Breves
Joven de 22 años con retraso madurativo tuvo su segundo bebé y su tenencia se judicializó.
Joven de 22 años con retraso madurativo tuvo su segundo bebé y su tenencia se judicializó.

“No queremos que regalen ni vendan al bebé”

Así se expresó la madre de una chica con retraso madurativo que el lunes tuvo un bebé en el Hospital Regional Río Grande y que su tenencia se judicializó. La joven ya tuvo otro bebé que lo cría una familia de acogimiento desde hace unos seis años.

Río Grande.- Marcela Sandra Schlei, madre de Antonella, de 22 años, dijo a los medios de comunicación que “mi hija tuvo a su bebé el pasado lunes y se llama Catriel Benjamín Schlei, es un niño totalmente sano. Mi hija lo tuvo a través de una cesárea programada y salió todo bien”.

Agregó que “estos días estuvo todo bien, hasta que cuando le dan el alta de la cesárea a Antonella, le dan vueltas con el tema del bebé; la atendió una doctora, luego otra y después otra más, hasta que llega la asistente social, preguntándonos cómo estábamos y si yo sabía cómo manejarnos con un bebé. La asistente dice que Antonella dice que su bebé es su hermano, y no es así, ella está consciente de que es su hijo y ella lo quiere”.

En ese sentido dijo que la asistente social puso reparos en que “Antonella no sabe leer, que no sabe escribir y la discrimina porque tiene un retraso madurativo; ella va a la Escuela DEI y está muy contenta con su bebé”.

Marcela Sandra Schlei confió que “hicimos muchos sacrificios por el bebé, pusimos cuna, estufa y todo”.

 

Madre por segunda vez

 

Según contó su madre, Antonella tuvo otro bebé cuando era adolescente. “Ella quedó embarazada cuando tenía 15 años; yo tenía una situación social porque no tenía gas en casa, estaba todo mal, y acá en Minoridad y Familia actuó rápidamente en el Hospital y le sacan el hijo. Ella después lo vio, pero muy poco, se lo arrancan de los brazos sin darle ninguna explicación”.

Explicó Marcela Sandra Schlei que “ese bebé, de nombre Ángelo, lo tiene ahora una familia de acogimiento de Chacra II y lo están criando desde hace seis años. Al bebé de ahora, Catriel Benjamín, tampoco dejan que ella se lo lleve hasta que no llegue la orden judicial, porque está judicializado el tema, nosotros pedimos que a ese bebé no se lo venda, regale o se le de a ninguna familia, porque tengo trabajo y gano bien. Trabajo en Minoridad y a mi siempre me desprecian, estoy sola con mis hijas, me separé de mi pareja; no me escuchan y la sociedad me margina porque dice que ella no puede estar con su bebé”.