Breves
La concejal de FORJA Miriam “Laly” Mora fue consultada por Radio Universidad 93.5 sobre la aprobación del presupuesto 2021 del Municipio de Río Grande, que se concretó este martes.
La concejal de FORJA Miriam “Laly” Mora fue consultada por Radio Universidad 93.5 sobre la aprobación del presupuesto 2021 del Municipio de Río Grande, que se concretó este martes.

“No sabemos a dónde fue a parar la plata de la gente”

La concejal de FORJA fue crítica de la falta de transparencia en el Municipio de Río Grande y afirmó que se desconoce el destino de los fondos del presupuesto 2020, dado que aparecen subejecutadas varias partidas y, de acuerdo a la presentación del Ejecutivo, “sobrarían” 600 millones de pesos. Lamentó la falta de acompañamiento de los “concejales oficialistas” para formalizar pedidos de informe, que prevén penalidades si no son respondidos, y dijo que hasta el momento sólo se manejaron por notas que no fueron respondidas. También dio a conocer la incorporación de personal en el área de Deportes, según se desprende del boletín oficial, en meses de plena pandemia y sin actividad, hecho que fuera negado en las reuniones de comisión. “La información no la quieren dar, porque es sencillo decir en qué gastaron el dinero y qué compraron”, subrayó.

Río Grande.- La concejal de FORJA Miriam “Laly” Mora fue consultada por Radio Universidad 93.5 sobre la aprobación del presupuesto 2021 del Municipio de Río Grande, que se concretó este martes. “Trabajamos muchísimo con este presupuesto, lamentablemente me tuve que retirar de la sesión, que estaba programada para las 10 de la mañana, pero el Ejecutivo todavía estaba haciendo modificaciones, eran las 16 horas y todavía no comenzaba. Yo tenía unos turnos importantes por cuestiones de salud que me habían dado hace 25 días. Trabajamos desde el 30 de septiembre que se presentó el proyecto con las modificaciones y las explicaciones que fuimos pidiendo”, dijo.

“Lo que más solicitamos en esta gestión fue saber dónde fue a parar la plata de la gente, porque había algo raro en este presupuesto presentado, que tenía partidas de 12 millones, de las cuales se utilizó un millón y para el año que viene pedían 16 millones. Planteamos por qué pedir más para el año que viene si no lo ejecutaron este año y fue una discusión que tuvimos con todas las áreas del Ejecutivo. Nos dijeron que el dinero se utilizó en la pandemia y preguntamos en qué parte, si fue en la ampliación del centro de salud de Chacra XI, en alcohol en gel, en guantes, en las diferentes obras que se hicieron, porque la gestión anterior había dejado 200 millones para obras. El presupuesto 2020 cerró en 490 millones para obra pública y las obras se suspendieron por la pandemia, por la veda, y cuando se levantó la veda se había trabajado solamente en la calle Thorne. Queríamos saber qué se había hecho con el presupuesto 2020, porque nos tenemos que basar en algo para planificar el año que viene. En la Gerencia de Deportes encontramos que habían tenido que ceder 70 millones de su partida para la pandemia, y así con diferentes áreas y obra pública no hubo”, expresó.

 

Sin endeudamiento

 

Con ingresos previstos por 6.567 millones, fue excluida de la ordenanza de presupuesto el endeudamiento. “El Ejecutivo por tercera vez intentó ingresar un endeudamiento. Lo hizo en marzo cuando recién se declaró la cuarentena, porque pedían un endeudamiento de 450 millones. Luego trataron de ingresarlo con otro pedido de emergencia y tampoco se pudo. Ahora por tercera vez lo hicieron dentro del presupuesto. Nosotros explicamos que no era un capricho del bloque no acompañar el endeudamiento, sino que lo impide la carta orgánica. Lo tuvieron que retirar del presupuesto porque la carta orgánica nos impide votar ese endeudamiento si no tenemos información. Ellos tenían que presentar un informe financiero, económico, de garantías, de qué partida se iba a pagar, y no lo hicieron. También tenían que presentar los proyectos de las obras que querían realizar. Los endeudamientos no se pueden votar dentro del presupuesto, se votan por otro proyecto de ordenanza”, aseguró.

 

Subejecución de partidas

 

Consultada sobre las razones de la subejecución del presupuesto 2020 en el área de salud, en plena pandemia, dijo que “son las preguntas que hicimos, por eso estuvimos muchas horas con cada secretaría, pero todavía no recibimos el informe de en qué se gastó la plata. Jamás nos dijeron el monto que habían ocupado para la pandemia, y lo fuimos desglosando de la ejecución presupuestaria. Según la ejecución presupuestaria, al municipio le ha sobrado plata, entonces hay un error en la presentación que han hecho. No vamos a decir que el Ejecutivo se está guardando plata, pero según la ejecución hay un subejecutado y al municipio como mínimo le deberían quedar 600 millones de pesos a favor”, manifestó.

