Breves
El radical Juan Felipe “Pipo” Rodríguez, candidato a gobernador por el frente Ser Fueguino, aseguró que las conversaciones no se llevaron adelante en las últimas horas, sino que “empezamos a conversar hace unos 40 días. Esto conlleva un montón de análisis desde lo familiar y lo político”.
El radical Juan Felipe “Pipo” Rodríguez, candidato a gobernador por el frente Ser Fueguino, aseguró que las conversaciones no se llevaron adelante en las últimas horas, sino que “empezamos a conversar hace unos 40 días. Esto conlleva un montón de análisis desde lo familiar y lo político”.

“No estamos presentando un parche, sino un proyecto serio”

El candidato a gobernador por el frente Ser Fueguino dio su primera entrevista luego de más de tres años de retiro y aseguró que no presentará un proyecto “improvisado” ni tampoco un “parche”, sino una propuesta seria junto al equipo que lo acompaña. Dijo que las conversaciones comenzaron hace poco más de un mes, para integrar la ex alianza Cambiemos en la provincia, y su aspiración es “devolverle al radicalismo la posibilidad de ser una opción”, frente a la polarización de dos fuerzas con base justicialista.

Río Grande.- El radical Juan Felipe “Pipo” Rodríguez, candidato a gobernador por el frente Ser Fueguino, dio anoche su primera entrevista a un medio radial, luego de más de tres años de retiro de la actividad pública.

“Después de tanto tiempo sin contacto, es la primera entrevista que doy y pido disculpas a los medios que estuvieron llamando”, dijo por FM La Isla. “Pasaron más de tres años desde que uno dejó la actividad política, y había pensado para mi vida ser un ciudadano común. Luego se empezó con estas conversaciones y, después de analizar todo este gran desafío, decidí volver al ruedo político”, explicó de su repentino regreso.

“Cuando surgió todo esto, mucha gente pensaba hasta que no estaba más en la isla, pero en Tierra del Fuego vive mi familia, mis hijos, y tengo 30 años de dirigente político. Tomé una decisión que no era fácil, y la tomamos pensando en la estrategia también”, manifestó.

Aseguró que las conversaciones no se llevaron adelante en las últimas horas, sino que “empezamos a conversar hace unos 40 días. Esto conlleva un montón de análisis desde lo familiar y lo político. Había dos fórmulas instaladas y prácticamente parecía que era un ballotage en primera vuelta. Estas dos alternativas me sonaban a lo mismo, porque son dos fuerzas de un mismo partido con distintos matices, que hace cuatro años festejaban los triunfos en conjunto”, recordó.

“Me parecía que la ciudadanía no tenía opción y no surgía un candidato de esta fuerza política que se estaba formando, con dirigentes de distintos sectores. Tomé la decisión porque tengo trayectoria y experiencia política, para darle a la sociedad una tercera opción. Lo bueno que tenemos en Tierra del Fuego es que existe el ballotage y la gente no tiene la obligación de votar por uno o por otro”, indicó.

Para el candidato “hay mucha gente que piensa que no votaría ninguna de esas dos opciones –entre Melella y Bertone- y ahora hay una tercera. Hay mucha gente a favor, otra gente que me critica, pero no pueden decir que uno no ha estado comprometido seriamente representando a la gente, y siento que tengo la obligación como radical de devolverle al radicalismo la posibilidad de que haya una opción en las próximas elecciones”, remarcó.

“Yo soy ‘Pipo’ Rodríguez gracias al radicalismo, que me dio la oportunidad de nacer como dirigente, y la sociedad me dio la posibilidad de ser concejal y legislador. También mis pares me dieron la posibilidad durante de ocho años de presidir el Concejo Deliberante, y eso habla de una capacidad de consenso y acuerdo político. Después fui cuatro años vicepresidente de la Cámara y también había que acordar con otras fuerzas políticas”, destacó de su rol.

Admitió que “no voy a jugar una patriada donde sé que gano, sino que vengo a jugar una patriada donde sé que soy la tercera posición, pero creo que a un número importante de gente de Tierra del Fuego le hacía falta. Sé que estoy rodeado de dirigentes con valorable experiencia, donde el primer legislador es Federico Sciurano, que casi fue gobernador en la elección anterior. No estamos presentando un parche, sino un proyecto serio que va a ir a competir seriamente en las próximas elecciones”, garantizó.

Respecto de su compañero de fórmula, que hasta la semana pasada dijo que nadie lo había convocado a participar, destacó que Fernando Gliubich “es un excelente dirigente y estaba intentando presentar una fuerza política junto con otros empresarios y profesionales en la justicia, con la idea de implementar cambios y sentar bases de crecimiento cierto en Tierra del Fuego. Para mí fue una alegría que él aceptara y no es que se habló a último momento, sino que veníamos hablándolo hace tiempo, para presentar una alternativa seria”, afirmó.

“El proyecto que vamos a presentar no es improvisado, sino que habla seriamente de lo que necesita Tierra del Fuego, del crecimiento que necesita, del cambio en la manera de hacer política, de la construcción de consensos y diálogo. Para eso necesitamos no solamente del partido que va a gobernar sino del compromiso del resto de las fuerzas políticas que van a conformar el espacio de poder que se va a definir el 16 de junio”, planteó.

“Yo estuve fuera de los medios pero no fuera de la provincia. Obviamente viajé y disfruté tiempo con mis hijos y mis nietos, haciendo las cosas de cualquier ciudadano común, pero nunca alejado de la política. La política es un vicio como el cigarrillo, y uno deja de fumar hasta que agarra de nuevo el primero. Yo creo que esto no lo voy a dejar, tengo 68 años y no 35 como cuando arranqué, y mis objetivos tienen más que ver con dejarle a nuestros hijos y nietos la oportunidad de vivir en una provincia mejor y una ciudad mejor. Eso lo tenemos que hacer entre todos, no lo puede hacer una fuerza política ni un dirigente, y es lo que se necesita para toda la Argentina”, concluyó el candidato.