan Río Grande o Ushuaia puedan cruzar a Puerto Williams; y luego anhelamos una libre frontera, que no podemos concretar porque no nos sentamos en una mesa conjunta a discutir estos temas”, concluyó.