Breves
Díaz aseguró que “no está en el ánimo del Gobierno prohibir la circulación hacia el campo”, pero sí evitar los excesos.
Díaz aseguró que “no está en el ánimo del Gobierno prohibir la circulación hacia el campo”, pero sí evitar los excesos.

“No está en el ánimo del Gobierno prohibir la circulación hacia el campo”

Sorprendentemente el secretario de Enlace con las Fuerzas de Seguridad José Díaz, resistió a las complicaciones del COVID-19 y tras días de estar internado, incluso con Terapia de Oxígeno, se reincorporó a sus tareas y brindó un informe sobre aspectos de su área, especialmente sobre las medidas para la gente que vive en la zona rural. En ese sentido cuestionó “a la gente que quiere ir todos los días con su familia” para ir a ver su casa de fin de semana y que no han pedido “el permiso correspondiente”.   

Río Grande.- “Estuve muy complicado con el virus, estuve más de veinte días y gracias a Dios pude recuperarme bastante, si bien sigo en reposo todavía y me quedarán algunas secuelas por un tiempo, pero ya estoy en actividad tratando de acompañar a los vecinos que están complicados”, dijo José Manuel Díaz, Secretario de Enlace con las Fuerzas de Seguridad del Gobierno de la provincia en el programa ‘De la mejor manera’ que se emite por Radio Universidad 93.5 MHZ.

 

Medidas que rigen para los que viven en la zona rural

 

El funcionario provincial informó que la circulación de la Ruta Nacional N° 3 es restringida, “aunque hay gente que circula y van de picnic, si bien son pocos, pero por ahí perjudica a la gente que necesita ir a la zona rural y esto no está bien”, cuestionó.

Recordó que desde el inicio de la pandemia, las medidas fueron principalmente “tratar de restringir el tránsito por esa ruta, pero nunca tuvimos inconvenientes con los ganaderos, con los dueños de estancias; la verdad es que son ellos los que más respetan el protocolo y solo vienen a la ciudad a realizar distintos trámites –sean bancarios, médicos- y a aprovisionarse de mercaderías y no ha habido inconvenientes”.

En relación a las quejas de algunos vecinos por distintos canales y medios de comunicación, Díaz admitió que “ha habido quejas, pero son de gente que tienen casas de fin de semana y la verdad es nunca han pedido autorización para poder ir a verificar el estado de estas viviendas y otras personas se han excedido porque quieren ir todos los días y la verdad es que todos tenemos que hacer un sacrificio y evitar la circulación, especialmente porque sabemos que en la zona rural vive mayoritariamente gente grande, mayores de edad que son más propensos a contagiarse con el coronavirus”, apeló.

 

“Nunca estuvo en el ánimo del Gobierno prohibir el tránsito a los estancieros”

 

En ese sentido, el Secretario de Enlace con las Fuerzas de Seguridad observó que “si por un contacto de gente de la ciudad con la gente de campo produce un contagio, traerá consecuencias que uno no puede predecir” y recordó que “este fin de semana, con el conocimiento del rebrote del COVID-19 también en Ushuaia, se produjo una situación de incertidumbre –de un par de horas no más- porque se pensaba cortar el tránsito a la salida de Ushuaia y Tolhuin también estaba barajando no dejar ingresar gente de Ushuaia –dado que no tiene casos en este momento- pero nunca pasó por el ánimo del Gobierno de la provincia prohibir la circulación a los ganaderos, a los estancieros, que son los que tienen su domicilio en el campo y tienen el tránsito hacia Río Grande por distintos menesteres”.

Por otra parte y relacionado a los vecinos que tienen casas de fin de semanal José Díaz anticipó que “vamos a hacerle una visita porque sabemos que se viene la temporada estival y muchos van a querer ir a pasar esos días lindos y buenos para disfrutar, teniendo en cuenta que hay muchas casas y countries en el campo y por ese motivo vamos a tratar de limitar –no prohibir- la cantidad de vecinos que quieran realizar estas actividades bucólicas y ver el estado de sus viviendas”.

También reparó que toda regla tiene sus excepciones “y vamos a darle un plazo, cada 15 días, por ejemplo; ya que hay mucha gente que tiene corrales con animales y obviamente tiene que ver el estado en el que están”.

Agregó que “entendemos que dos veces por mes para estas personas que tienen casas de fin de semana, esto en tanto y en cuanto duren las restricciones que, ojalá Dios quiera, en un par de semanas esto cambie y podamos circular”, aventuró Díaz.

Sobre las críticas de estos vecinos, el funcionario provincial insistió en que “ni siquiera han pedido permiso para ir a ver sus casas y sabiendo que estamos viviendo una situación complicada que requiere de la solidaridad de todos y encima salen a criticar por las redes sociales, incluso poniendo fotos de asados con familias enteras y las familias que respetan a rajatabla el protocolo, se siente defraudada y con toda razón, porque se cometen excesos”.

Abundó en que “esa gente que hace meses no puede ir a su casa de campo y se entera que su vecino va todos los fines de semana, se junta con los amigos y hacen asado y un picnic, lógicamente que se va a sentir mal”.

 

“Tenemos que ser prudentes y respetar a los demás y a nosotros mismos”

 

José Díaz reflexionó en que “tenemos que ser prudentes, tenemos que ser considerados; así como mucha va a insistir para ir a su casa, otros ni siquiera han pedido los permisos pertinentes, por eso es muy compleja la situación”.

Finalmente aseguró que las visitas serán reguladas pero no prohibidas y admitió que hay gente que no ha podido a ir a verificar el estado de sus viviendas. Remarcó que “lo que no se puede hacer son picnics o asados con mucha gente. Nosotros tenemos, desde marzo a esta parte, el listado de toda la gente que ha ido a la zona rural y si hay una persona que no ha ido nunca y respeta el protocolo seguramente se la va a considerar y se le va a dar el permiso necesario para que pueda ir a ver el estado de su vivienda”, comprometió.

El contacto para que estas personas puedan pedir los permisos, son: 02964 608566 “y también atendemos al público en la IGJ que está ubicada en Vicente López y Buenos Aires”.