“Cuando nos sentamos con los secretarios, nos dijeron dónde está la plata, pero si nos guiamos por lo que se presentó, tenemos que decir que les sobra plata.  La ejecución presupuestaria estaba mal hecha, y uno entiende que puede ser porque fue la primera vez, pero tuvieron que hacer las modificaciones de acuerdo a lo que fuimos pidiendo a lo largo de todas las comisiones”, dijo.

 

Coparticipación no documentada

 

En cuanto al déficit, “el municipio dice que ellos tienen una deuda flotante de 500 millones, que tiene que ver con la coparticipación, pero son palabras y no hay papeles para sostenerlo”, aseguró la concejal.

“Todo el año cuando hablaban de la deuda de coparticipación solicité al municipio que pida al Tribunal de Cuentas una certificación de esa deuda, que nos muestren los papeles con los números, pero jamás presentaron nada. Salieron por los medios a decir que se debe tanto dinero pero no tenemos ningún informe. El único informe que llevó el Ejecutivo al Concejo fue un resumen bancario, y me tengo que guiar por lo que dice un funcionario”.

“De los pedidos de informe que hemos hecho no ha salido ninguno porque no tenemos los votos. Solamente salió el de los terrenos ociosos en la ciudad. Los demás no fueron acompañados por los demás concejales y no llegan al Ejecutivo para que nos informe. Hemos enviado notas pidiendo información completa de la manera en que se gastó el dinero en la pandemia y no tuvimos ninguna respuesta”, cuestionó.

“La información no la quieren dar, porque es sencillo decir en qué gastaron el dinero y qué compraron. Si el pedido de informes fuera votado en el Concejo Deliberante y el Ejecutivo no responde, se pueden aplicar sanciones, pero cuando el pedido de informes no sale del Concejo no podemos aplicar ninguna ordenanza. Esto hace a la transparencia de los fondos públicos y todos debemos saber en qué se gasta la plata de los vecinos, pero están jugando a las escondidas porque lo pide el bloque FORJA”, disparó.

Lo cierto es que no hay diálogo entre la oposición y el Ejecutivo: “Con el intendente nos reunimos una sola vez en marzo cuando nos anunció que venía un barco de China con varios productos que habían comprado. El presidente se ha reunido, pero representa a los cinco concejales del oficialismo, no al bloque de FORJA. Debería reunirse institucionalmente2, consideró.

“Cuando vino el pedido de endeudamiento como proyecto de ordenanza lo presentó el presidente del Concejo, y es algo rarísimo, porque eso lo tiene que pedir el Ejecutivo y lo manifesté en su momento. El boletín oficial no está y la excusa es la pandemia, además nos han cambiado el formato, porque antes uno podía ingresar una palabra y encontraba todo lo relacionado. Hoy son imágenes y hay que ir leyendo parte por parte. Esto toma mucho más trabajo. Muchas de las preguntas que le hice al Ejecutivo fue en base a la información que saqué del boletín oficial, porque nos encontramos con que Deportes fue el área que más gente contrató en agosto y septiembre, entre guardavidas, profesores de vóley, de bicicleta, talleristas, y les preguntamos por qué, dado que estamos en pandemia y no se puede hacer ningún tipo de actividad. El que está a cargo de la gerencia de deportes dijo que estaba equivocada con esa información y que no habían tomado gente, pero entonces alguien le está falsificando la firma, porque aparece la firma de él y las altas son a partir de agosto”, aseveró.

 

Cuenta de inversión

 

En cuanto a la cuenta de inversión, dijo que “todavía no la ha entregado el Tribunal de Cuentas. Estas cuentas cierran el 30 de abril y la he estado solicitando, pero el Tribunal todavía no finalizó el informe que tiene que presentar al Concejo Deliberante. Nos tenemos que manejar con la ejecución presupuestaria, aparte la cuenta de inversión del 2019 es de la gestión anterior y no tiene nada que ver con el presupuesto 2020”, aclaró.

 

Edificio propio

 

Finalmente se le preguntó sobre la posibilidad de construir el edificio propio, como lo está haciendo el Concejo de Ushuaia: “El Concejo Deliberante cuenta con tierras muy importantes frente a la playa, en la plaza del delfín, y podría entregarse el terreno a una constructora, a cambio de la construcción del edificio donde está el estacionamiento. De ese lugar salen 18 terrenos y es una zona cara. Tampoco vamos a tirar abajo un edificio que es histórico. La idea era un trueque, para tener un edificio más amplio para todos”, concluyó, sin avances por el momento.